domingo, 1 de abril de 2007

Lapi y la "justicia"

Cuando yo leo o escucho "Lapi" mi cerebro activa cierto mecanismo de alarma y me hace entender, casi como un sentimiento autogenerado, qué cosa es la injusticia, qué cosa es la impunidad, qué cosa es el asco.
Con la zeta al final, el fonema debería remitirme a la niñez debido a la evocación de los Mongol. Pero ya no hay remedio. Lapi me trae a la memoria un caso de asesinatos en serie, el increíble retorcimiento judicial que permitió que sus asesinos (incluyendo a Lapi, autor intelectual de los mismos) quedaran impunes, y la absolución "moral" de la cual gozó gracias a un compadre suyo y al poder de los medios.
Hacia 1998 transmitían por televisión (por su Erre-Ce-Te-Ve) un programa llamado "Justicia Para Todos", una farsa mediática (reality show, lo llaman, con la esperanza de que suene más elegante) consistente en que dos personas o bandos en pugna simulaban ante las pantallas un juicio oral como los que uno ve en algunas series gringas. Por lo general eran gente del común, muy pobre la mayoría, que al desnudar sus miserias en pantalla frente al seudojuez, un bobo alegre llamado Julio Borges, desnudaba también la miseria de un gentío con problemas similares o meras ansias de verle el hueso a los demás. En el momento más esperado del programa, el Borges vejaba y le gritaba repetidamente "¡Usted se calla!" a la persona que se le iba antojando culpable.
Un espectáculo grotesco. Pobre contra pobre; un pobre salía de allí inculpado, un pobre salía airoso pero señalado y el super juez Julio Borges salía con una imagen pública de héroe de embuste, y también con la cuota inicial del nombre de un partido político. Primero Justicia se construyó sobre el trámite de la destrucción moral de docenas de ciudadanos.

***

Un día la cosa prometía cambiar porque ya no se trataba de un caso de pobre contra pobre, sino de un puñado de madres adoloridas contra el entonces gobernador de Yaracuy, Eduardo Lapi, mafioso de mierda y asesino en serie. El caso a ser ventilado en el programa era real y doloroso: las múltiples ejecuciones judiciales (asesinatos, ajusticiamientos sumarios, fusilamientos) en contra de varios jóvenes a quienes la policía del estado etiquetó como delincuentes y condenó a muerte sin fórmula de juicio. Porque todas las policías son así: criminales, brutales, inhumanas. Una de aquellas viejas, destrozada por el asesinato de sus dos hijos, me contó después, allá en El Nacional, la tremenda impresión que le produjo el ver a dos metros de sus narices, en la antesala del set de RCTV (tremendo canal, ojalá que no lo cierren) , como el asesino Lapi y el "juez" Borges se unían en profundo y fraternal abrazo. Los tipos se conocían de antes o de atrás, habían estudiado juntos. La escena estaba servida para el "Justicia Para Todos". Para todos los poderosos hijos de la gran puta de este país.
Ni falta hace recordar el curso del programa: el "¡Usted se calla!" no era para el acusado sino para las madres acusadoras. Al final quedó claro qué entiende la derecha por "Justicia": las acusadas fueron las madres por atreverse a acusar a semejante hombre probo, y quien quedó absuelto por el inmenso poder de los medios fue Lapi. Ni modo: si dicho coñoesumadre fue absuelto por la justicia formal no cabía esperar otra cosa de una justicia de utilería made in RCTV. Lapi Lapi Lapi: cero. Otro tierno juego de palabras infantil que ahora asocio con ideas de repulsión, por culpa de este par de mamagüevos que pretenden todavía controlar las instituciones del Estado.

***

Lapi ha sido ayudado a salir de la cárcel por el mismo sistema de justicia que lo absolvió en la vida real. Este país sigue lleno de las mismas policías corruptas, los mismos seudojueces, los mismos seudoperiodistas que ahora celebran la fuga de este criminal como un logro de las "fuerzas democráticas". Aquí huele a Revolución, pero ese olor todavía viene de lejos.
Cada vez va siendo más necesaria la activación de la Misión Boves. Estén pendientes, que esa va. Este sistema hay que derribarlo, o al menos depurar sus ruinas si es que vamos a construir otro. Barrer la podredumbre que nos legó el Estado burgués, y contra la cual no podremos hacer una Revolución, y ni siquiera un Gobierno decente, si seguimos respetando las leyes de aquel Estado.
Somos y seremos chavistas hasta la muerte. Pero antes de que esta tenga lugar hay unas tareas pendientes por cumplir. Ya tendrán noticias.

9 comentarios:

steppenwolf dijo...

Bah, pero como duele que se escape... no? yo podría escribir acá que a Lapi le violaron todos sus derechos formales, que tenia 10 meses preso sin siquiera haber iniciado un juicio, sin audiencia preliminar, cuando en Venezuela esta consagrado el debido proceso y el derecho a ser juzgado en libertad, pero que coños eso para vos será un leguleyismo no? una simple reminiscencia de las formalidades del estado burgués?

JRD dijo...

Sí, duele que un asesino se haya escapado.
Sí, toda esa mierda que mencionas es un leguleyismo burgués, el recurso favorito de los güevones a quienes les parece de pinga que haya leyes hechas a la medida para los poderosos.
A Lapi hay que meterle cadena perpetua por comerse la luz roja de un semáforo, por mirar más de cinco segundos a una mujer, por respirar más veces por minuto que cualquier otro mortal. Hay que encarcelarlo bajo el argumento "legal" que sea. Al final lo que hay que cobrarle son los muertos. Me cago en todas las leyes que le dan la razón a Lapi.

Qué arrecho, estos coños que no pueden moverse sin andar citando leyes y procedimientos son los que dicen que aman la libertad. Qué-a-rre-cho. Así de jodidos estamos.

RomRod dijo...

dicen los expertos que las leyes las hacen para proteger a los inocentes, aunque en el camino se favorezcan unos cuantos culpables. Me recuerda el caso de Al Capone que con todo lo asesino que fue nunca le pudieron probar nada y lo metieron preso fue por evasión de impuestos. Con Lapi supongo que es lo mismo, lo que impresiona es que si de verdad tiene responsabilidad directa en los asesinatos cometidos por su policía, el sistema judicial que tenemos sea incapaz de procurar pruebas y sea incapaz de condenarlo de manera expedita y tengamos este tipo de distorsiones.

yabrina dijo...

coño cuanto ansio la llegada de esa mision boves nojoda para ver caer a unos cuantos hijos su puta madre y lo cierto es que si el gobierno no la pone en accion sera poco el tiempo en el que el pueblo la implemente por que tanta impunidad me esta cansando como se que a muchos les pasa lo mismo señores el pueblo pronto le volvera a dar a una leccion a estos seudo lideres porque chavez y el pueblo estan en sintonia lo del medio son piedras en el camino solo sirve para ser mas lento el camino
roberto me tenias sumida en una busqueda enorme como la cancion de mecano "te busque" despues de la casa del perro que bueno leerte de nuevo

JRD dijo...

Yabrina. La Misión Boves no puede activarla el Gobierno porque enseguida quedaría convertida en "Misión Juan Germán Roscio" o cualquier marico de esos disfrazados de revolucionarios. Nos toca a nosotros ponerla a caminar. Mejor dicho, ya está rodando. La verás. Juro que la verás.

yabrina dijo...

jajaja tienes toda la razon roberto y yo se que ese juramento no es en vano
seguro que cuando esa mision se active mucho seremos los que nos sumemos a ella

andreína dijo...

Disculpen mi ignorancia, no sin antes refrendar todas las dignas hijoeputeadas a gente como lapi y agrego a ortega, porque la verdad que hay que estar en un estado alterado de conciencia bien mollejuo para producir medio argumento a favor de estos tipos, necesito que me expliquen:¿De qué se trata la misión Boves?,por favor...

JRD dijo...

Ya te enterarás, Andreína, ya la verás clarita y sin que te al expliquen.

Nina dijo...

Sigue la lista, Ortega, Lapi y falta Manuitt, que es otra basura. Tampoco sé de la Misión Boves, pero me imagino por dónde va la cosa. Que no quede piedra sobre piedra.