viernes, 29 de junio de 2007

El show de Echeverría

Ayer se hizo entrega de los premios de periodismo Aníbal Nazoa en la sala José Félix Ribas del teatro Teresa Carreño. Uno de los premiados fue William Echeverría, quien al ser llamado para que recibiera su galardón leyó un comunicado publicado antes por unos periodistas organizados. Hizo un llamado a la reconciliación y un minuto después ejecutó la parte final de un show con el cual es imposible reconciliarse desde la honestidad: anunció que no aceptaba el premio porque el Gobierno cerró RCTV, que eso divide a la historia en antes y después y ese etcétera que ustedes conocen.
El Cabildo Metropolitano, entidad otorgante del premio, le cedió los micrófonos durante varios minutos (privilegio que no tuvo ningún otro premiado o condecorado: aquí no hay libertad de expresión, sólo el antichavismo tiene derecho a expresarse) y, lo mismo que los estudiantes estrella en la Asamblea Nacional y la Rice en la Asamblea de la OEA, Echeverría leyó lo que iba a leer, se cagó en el premio que ya había aceptado cuando se le notificó; se cagó en el jurado que reconoció cualidades en su trabajo; se cagó en su propia inteligencia al repetir estupideces mil veces dichas en lugar de decir algo creativo, nuevo o al menos ingenioso; se cagó en la presencia de la viuda de Aníbal Nazoa, y se marchó del lugar, seguido de las cámaras de Globovisión que llevó hasta allá sólo para que grabara su performance.
Cuando iba saliendo del recinto me le puse al lado, porque el público comenzó a pitarlo y a gritarle en fuerte tono e idioma su opinión, y yo quise estar cerca por dos motivos: para evitar que a alguien se le explotaran las cotufas en el cerebro y quisiera agredirlo, y para evitar, al mismo tiempo, que este periodista lograra su cometido completo: que le dieran un coñazo para acusar al Gobierno de genocidio. Creo que fue la misma motivación que llevó a Vanessa Davies a hacer lo propio.
Reacciones automáticas: unos compas chavistas me han recriminado el que yo ahora sea “escolta de golpistas”, y el Nelson Bocaranda insinuó que yo estaba acompañando al Echeverría para insultarlo y no para protegerlo. Si yo le rindiera cuentas a alguien o a algo que no fuera mi propia conciencia estaría taaaan confundido...

***

La gente le gritó, sí; lo llamaron sucio, vendido, lacayo de Ravell. En un momento de la lectura de su carta, asomó que estaba indignado con lo que la gente le decía desde las sillas. Esa es otra característica de la libertad de expresión: sólo el periodista tiene derecho a decir sus opiniones, la gente común, si es chavista, tiene que callarse la jeta. La libertad de expresión es un asunto que sólo pueden ejercer las estrellas de Globovisión y las personas que este canal haya ungido como "gente del pueblo". Marcel Granier, por ejemplo.

***

La reacción del cabildo Metropolitano y de algunas altas personalidades del chavismo tuvo varios matices. Uno de ellos, comprensible, fue la confusión: lo que hizo Echeverría fue romper el protocolo y eso del boato es muy caro a quienes trabajan en órganos de poder. Eso justifica la reacción de alguno de ellos: "Echeverría ha irrespetado la majestad de esta institución", vaina que casi logra que me solidarice con el tipo, pues fue exactamente el mismo argumento con el cual unas funcionarias de la Cancillería se fueron en vómito al escucharme ladrar en la ínclita Casa Amarilla. Sí, esa edificación venerable, donde Cipriano Castro se cansó de sodomizar carajitas pero donde es un irrespeto decir "el coño de tu madre".
Muchos compas siguen creyendo que el conservadurismo se combate con santurronería, que las ideas retrógradas pueden vencerse a punta de pacatería.

***

Echeverría estuvo y permaneció en su derecho al utilizar ese espacio para exponer unas ideas en forma de protesta. Lo inaceptable son el show y el engaño: el tipo pudo haberle dicho por teléfono a los organizadores que no aceptaba el premio (tres veces lo llamaron, igual que a todos los galardonados; tres veces dijo que sí aceptaba el premio) y después leer los motivos en su programa de Globovisión, pero era más "rentable" como estrategia efectista, ir a leer unas vainas en el acto de premiación con la esperanza de que alguien le metiera la patada por el culo que muchos pensamos meterle en algún momento.

***

Ah, y en el mismo acto me dieron el premio Aníbal Nazoa, mención Opinión: agradecido estoy. Un pana estaba interesado en saber cómo es eso de que me asquean las instituciones del Estado burgués, llenas de burócratas, pero sin embargo acepto el premio, y le respondí lo siguiente:

  • Si una vez en la vida una institución llena de burgueses y burócratas lleva a cabo un acto de justicia, hay que reconocérselo. En este caso en particular, un jurado designado por esa institución llena de burgueses y burócratas que es el Cabildo Metropolitano tuvo un acierto histórico: premiar al mejor articulista de opinión de este país, a uno de sus mejores escritores y periodistas. Al más aguerrido, al más inteligente, al más honesto, al de verbo más claro y lacerante, al más humilde y modesto; al de las ideas irrebatibles e implacables, por revolucionarias; a uno de los pocos chavistas, si acaso no el único, capaz de indicarles públicamente a Chávez y a sus ministros y jalabolas cercanos cuándo y cómo se equivocan; al único que no dice una verga en los e-mails privados y otra en las declaraciones o escritos públicos. El premio Aníbal Nazoa de este año, en su categoría Opinión, es un homenaje a la honestidad. Que me premien a mí por esta vez es un acto tan notable y trascendental que eclipsa el hecho de que se haya premiado antes y se premie después a una parranda de jalabolas, miedosos y cuidadores de los tornillos que los mantienen pegados a sus cargos y a sus privilegios políticos y clasistas. El premio Aníbal Nazoa podrá otorgárseles en el futuro a todos los periodistas corruptos de derecha, chavistas o no, pero ya salvó su honor y su trayectoria porque el nombre del Duque aparece en su lista de homenajeados. Además, el premio en metálico es de cinco millones de bolívares y yo necesito esos reales. Mucho. Si no me los daban a mí seguramente se los iba a robar algún burócrata.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece excelente lo que hizo el periodista de negarse a aceptar ese premio de los tarifados chavistoides, y que gran cosa con el protocolo, si el mamarracho mayor hizo lo propio en el 99 cuando para desgracia de Venezuela se coronaba Presidente.

RIL dijo...

Qué vaina tan buena ese último párrafo. Así es mi pana, duro y sin falsas modestias. Felicitaciones por ese premio que se lo tiene bien merecido.

Por cierto, por allí salió publicado un artículo en Aporrea escrito por un tipo que dice que hay que "escarmentarte".

Cuánto conservadurismo hay en las filas del chavismo.

Rodolfo dijo...

jajajjjajaj, eso es lo que se llama un buen masaje de ego. ;-) Felicitaciones.

De lo de Echeverria, pues no se aun no he leído exactamente lo que dijo. Pero me parece más honesto aunque haya show incluído decir las cosas en el sitio que es y no escondidito, atrincherado en un canal de tv ¿que le podían dar una patada en el culo? Bueno eso solo habla de los que dan la patada no de quien la recibe.

Confieso que a mi más que tus articulos de opinión me gustan tus crónicas y relatos por urbanos, descarnados y con "un sabor" en la escritura que uno no consigue en cualquier lado. ¿así que pa cuando?

yabrina dijo...

hola duque tiempo sin escribirle (pero no sin leerle)ahora estoy mas arrecha de lo que estaba por lo de echeverria sabe porque? donde coño apareció que ud fue galardonado con este premio y no solo ud. sino todos los demás que le acompañaron es que acaso el echeverria tenia derecho exclusivo para ser promocionado o sera porque la cago y eso es mas meritorio.
mis mas sincera felicitaciones por el muy merecido premio y lamento que su aceptación del premio fuera mediaticamente desplazada por el rechazo de echeverria
es cierto lo que comenta ril alla arriba un tal "arria" o sera Aria escribio una porqueria sobre ud. yo se que a ud eso le resbala pero se lo comento no por la mariqueras que dijo de ud sino que destilo el desprecio que se le tiene a las personas que no culminamos estudios o nunca los emprendimos y el desprecios es adentro y afuera
por ultimo yo me pregunto.
es que acaso las personas que ejercen el oficio de comunicar son algo superior a resto de los mortales , porque no he visto todavía a una ama de casa ser premiada por algún ente cualquiera a no ser por las sonrisas diarias de su hijos
de nuevo duque felicitaciones por su premio que se lo a ganado letra por letra sin tener que guardar su dignidad

Reindertot dijo...

Me debes un libro gratis y con al menos un insulto escrito. Con ese "premio burgués" ahora dicho libro tendrá mas valor dentro de unos años.

jejejeje.

Avisa coño, ya que estamos cerca, y te llevo lo que cueste el libro pues, mas un bono por tu galardonada firma.

PD: Excelente el "sincericidio" de los 5 millones.

andreína dijo...

Lo que hizo Echeverría, por lo menos es coherente con sus maneras de ver las vainas. Lo incoherente es que el cabildo metropolitano premie a un periodista que no tiene nada en la bola. Quien vea un programa de él se preguntará: ¿Y a este coño como por qué verga lo premiaron?

Kira dijo...

¡Duque, felicitaciones muchísimas! A Aníbal le hubiera encantado seguro que hubieras recibido un premio consu nombre. Salud.

Y bueno lo de Echeverría ...en fin. Está en su derecho de hacer su show. Cómo no. Pero de show en show no llegaremos a ningún lado. Me pareció muy gracioso que te le pusieras de guardaespaldas jajajaja. Que buena vaina. Estas son las historias que aderezan la historia.

David Luna dijo...

Claro que hay libertad de expresión, solo si no saben que se va a decir. Es una mentira decir que hay libertad de expresión por que Echeverria dijo lo que dijo, lo dijo por que no sabían que era lo que les iba a decir, sino no lo dejan hablar. De eso estoy seguro. De todas maneras felicitaciones por tu premio y éxito...

Anónimo dijo...

Pana, sugerencia de qué hacer con parte de esos reales: Cómprese una cámara nueva. Como la del presidente del celarg, pero más barata, pa que te sobre.
Felicitaciones por el premio.


Gustavo Mérida.

Alexis no vive dijo...

Valiente William de meterse en medio de esa jauria de lobos, y de focas.

Anónimo dijo...

Felicitaciones, Duque.

Por lo menos, ese cabildo es más honesto que la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, destinada a premiar periodistas amantes de la masturbación.

Saludos desde Argentina,
Felipe

Anónimo dijo...

Duque:
Te vi en el foro del Celarg y aplaudí muy hondo todas las reacciones que tus palabras despertaron en el resto de los miembros de la mesa y también en varias de las intervenciones de cierre que fueron superiores, a los propios invitados.

El párrafo de cierre de este post me ha hecho erizar y reir también. Enhorabuena por el mérito de saberte honrado desde ti y por el resto.

Un abrazo,

GP dijo...

Saludos, Jose Roberto, me enteré hace poco de este nuevo blog. ¡Y yo que seguía esperando el regreso de la casa del perro!

Bueno, mi comentario es breve, y lo motiva el que seguí los vínculos hasta aporrea.org, y al artículo que el tal Luis Delgado Arria escribe, hablando mal de ti. Si bien yo no tengo ningún ánimo de defenderte (porque, con todo respeto, dudo que lo necesites, y que te interese), me obliga a escribir la indignación, vale. Este tipo escribe una columna criticando tus ideas sobre la nueva comunicación (ideas con las que yo, al menos, no estoy del todo de acuerdo) y esgrime, curiosamente, argumentos que usualmente le achacas a los opositores que debaten (¿debatimos? ¿los ni-ni aún existimos?) contigo: el título académico, la cosa de la envidia, etc. Pero lo que me jode, es que el tipo haga gala de su soberbia ignorancia, pues obviamente ignora que coño, pana, ud tiene sus buenos libros publicados. De literatura, de crónicas, de lo que sea, pero nadie les niega su valor. O bueno, no sé "nadie", pero yo no lo hago, y en la escuela de Letras donde me formé, tampoco. Así que este individuo salga hablando de lo que no sabe, diciendo que tú eres un envidioso porque no has conseguido nada, me sabe más a desinformación, a falta de lectura, que a una verdadera intención de crítica. Este pana no ha leído, pues.

El colmo de la ironía, reside en que si bien en su artículo el sr. Delgado defiende la división de los conocimientos y de los campos de enunciación, como el del periodismo (lo dice facilito, con un "zapatero a tu zapato". Debe ser que él es un Pulitzer), su ignorancia le deslegitima y le hace quedar en el más completo ridículo, pues si las cosas fuesen como él dice, si todos pensásemos con esa tajancia del "zapatero a tu zapato", ese pendejo no tendría la oportunidad de exhibir en la red su columnita mal escrita y peor informada, por más títulos de la Santa María que tenga. Este pana piensa como la burguesía clasista que tú tanto denuncias, ¿no te parece?

A mí me parece un contrasentido total, embadurnado del peor de los males que heredamos de España: la soberbia del ignorante. Esas ganas con las que gritamos a los cuatro vientos una tontería de la que no sabemos nada, pero la gritamos duro para que no nos vayan a contradecir y no expongan nuestra falta de investigación.

En fin, Duque, una pequeña descarga, quizás no muy coherente, pero es que me hierven un poco las ideas. Por lo demás, felicitaciones por tu blog, que cada vez está más adelantado técnicamente, y nada, es un gusto leerte (aunque bueno, a mí me gustaría más leer algo nuevo de ficción). Pero ese soy yo.

Un saludo, y gracias por la oportunidad de comentar.

Gabriel Payares

JRD dijo...

Ril y Gabriel Payares: el artículo del compa en Aporrea venía en realidad con intención irónica y yo no capté la vaina, de allí el misil con el cual le respondí. En breve aclararemos (ambos) el malentendido. Gracias de todas formas a ambos por manifestarse al respecto.

Rodolfo, David y otros. Hay actos heroicos y valientes, hay actos alevosos y hay actos cobardes. Cuando a ti te llaman TRES VECES por teléfono para ofrecerte el maldito premio y ratificártelo, y tú dices TRES VECES que lo aceptas, pero en cuanto llega el momento te apareces con una cámara de Globovisión y traicionas a quien te está premiando, el pretendido heroísmo se vuelve sal y agua.

A quienes sigan creyendo, pese a esto, que el Echeverría es un sujeto valiente, les informo: ese hombre estaba cagao al hacer lo que hizo. Se le veía a dos cuadras en la mirada, en el temblor, en las manos sudadas (le estreché una al despedirlo, ya fuera del recinto). Yo creo saber qué le pasó al tipo: el carajo aceptó el premio, pero como sus amigas del grupo ese de periodistas empezaron a mirarlo feo quiso corregirlo con un acto irreverente.
El problema es que eso de la irreverencia es algo que nace con uno. Es decir: un carajo que no se rebeló contra nada en sus 40 años de vida (porque el paisito que le fabricó AD-COPEI le quedaba a la medida a los de su clase) y de pronto le da por ser rebelde rebelde se ve tan falso y descolocado como uno que no sabe tocar piano y de pronto le da por presentarse en un recital. El rebelde genuino acude a sus actos de rebeldía con una sonrisa en la boca, con actitud desafiante y altiva, y no puedo menos que recordar el instante horrendo en que un policía asesinó a Sergio Rodríguez, en 1993. El William Echeverría no se sentía cómodo en su rebeldía postiza y por lo tanto se fue en mierda. Eso que su entorno cercano le obligó a hacer no era un acto natural de su cuerpo ni de su conciencia sino una falsedad autoinfligida, algo con lo cual no estaba cómodo.

Valiente un coño. William: estabas cagao.

JRD dijo...

Gracias, Kira, por la visita y los comentarios. Como siempre, lejos pero cerca.

the_input dijo...

Es decir que los premios burgueses, conservadores y derechistas son buenos solamente el año en que te los dan a tí. Ojalá te den entonces un premio anual, para que todos los años el premio sea bueno.

Queda entonces demostrado que con todo tu discurso incendiario, revolucionario, aguerrido e inteligente, lo que buscas, al fin y al cabo, es la legitimación por parte de las instituciones burguesas y derechistas que tanto deploras.

Con respecto a Echeverría, sí, fue una decisión mediática: se trataba de salir en los medios rechazando el premio, no de hacerlo por teléfono para que luego ni siquiera lo nombraran. Tan mediático como tú y cada artículo que te publican, tan efectista como cada conferencia donde aceptas participar y luego crees que te botas porque "ladras"; como cada flatulencia que se tira el presidente frente a una cámara, sin que, sin embargo, esto te parezca deplorablemente efectista ni media show. Claro, eso no es un "show": es la voz del pueblo.

Y además, dices que no sólo se trata de ejercer un acto de rebeldía, sino de que lo hagas y te quede bien, de que te veas chévere siendo rebelde. Osea es malo ser efectista, pero si vas a ser rebelde tienes que verte bien para el acto.

¿Y la estrechada de mano, que? ¿Fue efectismo? ¿Fue un acto sincero de identificación con el tipo? ¿O un acto político de hipocresía al mejor estilo de los políticos de la cuarta? Seguro que simplemente querías medirle el sudor de la mano a ver si se había puesto nervioso, para después comunicarnos el resultado de tus investigaciones a través de este medio.

Genial, Duque, como tergiversas todo para que siempre seas tú el que triunfa, el que tiene razón, el de la superioridad moral. Para que un acto de derechismo institucionalista se convierta en un homenaje a la honestidad, sólo contigo como catalizador. Para que un charco de inmundicia se transforme en un oasis de dignidad.

Pero siempre queda la duda; ante la ilusión del mago, ¿se transforma realmente la realidad? ¿O quien se miente a sí mismo termina revolcándose en el sucio?

Felicitaciones por tu premio.

JRD dijo...

Sí, The Input. El coñoemadrismo, la perversidad, la degeneración moral de la derecha me han hecho caer en esta lamentable contradicción: soy anti poder, pero entre los poderes insurgentes del chavismo y el poder del empresariado entregado al capital internacional, me quedo con los primeros. El Gobierno chavista puede corregirse; la derecha y el capitalismo no, porque son un cáncer de la humanidad. La índole criminal del sistema político y económico creado por los blancos anglosajones, y defendido por una cantidad de los nuestros, por ignorancia o por desviación patológica, hace que yo prefiera soportar a Freddy Bernal y a los diputados de la Asamblea, antes que a los depravados defensores de la "libre empresa" que están pendientes de quedarse con el poder pleno del país.

No, no son efectistas mis intervenciones en foros y conferencias: son puro contenido. Si fueran un cascarón vacío no te tendría impresionado y confundido mi despliegue de inteligencia.

A Echeverría le estreché la mano para contrarrestar la manipulación mediática que él y Globovisión tenían organizada. Sí, fue un recurso efectista. Ellos querían vender una imagen según la cual los chavistas agredimos a los periodistas sifrinos, yo la desmonté haciendo ver que somos capaces de un gesto de cordialidad. Guerra sucia: tú peleas sucio, yo también.

En cuanto a los señalamientos personales, ya te dije una vez que puedes ir a endosárselos al coñísimo de tu puta madre. No te respondo ninguno porque la gente leyó lo que dije y sabe que nada de eso cuadra con lo que interpreta tu punto de vista de marico obsesionado con mi persona.

Anónimo dijo...

Coño, qué vaina, por un cable de la PC mal pegado no pude entrar a tirar mi pedrada en esta reyerta. No hay mal que por bien no venga: ya la mayor parte de la paja fue hablada, y podemos ir al grano.
El bolsa que en aporrea te mandó a remendar zapatos habló desde esa torre excelsa que presupone que a los periodistas, esos que estudian... ¿cuatro? ¿cinco? años de carrera, esa dedicación de tiempo les confiere virtudes. Aptitudes desarrolladas por el prolongado esfuerzo dedicado al estudio. Condiciones sine qua non para "comunicar".
Coño, perro, yo no entiendo para qué existe una cosa llamada "Código de Ética". Para mí, humilde mortal, ingeniero químico, lo único que me parece indispensable e importante es que el comunicador NO MIENTA. Si además se toma el tiempo para ver las varias facetas del mismo hecho sobre el cual informa, y lo ubica acertadamente en el trasfondo correcto, mejor; si utiliza con destreza los recursos idiomáticos, mejor aún... pero un mojón adornado con confites o crema pastelera sigue siendo un mojón.
Se podrá decir que la especialización es necesaria para el ejercicio de "tan noble profesión"... si fuera por eso no tendríamos que combatir el flagelo de la desinformación. Esto último demuestra en qué se ha convertido la carrera: en el arte de adornar mojones, cuando no el de crearlos, para beneficio del dueño de los medios, sea el estado, sea el poder económico, sea la combinación de ambos.
Momificar la comunicación con títulos es la manera más efectiva de separarla de la realidad, más aún en la concepción deleznable del estado burocrático que arrastramos y muy a nuestro pesar vemos reforzarse en estos tiempos.
Obligar a la información a pasar por intermediarios viola de plano el derecho humano fundamental a informar y estar informados. Si a un ingeniero le pedimos que sepa calcular, al comunicador le podemos pedir que informe... es decir, que no mienta. Lo demás es paja. O culto. Guácala.
Franco Munini.

RomRod dijo...

Puede que Echeverría haya tenido un discurso interesante, algo realmente interesante que decirle al país, pero la puso con el desaire como que si fuera la entrega del oscar y él fuera un marlon brando rebelde. Y no es que no esté de acuerdo con eso de que de vez en cuando hay que decirle a la gente unas cuantas verdades en su cara y aguarle la fiesta, sino que esta fiesta era en honor de mi muy admirado y querido Aníbal Nazoa. Echeverría parece haber sido asesorado por los mismos estúpidos que asesoraron a los estudiantes en la asamblea la otra vez, lo que le faltó fue haber venido con una camiseta roja para quitársela en plena cámara.

Es mi opinión que eso es un error completo de interpretación de este momento histórico. Si Echeverría de verdad creyera en la reconciliación nacional, en la tolerancia, en la convivencia democrática lo que él debiera haber hecho es aceptar el premio, como de hecho había aceptado por teléfono como tu dices, y dialogar con los allí presentes. Dialogar en buenos términos y respetando a todos para de una vez por todas enaltecer el discurso y ver si de verdad somos capaces de armar un país para todos.

Y un abrazo por tu premio... y guarda alguito de esa plata para las cervezas que me debes.

Anónimo dijo...

Tolerancia, Consenso, Pacifismo, "Democracia", Reconciliación, Equilibrio... Uno se pregunta ¿A qué? ¿Cómo? ¿A quién? ¿Con quién? ¿Para qué?
Y qué pasa con la "Justicia" y la "Impunidad"... Parece ser que unos cuantos de este lado del proceso se han dado a la tarea (¿será política comunicacional revolucionaria?) de practicar la misma "moral" que le ha sido útil al imperio, más aún, a cualquier "aparato de dominación". En principio es incomprensible que un premio con el sello moral y ético de Aníbal Nazoa le sea otorgado a una "nulidad" como W. Echeverría. Parece más bien que se aplica desde ciertas esferas aquellas actitudes "negociadoras" y "conciliadoras" de las que han abundado en esta sociedad de cómplices o, quién sabe, de ingenuos. El Sr. hizo lo que se esperaba que hiciera, no podría ser de otra manera. O es que acaso ¿nos hubiéramos sentido mejor si hubiese recibido el premio como si nada? El Premio, si es que de verdad cuenta en el mundo del periodismo, ¡es el que ha ganado! Un imbécil "mediaclase" se negó a recibirlo; un desgraciado que no dejará de pensar en su más íntima forma de valorar la vida, que todo el resto de nosotros somos "hordas" merecedoras del castigo celeste y terrestre por el solo hecho de haber puesto en duda su "autoridad" (y la de sus amos) en calificar la "verdad". Que sirva de lección a los que todavía piensan en pajaritos preñados; decía Buenaventura Durruti: "con el fascismo no se negocia, se le destruye". Digo yo, que por lo menos no se premien a los que quieren hacer una fiesta sobre nuestra desgracia, y que la M.Boves se zampe un decreto, no pa cortar cabezas (por ahora), si no para hacer que entiendan los que se hacen los tontos, que no sigan intentando hacernos al resto de los venezolanos los tontos.

pascual.

El Usuario Anónimo dijo...

En primer lugar, felicitaciones. Te mereces ese premio y muchos más.

En segundo lugar: Echeverría hizo lo que hizo y causó el efecto que causó. Si estaba cagao o no, no importa. El valor no consiste en nunca tener miedo sino en sobreponerse a ese miedo. No tener nunca miedo no es ser valiente, es ser idiota.

Opino que si quería rechazar el premio ha debido hacer lo que hizo José Visconti: decirle a los organizadores que gracias pero no y luego decir en su programa las razones. Lo demás, sí, es show barato, heroísmo de cartón piedra.

De nuevo felicitaciones.

normanclaret dijo...

Cojonudisima tu intervención en "Contragolpe". Yo no llegaré a misión Boves -"señor no soy digno de ti..."- pero te aseguro que estoy cerquita en mi práctica como docente universitario.

Patria, socialismo o muerte

el catire klauschemeyer dijo...

Duque, sólo una acotación respecto a la parte donde le dices a Vanessa Davies en "Contragolpe"

"..a mí fuera del 23 de enero no se me conoce..."

Eso es falso, completamente falso yo vivo en el imperio y no pelo tu blog.

Felicitaciones por el premio. Una mente como la tuya: clara, lúcida, curtida en los más duros escenarios de la vida es lo que se necesita para sacar al país adelante...

Z@x dijo...

saben si el video de ese "contragolpe" anda por ahi?

agradecida,

Z@x

Anastasia dijo...

Hola Duque.
Escribo sólo para que vea que estoy de pié y escuche que estoy aplaudiendo, el último párrafo de su escrito. Pocas veces me he topado con una declaración tan inmodesta y que a su vez sea tan demoledora en su honestidad.
No me queda otra que una palabrota...que arrrrecho!!!
Saludos
Anastasia

Vicente dijo...

Tu ultimo parrafo està para morirse de la risa. Tu dices eso en serio? En todo caso, puede que el premio de este año haya sido un premio a la "honestidad", lo que està claro es que no fue un premio a la modestia!!!
Al final, Bolaño tenia razon cuando decia que los intelectuales latinoamericanos son todos unas putas esperando simplemente su ministerio, su agregaduria, su embajada o su puestucho. No digo que sea tu caso... todavia. Se empieza por piches 5M, se cubre todo de discursos sobre la "honestidad" y luego quién sabe donde coño se termina... Un llamado y un aviso para que estés pilas con lo que haces en la proxima. Veo que tu approach punk-Hunter Thompson se te engalleta (como a todo el mundo), cuando el sistema mismo te empieza a celebrar la guachafita anti-sistema. Estas en un embrollo, viejo...

Anónimo dijo...

Creo que anteriormente te felicité por tu premio.Releyéndolo me pareció estar hojeando algún artículo de nuestro Argenis, en la "salvada de honor" persé. Saludos.Melysendra.