miércoles, 21 de marzo de 2007

La Ley respetando…

Acabo de enterarme de que está en pleno desarrollo el chiste más amargo que he oído en estos primeros años del tercer milenio. Un chiste institucional más macabro que el Seguro Social, más sangriento que las policías, más abominable que el sistema de “justicia”. Es en serio: el chiste del que vengo a hablarles supera esas lacras mencionadas porque pone al descubierto al padre de esas lacras.

A ver si lo disfrutan como yo sin necesidad de que se lo explique: en Venezuela está vigente una cosa llamada “Ley de simplificación de trámites administrativos”.

Si no le dio risa ni indignación entonces lárguese a leer cualquier columna complaciente y jalabolérica. Los párrafos que siguen no le interesan. Usted es, en el mejor de los casos, un imbécil distraído, un ignorante o alguien que no vive en Venezuela. En el peor de los casos, usted es un cómplice de esa desgracia en funciones llamada entes gubernamentales.


***


El Estado venezolano no funciona. La explicación a esta tragedia es sencilla, está a la vista, de cajón: en Venezuela sobrevive un Estado burgués, hecho a la medida para la clase empresarial que se sirvió de él, y para sus servidores en las instituciones: los adecos. Ese Estado les sirvió a todos ellos. Por lo tanto, no nos sirve a nosotros.

Los “camaradas revolucionarios”, en lugar de demoler esa mierda e intentar construir otra cosa más decente, vienen y lo remiendan a ver si funciona. La tal “Ley de simplificación” es algo así como una aceleración formal del adequismo: como la burocracia hace que el Estado vaya lento, entonces vengo yo y me invento una Ley para que ese mismo Estado en descomposición vaya más rápido. Para que en los hospitales públicos no lo maten a usted después de atormentarlo durante diez horas en una sala de espera infecta: ahora lo matarán en tres horas, o en minutos. Para que la “justicia” no tarde cinco años en culpar a su hijo asesinado por haberse dejado matar por un tombo, sino un par de semanas.


***


En Venezuela hay un Gobierno de izquierda, presto a abrirle las puertas a una Revolución. Pero el Estado en el cual se mueve es el mismo Estado burgués, perfeccionado por los adecos, que hizo imposible la construcción de un país decente en nuestro siglo 20 (no, no me da la gana de escribirlo en números romanos. De romano yo no tengo un coño, y ustedes tampoco).

Entre el funcionariato actual del Estado abundan el adeco de boina roja, el comunista de verdad-verdad y el ciudadano con buenas intenciones. Algunos de ellos quisieran hacer una Revolución. Algunos también deploran la existencia de normas y procedimientos que paralizan los proyectos, que empantanan las iniciativas, que aplastan cualquier intento de agilizar el funcionamiento del Estado. Pero éste está diseñado de tal manera que no se le pueda desafiar. Las instituciones gubernamentales deberían aprobar con agilidad los proyectos de los cuales la sociedad habría de beneficiarse. Pero esto es imposible, pues los adecos “organizaron” de tal manera las cosas que quien intente saltarse algunas reglas absurdas en seguida incurre en un delito de corrupción y malversación.

Va un ejemplo tomado de la vida misma.

Usted es ministro o jefe de un organismo cuya misión es difundir materiales periodísticos. En ese organismo hay una partida destinada a los “gastos de representación”, es decir, la que usted y su equipo de jefes utilizan para invitar a alguien a “almuerzos o reuniones de trabajo”, para caerse a palos o para pagarle a una puta. Nadie en el ministerio debe enterarse, pero si usted es lo suficientemente hábil el Estado puede pagarle varias putas al mes.

Hay también una partida destinada al traslado de los periodistas a su cargo, en caso de que todas las unidades de transporte estén ocupadas. Pero (oh, contrariedad) esta partida está agotada porque los periodistas gastan mucho en traslados. Usted, jefe consciente de la misión del ministerio a su cargo, sacrifica un almuerzo o una salida con la puta del próximo viernes, e intenta sacar algo de plata de la partida destinada a putas para que los periodistas puedan trasladarse. En el acto, como en un acto de magia, se encienden las luces de emergencia: ministro o jefe, usted no puede hacer eso, porque si lo hace está incurriendo en un acto de corrupción administrativa. En el lenguaje del Estado adeco, a las putas lo que es de las putas y a los traslados lo que es de los traslados.

Usted intenta apelar al sentido común y le dice a su administrador (un sujeto muy correcto, respetuoso y temeroso de la Ley): “Pero bueno chico, dale esos reales al periodista y yo te consigo una factura falsa que indique que me cogí una puta”.

Salta el administrador:


--Jefe, usted sabe que no puedo hacer eso. Eso es corrupción.

--Pero es que esta empresa es periodística, una Ley de cuatro décadas no puede estar por encima de las necesidades reales y actuales del ministerio y de los trabajadores.


Al final, váyalo sabiendo, el administrador tiene razón: si usted es alguien que respeta la Ley aténgase a ella. Caso contrario, usted puede ser investigado, perseguido, encarcelado y exhibido en los medios con esta leyenda: “Preso funcionario incurso en trajines de corrupción administrativa”. Piénselo bien: o se coge a su puta en paz o va preso. Bonito dilema.

Tiene otra opción: rebélese, convoque a los miles de funcionarios paralizados por ese sistema de leyes y actúe al margen.

¿Qué cree usted que hizo Chávez al crear las Misiones? ¿Usted todavía cree que fue legal eso de crear sistemitas urgentes de salud y de educación, ante el colapso de los sistemas de educación y de salud formales? ¿Cómo coño poner a funcionar algo en este país, como no sea creando un Estado paralelo o actuando al margen?


***


A mí me dan lástima los compatriotas y camaradas chavistas que todavía piensan, a estas alturas, que se puede hacer una Revolución sobre las bases de un Estado adeco que no está liquidado sino más vivo que el carajo.

Las leyes deben adaptarse al ciudadano o desaparecer.

No combatas al burócrata: combate a la burocracia. El burócrata sólo repite y reproduce aquello para lo cual fue programado. El coñoemadre que te hace esperar dos meses por un cheque que debió salir ayer es víctima del mismo Estado que tú: si ese pobre pendejo agiliza las cosas se pone al margen de la Ley, y nadie quiere ir preso por facilitarle la vida a un pensionado.

Dicen que nada amarra más fuerte que una yunta de bueyes. Es falso: la obediencia ciega a ciertas leyes esclaviza más que un cabello de mujer y que la cuchara entera sin afeitar.

17 comentarios:

TuescoÑetao dijo...

Compañero usted esta con quien?? Esta bien enfrentarse a los ""adecos de boina roja"" pero no se si decir que el gobierno no tiene salvación es muy revolucionario que se diga......
Lo invito a que se defina camarada... Digo si usted se siente camarada.... porque aqui eso no queda claro.

RomRod dijo...

el chavismo tiene la oportunidad de modificar ese montón de leyes y fomentar la agilidad en la burocracia estatal, por eso es que yo abogo por un Estado más pequeño y eficiente. Pero ni siquiera con la asamblea nacional completa a su favor lo pueden hacer y tienen que recurrir a un petite comité para escribir leyes y aprobarlas sin tanta discutidera. Porque lo del parlamentarismo de calle parece que es bonito pero también lento. Yo si creo que Chávez hizo bien en saltarse las talanqueras burocráticas para crear las misiones, pero también creo que debe hacerlo de manera transparente, con las cuentas claras y sujetas a eso que llaman contraloría social, lo que sea que eso signifique en la práctica. Un dilema pues.

Y con respecto al Estado para servir al empresariado corrompido, pues muy cierto. Al empresariado honesto y creativo le es muy dificil contratar con el Estado, nada más échale un vistazo a la cantidad de papeles que te piden para que veas que es bien cuesta arriba... claro siempre hay un vivo que te ofrece "simplificarte todo" por un módico precio. Que cagada.

Anónimo dijo...

Chamo si no le meto un plomo al burocrata, ¿cómo combato la burocracia?

JRD dijo...

Tuescoñetao: lo que dije está muy claro y no creo que poniéndome etiquetas prefabricadas les va a quedar claro a los demás si soy "escuálido" o "chavista". Total, para la derecha soy comunista, y para los pendejos que creen que disfrazándose con una boina roja son revolucionarios, soy peligroso por ambiguo. Así que decida usted en qué bando me pone, y si después de hacer ese ejercicio decide que soy su enemigo y que le debo algo, pues venga y cóbremelo. En esa mamagüevada (cacheteando supercobradores) me he pasado toda la vida.

RomRod. Decir "empresariado honesto y creativo" es como decir "Inteligencia Militar": esa verga no existe. Con lo demás estoy de acuerdo. Aunque con algunas reservas con eso de "Estado pequeño y eficiente.

Anónimo, 2:50 pm: matar a un burócrata es una salida instrumental: un tiro o una puñalá y listo. Si tienes uno en la mira deberías proceder. Matar la burocracia requiere una labor de inteligencia y es una tarea de muchos años. Esta es la más difícil y la más sabrosa. Pero no niega a la otra.

Rob dijo...

Sin quitarte razón en lo que dices, no creo que la burocracia de mierda que nos mata sea totalmente culpa de los adecos.

Aunque respeto tus opiniones, precisamente porque argumentas tus vainas con pelos y señales y sin pararle bolas a que te etiqueten, a veces me parece que caes en la misma costumbre de muchos otros “camaradas” de culpar de TODO lo malo a los adecos, y antes que ellos a los españoles que nos colonizaron, etc. Si cae un meteorito en la Cotamil es culpa de los adecos, si a Chávez le da una alergia en la planta del pie izquierda (jamás el derecho) es culpa de los adecos y los 40 años…. etc.

No, ni de vaina los defiendo, que yo sé lo plasta de mierda que son, pero como he mencionado en otros posts, ésta Revolución y este gobierno ya tienen 8 años, y yo noto las vainas (refiriéndome sólo al plano burocrático) muchísimo más jodidas. Cero mejoras, cero coño, sólo “brincan las talanqueras” burocráticas cuando se trata de cosas que les convienen (por ejm: las misiones).

El punto es, que eso que llaman la “cultura latina” tiene mucho que ver. Somos mediocres, nos guste o no, así de sencillo. Si soy un funcionario público (aunque aplica también a las empresas privadas) y me paso todos los días rascándome las bolas en el trabajo, haciendo una que otra vaina para “meter el paro” de que trabajo e igual me pagan 15 y ultimo como si me hubiese roto el lomo, pues entonces que viva la comodidad, que solo los pendejos trabajan.

Y si alguien en verdad necesita algo que depende de mí, pues que se baje de la mula ¿Qué coño se cree? ¿Que voy a dejar de rascarme las bolas una mañana para hacer mi trabajo de “a gratis”? No compa, no es así. Perdí la cuenta de todas las veces que me dijeron: “mira chamo, ese trámite que tu quieres (licencia, pasaporte, las 2 veces que me remolcaron el carro, etc, etc, etc) se tarda X días… pero si me pasas alguito te lo tengo pa’mañana”.

Esa “viveza”, esa cultura de la matraca para agilizar los trámites tan arraigada por esos lares…. son también factores de peso que aceitan esa “corrupta maquinaria adeca” que mencionas y que nos quedó como legado de los 40 años, pero que en estos 8 años no he visto ni una sola propuesta coherente para combatir esos factores que alimentan al sistema podrido. Y tienes toda la razón del mundo, la “Ley de simplificación de trámites administrativos” provoca una mezcla de sentimientos: por un lado cagarme de risa, y por el otro salir corriendo a la calle y caerle a coñazos al primer “funcionario público” que se me atraviese.

El estado, gobierno o como lo quieran llamar debe comenzar a trabajar y dejar de hacerse los locos, y los “camaradas” comenzar a criticar las vainas con criterio y no creer ciegamente que todo lo que hace este gobierno es maravilloso.

Para terminar, dejo como ejemplo, dejo un link de aporrea (http://www.aporrea.org/actualidad/a30198.html) de un articulo viejo, pero que indirectamente viene a colación: el sistema para obtener el pasaporte es UNA GRANDISIMA MIERDA y mucha gente dentro y fuera de la ONIDEX se está haciendo rica a punta de matraca y “conseguir citas para el pasaporte”, pero claro si lo digo yo que soy escuálido es mojón. Pero, oh sorpresa!, la persona que escribió el articulo solo tomo conciencia del nido de burocracia que es la ONIDEX cuando su hijo no pudo sacarse el pasaporte, antes de eso todo eran críticas infundadas de sectores que quieren desestabilizar. No me jodan.

Saludos.

hilda dijo...

Pregunto: Quiénes tienen dinero para pagar la matraca? Aquí en Maracaibo llegaron a pagar por el pasaporte, cuando el trámite no era vía electrónica, hasta 800 mil bolos, disque por necesidad porque era de vida o muerte viajar o porque el negocio en Miami o no se donde se les iba a joder, etc. Luego quedaron frios,sin retirar, alrededor de 60 mil pasaportes. Esto, por supuesto, no justifica que sacarse un pasaporte deba ser una tortura para los viajeros, pero hablando de corrupción; pareciera que quien tiene el dinerito y la disposición para pagar la "coima" o dejarse "matracar", tiene su cuota de responsabilidad en el asunto burocratismo-corrupción quedando atrapados en esa "cultura" de la matraca, que sin duda tiene su sello adeco y habría que ser bastante ignorante de la historia contemporánea para negarlo. Entonces; podemos ver el asunto desde el funcionario que se "rasca las bolas" y sólo se las deja de rascar para recibir el "dinerito de la coima" y decir que la culpa de esta piquiña en la bolas del empleado público es del gobierno (que no es igual que del Estado), es simple, no? Commplejizando más el asunto, creo que hay que incluir en este peo al ciudadano que no se resiste a pagar para que el funcionario se saque las manos de las bolas. Aquí en el Zulia la gente paga para que los concesionarios de carros le entreguen el vehículo que quieren comprar en menos de tres meses, porque; qué angustia andar sin carro! No? Uno puede convenir que la culpa de toda esta distorsión no la tienen los adecos,supongamos. Porque hay adecos serios. Como el de Zaraza. Pero es indudable que la cultura de corrupción del adecaje persiste y hay ciudadanos que la mantienen porque se hacen partícipes de esa cultura, por las razones que ellos quieran que no vienen al caso. Para estos ciudadanos y para los que se rascan las bolas hace falta una revolución cultural, cerebral o como la quieran llamar y está por darse, para eso por acá por el Zulia nos estamos moviendo como peso pluma. Sustituyendo la critica melindrosa, intelectualoide e ineficiente, por la reflexión, la problematización y la particiapción. Humildemente creo que hablando de burcratismo y corrupción; la culpa no la tiene el que se "rasca las bolas" sino quien le da el garrote.

Rob dijo...

Precisamente, hace falta una revolución cultural, cerebral o como la quieran llamar. Por ahi van los tiros.

En mi opinion, es parte de la cultura latina... preguntale a un mexicano por ejemplo y veras que sus problemas no son tan diferentes a los nuestros(seguro diran que la culpa de la burocracia alla es del PRI, cosa que no es del todo cierta, ya me voy a explicar...).

En Latinoamerica en general somos "frescos", somos de pinga, vivivimos las 24 horas con una mentalidad de:
"la vida es una sola, vamos a joder ¿que hay un hueco en la calle? bueno, yo no me voy a poner a llorar por eso... debe ser trabajo de alguien más arreglar ese tipo de cosas... yo como que me compro unas birras y lanzo a la playita... que la vida es corta y hay que gozala".

No puedo decir que TODO el mundo piensa asi, pero si mucha, mucha, mucha, muuuuucha gente... y eso para mi es mediocridad. Resignarse a vivir en una ciudad llena de huecos (por decir algo) y tomarmelo de lo más normal, simplemente resignarme porque "la vaina podria estar peor, y mientras pueda salir los viernes por la noche con el culito y/o los panas todo esta fino". Y esa mediocridad tan arraigada (o conformismo o "no me voy a dar mala vida por mariqueras" si prefieren llamarla de otra forma) se traslada directamente a los puestos de trabajo... y bingo! mediocridad + maquinaria adeca = burocracia del siglo 21.

Si, yo tambien sigo esperando esa revolución cultural o cerebral del siglo 21.

Salvador dijo...

José Roberto, saludos, pana. Me gustaría ponerme en contacto contigo para un proyecto que tengo en mente. Creo que tienes mi correo.
Un abrazo

Ruben V. dijo...

Bueno JRD queria decirte que en Colombia andamos felicez por el cuento de que la guerrilla quiere que Chavez lo reconozca. Es obvio que Chavez los va a reconocer como una lucha humilde contra una burocracia corrupta. Esperemos que los reconozca tanto como para recibirlos alla en la Venezuela que se estan destruyendo los del sombrerito rojo.

Quiero proponer una idea. Desde Colombia les mandamos a todos los mamertos de izquierda que quieren vivir del gobierno. Y desde Venezuela nos mandan a los educados que quieren conseguir trabajo para vivir. Le suena? Me cuenta y empezamos a hacer los tramites, en 20 anos veremos que pais es mejor. Colombia sera como Puerto Rico y Venezuela como Cuba.

En fin, quiero mucho a Venezuela y a los venezolanos; pero me molesta que unos cuantos mamertos de sombrerito rojo esten danando a esa hermosa patria.

Saludos

JRD dijo...

Salvador. A lo mejor tengo tu correo pero no sé quién eres. Tu perfil de Blogger no está disponible. Escribe a mi correo o dame más señas.

JRD dijo...

Rubén V. Sí, seguramente los Gobiernos de tu país harán posible que Colombia tenga el mismo estatus de Puerto Rico: un Estado "libre" asociado, una formalización del colonialismo y la esclavitud.
En cuanto a lo de "mamertos", si estás sigiriendo que todos los honmgres de izquierda lo somos, y que queremos vivir del Gobierno, puedes ir a restregarle ese epíteto a la grandísima puta madre que te abortó, con el perdón de las putas.

Si al final de la guerra fratricida de Colombia; si al final del exterminio masivo y selectivo de colombianos que están perpetrando la oligarquía criminal y "educada", el ejército genocida y los paramilitares de tu país (es decir, la derecha en pleno) sólo van a quedar vivos los cobardes de mierda como tú, que no conocen la materia sobre la cual se está debatiendo y ni siquiera dan su verdadero nombre para debatir, entonces tienes razón: Colombia no dejará nunca de ser una colonia. Me quedo con mis comunistas y con los de tu país, que al menos entienden qué cosa significa dignidad.

hilda dijo...

Rob... No sigais esperando mueve ese culo y ponte a participar para que la realidad social se transforme para mejor...Y para que tengais una noción de cómo se bate el cobre, en vez de estar especulando desde lo que miras en los medios y la paja que hablas en este blog.

Y al pajuo del colombiano que se vaya a freir monos...Y que me disculpen los monos

Lorenzo dijo...

Ah, las maravillas del estatismo!

Ahora que se dieron de cuenta que los adecos poco tenian de liberales, y que el Estado, mas que para resolver necesidades, lo que sirve es para crearlas...

P.E.: Yo no necesitaria un pasaporte si no hubiera un carajo (vestido de uniforme) en cada aeropuerto del mundo a pedirmelo y a meterme en chirona cuando no se lo muestro sellado como es debido.

Tal vez algun dia lleguen a darse de cuenta que la multiplicidad de empresarios y el libre mercado de los cuales despotricas a diario porque sus intereses son egoistas (y quien lo niega!), tienen ventajas innegables, entre las cuales esta la eficiencia y la facultad de elegir.

JRD dijo...

Lorenzo. Bonita opción nos plantea el liberalismo: la "facultad de elegir" qué empresario hijo de puta va a esclavizarme. Me recuerda un chiste que escuché en la campaña electoral: Rosales se parece a la universidad Santa María, tiene muchas facultades pero ninguna sirve pa un coño.

En cuanto los adecos, nadie "acaba de descubrir" que no tenían nada de liberales. Lo que cada vez está más claro es que los empresarios y la derecha en pleno tampoco sobrevivirían diez minutos sin un Estado que los proteja y les dé facilidades para explotar la fuerza de trabajo de las masas necesitadas.

Lorenzo dijo...

Que empresario "hijo e puta" te vende lo que deseas o necesitas, querras decir...

Llamalo explotacion si te parece, pero al menos reconoce que si existe mas de uno ofreciendo la misma cosa, esta se reduce al minimo posible, con la maxima eficiencia posible.

La experiencia nos ha mostrado todo lo contrario, acerca de quien no sobrevive diez minutos. Es el estado "socialista" el que no sobrevive diez minutos sin la presencia de varios millares de tombos y soplones. Y a lo que no sobrevive es a la gente, haciendo mas o menos lo que les viene en gana...

JRD dijo...

Lorenzo. El empresariado tampoco sobrevive sin un Estado corrompido que le resguarde sus privilegios. La gente haciendo lo que le da la gana es una amenaza para los empresarios, que necesita desesperadamente gente dócil que les obedezcan. Vuelvo a poner en la mesa el 27 de febrero de 1989: la gente se lanzó a hacer lo que le dio la gana, los empresarios entraron en pánico y el Estado cómplice asesinó a la gente. Por hacer lo que le dio la gana.
No quieras engañarme, Lorenzo. No existen tus "liberales" sin Estado putrefacto.

yabrina dijo...

seguro a esto le cabe la frasesita esa de "desmontar el estado" yo te aviso lo que hay que hacer es implotarlo y construir uno nuevo empezando por el poder judicial porque eso de "desmontarlo" me suena a desarmarlo y volverlo a armar pero en otro sitio y en un orden distinto ya quisiera yo que chavez montara un mision justicia para competir con la fiscalia seria minimo divertido seguro que esta ley que mencionas fue planteada por un burocrata de "arta" arcunia
y seguro ya tiene lista las marramusias que burlaran dicha ley