jueves, 13 de marzo de 2008

Así terminará el plan “Negocia con la burguesía”; así terminará la revisión de las supercomputadoras de Uribe

Hace poco Chávez habló de “negociar con la burguesía e inculcarle sentimientos nacionalistas” como un acto que no niega el hecho de hacer una revolución. Dijo además que no fueron vainas de él: lo aprendió de Lukashenko y de Fidel Castro. Sería muy mezquino no reconocerles, a él y a los funcionarios ejecutores de su Gobierno, que durante este primer trimestre de 2008 se han dedicado a serles fieles a ese principio, o más bien a esa estrategia. Después de saludarle y desearle todo lo mejor para su familia, paso a decirle que el objeto de la presente es hacer una tímida aproximación a la pegunta: ¿cuál es el fin de esa estrategia? Y esta otra, más amarga: ¿sabrán Chávez y el Gobierno que ese fin (si es el que sospechamos) no será logrado?

***

Hace unas pocas semanas el Presidente y varios personeros de su entorno se declararon opuestos a la acción repudiable de grupos anárquicos (creo que también nos llamaron “anarquistas”: ¡gua!) que, en lugar de acatar dócilmente las líneas del líder, se dedicaban por su lado a hacer vainas al margen del gusto de los señores ministros. Y vaya, uno acepta el regaño cuando la acción objeto del reproche tiene que ver con explosivos o violencia. Pero caramba. Que a la gente se le señale por marchar y concentrarse 1) para protestar contra Globvovisión; y 2) para homenajear al pueblo rebelde que se alzó el 27-F-89, ya comienza a sonar raro.

Quiero recordar, por cierto, lo que sucedió el 27-F-2008: varios grupos organizados convocaron a esta marcha y la misma fue desautorizada pese a haber sido solicitado el permiso respectivo hacía semanas. En cambio, los estudiantes de derecha sí fueron autorizados a marchar el mismo día, a la misma hora y desde el mismo sitio. Así que los “anarquistas” y anárquicos somos más despreciables que los niños neonazis que marcharon para protestar porque la Universidad ha de llenárseles de negros, por la suspensión de las pruebas internas. Eso se llama hacerle concesiones a la burguesía: nueva línea maestra del Estado revolucionario.

Hace unas horas se anunció que serán desalojadas las personas que han tomado (invadido) edificios y terrenos ociosos en Caracas. Hace cuatro años esas tomas (invasiones) eran consideradas por los gobiernos municipales y el nacional actos genuinos de un pueblo con derecho a los espacios de la ciudad. Hoy son consideradas perturbaciones pues hay delincuentes en las invasiones (como si en los edificios de Los Palos Grandes, La Lagunita y El Cafetal no se planificaran y perpetraran crímenes contra el pueblo y las instituciones). Eso se llama hacerle concesiones a la burguesía: nueva línea maestra del Estado revolucionario.

Hace unas horas también fueron desalojados de un fundo en Yaracuy varias familias de campesinos, que se instalaron allí en cumplimiento de su derecho natural y constitucional a convertir un latifundio en tierra productiva. Hace cuatro años esas tomas (invasiones) eran consideradas por los gobiernos municipales y el nacional actos genuinos de un pueblo con derecho a trabajar la tierra. Hoy son consideradas perturbaciones del “orden” y atentados contra la propiedad privada. Hay una Ley de Tierras sobre la cual se mean los terratenientes cada vez que les provoca. Eso se llama hacerle concesiones a la burguesía: nueva línea maestra del Estado revolucionario.

Hace unas horas (¡también!: el día miércoles 12 de marzo de 2008 fue un día muy activo de negociación con la burguesía) el Gobierno tuvo largas jornadas de conversaciones con los “sectores productivos” (las burguesías, los empresarios, los dueños de los medios de producción, los artífices del exitosísimo plan de desabastecimiento artificial que sufre Venezuela: los dueños del país). Esto puede interpretarse como sea, pero para mí tiene un solo nombre: al Gobierno lo convencieron de que no es posible satisfacer la demanda de alimentos en Venezuela sino mediante mecanismos y políticas CA-PI-TA-LIS-TAS. Hace unos meses el Gobierno amenazaba con expropiar, con meter presos a los acaparadores, con crear un sistema alterno de producción y distribución, con satisfacer la demanda de alimentos a punta de importaciones. Hoy, el Gobierno acepta escuchar a esos acaparadores y conspiradores y termina convencido de una falacia horrenda, gigantesca, aunque convincente porque suena a concertación y diálogo: “Es preciso crear una mesa de trabajo, donde el Ejecutivo nacional y la industria privada puedan discutir en forma abierta sobre la producción de alimentos y buscar soluciones”. Las palabras pertenecen al presidente de las Empresas Polar, Lorenzo Mendoza (El Universal, 13 de marzo de 2008).

Eso NO se llama hacerle concesiones a la burguesía (nueva línea maestra del Estado revolucionario) sino algo mucho más monstruoso, humillante y vomitivo: el Gobierno ha desistido de ensayar alternativas que nos hubieran conducido hacia el socialismo, y se ha dejado convencer de que sólo el capitalismo, los capitalistas, los enemigos del pueblo, son capaces de frenar el desabastecimiento que ellos mismos crearon.

***

Otra de Lorenzo Mendoza (en El Universal): “…reconoció como un logro gubernamental el aumento del poder adquisitivo de los venezolanos, lo que ha impulsado la demanda en los últimos años, pero agregó que esto debe ser acompañado por incentivos para que esa demanda pueda ser satisfecha con producción nacional”.

Volvamos al principio. ¿Qué busca el Gobierno y qué ha de obtener en realidad?

Ya que no estamos en el pellejo de Haiman El Troudi ni en el de Chávez, hablemos con suposiciones y condicionales. Si el Gobierno pretende retractarse y olvidarse de construir el socialismo, va en el camino correcto. Si el Gobierno pretende que la burguesía con la cual se ha desatado a negociar le dé un tratamiento digno, respetuoso o tan siquiera compasivo, debería ir sabiendo que eso no va a ocurrir. Lo único “bueno” que obtendrá el Gobierno a cambio de una rendición tan palmaria y concluyente como esa de darles a los empresarios la razón y la oportunidad de seguir enriqueciéndose, será las gracias y una palmada en el hombro. Así deben leerse las declaraciones de Mendoza: tú me devuelves mis privilegios y te olvidas del socialismo, y yo le declaro a los medios que tú sí eres de pinga: aumentaste el poder adquisitivo de los venezolanos. Tan sólo eso. Una felicitación que apareció en un párrafo escondido por alláaaa lejos. Nada de titulares ni aplausos: un parrafito apenas.

***

Si en el “caso” venezolano la política consistiera en dialogar, ceder y presionar hasta encontrar puntos de acuerdo; si el procedimiento más eficaz para no reventar o terminar reventado fuera la negociación; si los gestos de buena fe fueran gestos de buena fe y no fintas macabras para luego proceder a zamparte la puñalada por la espalda, ya Hugo Chávez y su Gobierno se hubiesen salvado del ametrallamiento al que los tienen sentenciados la derecha y las hegemonías políticas, militares y corporativas del planeta. Los elementos mencionados suelen funcionar en política, cómo no. Pero esas semillas no prenderán en Venezuela, por varias razones Una: este pedazo de comarca que habitamos es el charco de petróleo más grande de la tierra. Dos: la derecha no se conformará con que el Gobierno les entregue el jugoso negocio de los alimentos, porque el objetivo de ellos es el poder, no unos piches reales.

El Gobierno seguirá cediendo. Los “anarquistas” y anárquicos seguirán llevando palo de ese mismo Gobierno. Los empresarios seguirán llenándose de billete. Los gringos seguirán escarbando en las computadoras de Uribe. Al próximo grito de Chávez empezarán a salir de esas computadoras de fantasía los elementos de ciencia-ficción que han de sentenciar a Chávez como narcotraficante y terrorista.

Cuando la coñacera estalle y la derecha venga por el Presidente para aplicarle diez o veinte cadenas perpetuas, no serán Diosdado Cabello y los otros que se han llenado de poder y de billete a costa de Chávez quienes pondrán el pecho para defenderlo. Pueden ustedes jurarlo, anotarlo en letras de titanio; registrarlo en papel Biblia, grabarlo en la más monumental montaña de granito: quienes saldremos a defender a ese caballero cuando caiga en desgracia seremos nosotros, los malditos y maldecidos, los “anarquistas” y anárquicos; los güevones que creemos en una Revolución y no en un Gobierno que negocia con burgueses; los malvestidos, malhablados y peor educados; los pendejos que llevamos leña de los cuerpos policiales y aun así salimos del trance gritando “Viva Chávez”; los mamagüevos pelabolas que jamás aspiramos ningún monopolio como no fuera el de ser tratados con dignidad; nosotros los pendejos, los pobres soñadores sin paltó y corbata; esta parranda de desobedientes, insurrectos, inconformes malditos, maldecidos, maldicientes y güevones que todavía hoy tenemos las bolas de creer en la posibilidad de hacer una Revolución, cuando otros se están encargando de mandarla a la mismísima mierda.

Enlaces relacionados:

9 comentarios:

Daniel Lara F. dijo...

En realidad, Chávez y los que con el gobiernan no se han dado cuenta de que no pueden demoler el sistema justamnte hoy. Siempre lo han sabido. Y eso precisamente es lo que los convierte en repudiables, porque a sabiendas de que es imposible derribar los cimientos que sostienen a la sociedad venezolana, han alimentado en la mente de muchos venezolanos que de buena fe han creído que "una revolución es posible", la creencia de que "Con Chávez manda el pueblo". No señor. Esa gente llegó al poder para vengarse de la historia: como siempre fueron unos excluidos del manejo del poder, de la cosa pública y de la riqueza, se lanzaron a la política para robar, atropellar y reinar. Eso no tiene nada de revolucionario.
Por cierto, el día que escribiste que no estabas de acuerdo con el cierre de Globovisión, te vi después con la dirigente-periodista Davies convocando una marcha o actividad en contra del canal. En ese programa dijiste lo que ya habías dicho aquí y con las mismas palabras "Esa cloaca pestilente tiene que seguir abierta". Cuando los "anarquistas" reivindicados por ti y repudiados por Chávez salieron a tomar el arzobispado y a decir la frase que le sonó tenebrosa a Chávez ("No queremos ser gobernados, queremos gobernar"), para sentenciarlos el presidente usó tu frase. No se acordaba de tu nombre, pero lo dijo "Yo escuchaba a un compañero y estoy de acuerdo con el en que esa cloaca debe permanecer abierta para que el mundo vea de lo que son capaces".Entonces, el comandante en jefe te cita, pero para condenar a los compañeros que tu reivindicas.
Complicado que se ha vuelto este país...

Anónimo dijo...

"los cimientos que sostienen a la sociedad venezolana"
¿De cuales cimiento hablará este amigo, de los coloniales?
Y si de repudiar se trata, yo repudio a la clase mojoneada media por alienada.

Anónimo dijo...

Y si además, en el momento exacto en el que hay una concertación "aparente" para metérsela enroscada al fascista de Uribe y sus dioses, cambian la seña y tienden los famosos "puentes" y alfombras de la "conciliación (conciliación de clase no joda)" con la derecha, con el fascismo --(con el "loco de mierda" como dijera F.Ribero, porque al final USA no necesita estar en cuerpo presente en el G. de Río porque está en el mero centro del alma de esos burgueses que nos gobiernan con hipocresías conciliadoras)--
Que no, que se consiguió la paz, que es un triunfo de la “unidad” latinoamericana. Ese gesto del paraco al trote dándole tocaditas de culo a los presidentes, presidentas, diplomacos, cual si acabara de meter un golazo de penalti con Correa de portero y el nuestro de árbitro, ha quedado para la historia. Y de qué se trata? de quedar bien con la “opinión pública mundial”? de demostrar que los revolucionarios también nos enroscamos en la primera varilla que nos echen?
Es que la "política" esa, la de hacer posible lo imposible, negociar lo innegociable, compartir el plato de comida con tu torturador, esa "política" "arte del vericueto y la guabinavez" no sirve sino para terminar en el mismo pote de la transigencia diplomática, plebeya, sumisa, maldita, antipueblo.
No hay nada peor que acercarse a ese "poder". Ese poder corrompe aunque piensen que estamos pasados de moda. Destruirlo es lo mejor que se puede hacer. ¿Antipoder?... Claro que sí. Mientras ese poder sea para correr las arrugas de la dominación y de la explotación haremos lo posible por aniquilarlo a cambio del poder de la solidaridad y el apoyo mutuo. ¿Anárquicos? Pues sí. ¿Anarquistas? Unos más que otros. ¿Libertarios? Más de los que se creen… Pero fundamentalmente, antiautoritarios y cansados de los que andan con un manual de baile para bailar.

petoro

Anónimo dijo...

ES SIMPLE ... SI PIENSAS DIFERENTRE A CHAVEZ ERES UN ESCUALIDO RIQUILLO DE PORQUERIA HIJO DE PAPI Y MAMI...
AHORA SI PIENSAS IGUAL QUE EL ERES UN VENDE PATRIA CHABURRO...

AHORA YO SOLO DIGO, QUE ES LO QUE HACE SEMEJANTES A LOS DE LA ULTRADERECHA CON LOS REVOLUCIONARIOS; SERA Q NINGUNO ESTA INTERESADO EN SER MASA.

LA GUERRA NO PUEDE SER CONTRA NOSOTROS MISMOS AUNQ PENSEMOS DIFERENTE. DEBE SER CON TODOS AQUELLOS DIRIGENTES QUE SE LLENARON LOS BOILSILLOS DE PLATA Y AHORA SE VAN PARA LA MIERDA A HABLAR PAJA... IGUAL QUE LO HICIERON AD, COPEI Y TODA LA
4TA REPÙBLICA ... SEÑORES PENSEMOS NO SEAMOS TAN CERRADOS QUE LAS IDEOLOGIAS POLITICAS NO ELIMINEN LO UNICO QUE NOS HACE DIFERENTE.

More Baker dijo...

No hay nada que agregar a esto: desde el "Hace" hasta el "mierda" esto es la más incontrovertible de la verdades, José Roberto. Y representa el sentimiento más genuino de muchos.
Ojalá que Chávez, por uno de esos raros milagros, logre abrir los ojos antes de que "todo" ocurra.
Saludos.

Gustavo dijo...

Duque, puede que todo lo que escribes aca sea totalmente cierto, pero mientras lo escribes el gigante laboratorio de guerra sucia y de desprestigio contra Venezuela sigue andando, no duerme, se acelera, suma millones de dolares todos los dias, trata de dividirnos, crea intrigas, hecha a rodar rumores, hace crecer la derecha endogena, nos infiltra, nos pone a quejarnos mas y mas todos los dias, inventa titulares, suma mas medios de comunicacion, hace campañas, todo eso sigue andando mientras tu escribes esto y yo te respondo.
En concreto, mi humilde opinion es que este tipo de debates contraproducentemente ponen su grano de arena para que la derecha, (endogena o no) avance y le ponga las mil cadenas perpetuas a chávez.
Si bien es cierto que sin pueblo no hay revolución, es mucho mas cierto que aqui y ahora sin chávez tampoco hay revolución posible, nosotros no estamos preparados para asumir el poder, tu lo sabes. Más alla del ordenecomandantismo creo que deberiamos estar en nuestro laboratorio, frenado la guerra sucia que nos jode cada dia mas, asi sea por tratar de mantener viva la esperanza de que esta casi-revolución termine de arrancar.
Abrazo perro
-
Gustavo Borges Revilla
www.el23.net

Anónimo dijo...

"es mucho mas cierto que aqui y ahora sin chávez tampoco hay revolución posible"

Triste, mañana Chavez se muere atraganta'o con una arepa de pernil y se acabo el pseudoproceso revolucionario.

Y lo llamo pseudo por eso mismo, al final no importan pueblos, boligarcas, anarquistas, socialista o la derecha endogena, todo no pasa del capricho de un hombre.

El que se cosidere revolucionario debería pensar (por lo menos se que Duque lo hace) en la debilidad ideologica del alienado chavista promedio.

Anónimo dijo...

Duque,

ya actualiza el blog, sí? y déjate de esa vaina de estar idolatrando a las farc. Una vaina es que Uribe sea un paraco inmundo, bien, pero coño basta del maniqueísmo, las farc no son ningunos santos pobrecitos ellos.

A otro tema por favor...actualiza el blog coño, o es que te agarraste otra semana de asueto???

DAVID dijo...

EL QUE HAYA CREIDO QUE ESTE PROCESO DE REFORMAS ES REVOLUCIONARIO...ES UN ILUSO...UNA REVOLUCION SIN UNA AUTENTICA CONCIENCIA REVOLUCIONARIA...QUE IMPLICA SABER PARA DONDE VAMOS DESDE EL PRINCIPIO...NO ES POSIBLE.ESTE HA SIDO UN PROCESO LLENO DE BUENAS INTENSIONES..DECRETADO COMO REVOLUCIONARIO...CON ALGUNOS ACIERTOS EN MATERIA ECONOMICA...Y CON GRANDES DESACIERTOS EN GENERAR UNA CULTURA REVOLUCIONARIA EN EL PUEBLO....PERO QUIEN FRACASA?...CHAVEZ? O LOS REVOLUCIONARIOS QUE NO HAN SABIDO APROVECHAR LA COYUNTURA QUE SE LES DIO PARA LOGRAR TAL FIN...Y MUY POR EL CONTRARIO SU ACCIONAR SE DILUYO EN ACTIVIDADES BUROCRATICAS AL MUY VIEJO ESTILO DE LA IV REPUBLICA....ESTAMOS AUN A TIEMPO...Y ESTE DIALOGO PUEDE PRODUCIR RESULTADOS SI SE REALIZA EN PROFUNDIDAD...ASUMIENDO CADA QUIEN SU RESPONSABILIDAD EN EL PROCESO.