jueves, 8 de mayo de 2008

La solidaridad de los pobres; la misericordia de los ricos

Martín Torrijos
______________
Entre las muchas pendejadas que ha puesto a rodar la clase media, grupo social devenido cantera de racistas y neonazis que se creen demócratas, está aquella según la cual Chávez inventó el odio entre las clases. Que Chávez dividió a los venezolanos. Como “demostración” echan mano de una peculiar visión retrospectiva: antes los pobres nos dejábamos explotar tranquilamente y ahora formamos peo. Antes considerábamos sacrosanta, sagrada e intocable la pulcra majestad de los periodistas y señorones de la televisión, y ahora de pronto los vemos en la calle, rebajados a su magra condición de seres humanos, y los interpelamos, les faltamos el respeto, les agarramos el culo. “Tú a mí no me jodes”, les repetimos.

La convención mediática consideraba a Jaime Lusinchi el mejor presidente de la Historia de Venezuela, hasta que el tipo carajeó a un periodista y entonces “se descubrió” que el tipo era borracho, ladrón y sometido por su amante arribista. El pueblo era considerado por los ricos y los sifrinos, al menos de la boca para afuera, un ser sabio, dueño de su soberanía y sujeto de la democracia. Bastó que se desatara a apoyar a Chávez y que descubriera que los periodistas de academia no sólo se equivocan, sino que son más brutos, sifrinos, racistas y malintencionados que la mierda, para que las cosas cambiaran: el pueblo ahora es una masa ignorante que “cuando recupere la cordura” (así lo han dicho) dejará de votar por el negro ese y su destino pasará a manos otra vez de los grupos dominantes.

¡Qué lindo era aquel país en el cual el pobre se arrodillaba, besaba el anillo de los ricos, tenía prohibido acercarse a menos de 300 metros del Caracas Hilton y consideraba sus representantes a los señores diputados y senadores! ¡Qué nostalgia, coño, aquel tiempo maravilloso en que los malvestidos se apartaban y callaban respetuosamente cuando aparecía el doctor empaltosao! ¡Qué paz, nojoda, se respiraba en el puto país cuando las manifestaciones eran reprimidas a fogonazo y peinilla, y los canales de televisión, los diarios y la radio llamaban hampones a los manifestantes y no a los cuerpos represivos!

Eso es lo que llaman paz: la tranquilidad para los ricos y el patadón por las nalgas al pobre que protesta.

***

Dio la clase media con una interesante fórmula: no reconocerle al pueblo chavista su condición de pueblo. A los Círculos Bolivarianos les otorgaron categoría de cuerpo parapolicial, e igual así a los muchos grupos organizados en nuestros barrios. A ellos les aterra entrar a las comunidades pobres, de modo que sólo intentaban hacerlo a través de las pantallas de televisión. Adolorido y desesperado, Fausto Masó se lo restregó en la cara más de una vez: “Ustedes no están haciendo política, ustedes están haciendo televisión”, les decía. Así que se han decidido a caminar por algunos barrios pobres, a dejarse ver, a dejarse pegar unos salivazos (cosa que les viene muy bien porque cada vez que les ocurre dicen que ha sido una agresión del Gobierno), y he aquí que han conseguido crear un efecto o alucinación: uno los ve de lejos y parece que le interesaran los pobres. Que les duele la pobreza. ¿O será que quieren acabar con la pobreza porque creen que haciéndolo se acabará el hampa que los devasta?

***

Hace unos pocos días sostuve una conversa con un joven compa, estimado y valioso camarada, que se veía interesado en el discurso de un Francisco Rivero, académico de ultraderecha y filósofo santurrón que quiere parecer cristiano a punta de nombrar a Cristo por todo y para todo. Al amigo le parecía “interesante” que este ejemplar, a medio camino entre un pastor evangélico y un falangista de mala muerte, le reconociera al chavismo la virtud de compactar discurso y acción en un sistema dirigido a ayudar a los pobres. Le alerté sobre el caramelo de cianuro que estaba a punto de comerse y le comenté un análisis que le escuché en Panamá a un compatriota que residía allá en ese momento.

El amigo tenía dos años viviendo en Panamá y ya el país le tenía los testículos largos, por varias razones. Me mencionó varias: el sifrinismo galopante, la falsa prosperidad embaucadora de bobos, el relax generalizado más cercano al agüevoneamiento colectivo que a la paz social (¿le vieron la cara de güevofrío al presidente Martín Torrijos, allá arriba? ¡Mierda! Eso lo explica todo o casi todo), y cierto asuntico que afectaba a su pequeño hijo de cinco años. Este chamín estudiaba allá en una escuela pública, y el proceso de adoctrinamiento al que era sometido iba paralelo con el del país en pleno. Dijo el compa: “Uno se entera por la prensa de que en Venezuela se quiere inculcar, como valor social predominante, la solidaridad. Bueno, marico, en la escuela les inculcan a los chamos como valor supremo la MI-SE-RI-COR-DIA, y en el parlamento hay una interesantísima discusión a ver si se decreta a septiembre como el MES DE LA BIBLIA”. Todo el mundo a leer la Biblia en septiembre. Esa es la discusión y la atmósfera política de un país presidido, el coñísimo de su madre, por un hijo del general Torrijos.

***

Diego, hermano: la diferencia entre un rico o clase media y un pobre, es que los pobres somos solidarios por naturaleza. Los pobres nos ayudamos y queremos a nuestros iguales porque es nuestro mecanismo natural de supervivencia en una sociedad como esta. Forzándolo un poco: somos solidarios porque, enfrentados a la clase que nos expolia, no nos queda otra (o nos queda otra peor, que es matarnos). Un sifrino, en cambio, si tiene muy buenos sentimientos, a lo sumo que llegará es a tenernos misericordia. ¿Ya vamos entendiendo la diferencia entre gobernarnos y ser gobernados? ¿Ya sabemos por qué es mejor un pésimo gobernante revolucionario que un “excelente” gerente de clase media?

12 comentarios:

mila dijo...

Obviamente estoy de acuerdo conti go; Lusinchi, con todo y su doctorado no es mas que un patan miserable...Y los unicos culpables de la hecatombe que sufre Venezuela son todos los gobernantes que antecedieron a Chavez.
Chavez no es mas que el resultado de todos los gobiernos anteriores. Venezolanos que como tu creen que es la solucion a todos los males; pero fijate a tu alrededor; En que ha mejorado el pais? En que se esta invirtiendo la chorrera e'dolares del petroleo? Porque la Revolucion solo se fija en los problemas de los otros paises y nisiquiera es capaz de dotar de patrullas a la policia en los barrios? Porque en vez de construir hospitales el gobierno proyecta quedarse con las clinicas privadas coartando asi la libre empresa? Porque la corrupcion en las dependencias publicas es peor que nunca?.
Aceptalo o no. La robolucion fracaso porque no esta acorde a los tiempos que se vive, el comunismo coarta la libertad y sin libertad, es mejor estar muerto!

JRD dijo...

Decidí publicar el comentario anterior, firmado por "mila", sólo para volver a advertir sobre ese mal endémico del antichavismo automático: echarle en cara a todo el que no les simpatiza las taras y defectos reales y ficticios del chavismo oficial. Este (o esta) imbécil dice que yo considero a Chávez "la solucion a todos los males", porque evidentemente no me ha leído, o porque le pica la mierda.
Ahí se lo dejo: el comentario modélico y ejemplo del "pensamiento" neonazi del antichavismo, una dolencia consistente en repetir automáticamente el discurso del Globovisión sin detenerse a analizar el discurso del otro. Ah, y en creer que aman la libertad aun cuando están sujetos a la cadena permanente de la doctrina Mata a Chávez y vive un día pepsi.

Anónimo dijo...

Hermano: Hay un chiste que escuché hace un tiempo, creo que en la campaña por el referendo constitucional del 2D pasado. Decía más o menos así:

"Está Chávez hablando por televisión y un campesino lo está escuchando, junto con su hijo pequeño. Chávez dice:
-¡¡Al que tenga dos casas, le quitaremos una y le damos una al pueblo!!
y el campesino:
-¡¡Así se habla, nojoda!!
-¡Al que tenga dos carros, le quitaremos uno y el otro se lo daremos al pueblo!!
y el campesino:
-Así se habla!! Viva mi Comandante!!
y sigue Chávez:
-¡Y al que tenga tierras ociosas se las quitaremos y las repartiremos entre el pueblo!!
-¡Así, así, así es que se gobierna!!
-Y el que tenga dos rebaños, le quitaremos uno y repartiremos el otro entre el campesinado!!
-¡¡Viva Cháaaaavez, nojoooodaaaa!! ¡Así es mi comandante!!
-¡¡Y el que tenga dos gallinas tendrá que aportar una para la revolución!!
Y salta el campesino:
-¡Se volvió loco Chávez! ¿Qué vaina es esa? ¿Cómo le van a quitar las gallinas a la gente? ¿De qué vive uno entonces?
y dice el chamo:
-Papá pero si estuviste de acuerdo con quitar casas, carros, tierras ¿por qué las gallinas no?
-Ah, porque las gallinas sí las tengo."

La moraleja del cuento, aunque sé que no te dió risa, es que la solidaridad es muy fácil de practicar si uno no tiene nada. Pero vaya y pregúntele a la recién enriquecida derecha endógena a ver qué le dice sobre la solidaridad.

Más que empobrecernos todos deberíamos enriquecernos de valores morales. Como la solidaridad. En vez de hacernos cada vez más pobres por la vía de la alimentación y la escasez, deberíamos más bien educar para ser cada día más solidarios independientemente de la condición social o económica. Yo digo que sí se puede, y sin repartir coñazos.

Ahí queda esa reflexión.

Saludos, Camarada.

Anónimo dijo...

"Diego, hermano: la diferencia entre un rico o clase media y un pobre, es que los pobres somos solidarios por naturaleza. Los pobres nos ayudamos y queremos a nuestros iguales porque es nuestro mecanismo natural de supervivencia en una sociedad como esta".

Verga Duque, supera esa mierda de andar considerando a la gente buena o mala, solidario o coño de madre, por el solo hecho de ser pobre o rico. ¿De dónde sacas esa mierda? Tú nos ha visto pobres coños de madre. O gente con plata bien ganado. Tú escribes depinga, y dices vainas interesantes, a veces, pero cuando te pones con esa paja de que los pobres son buenos y los ricos malos te pones ladilla, cerrado en unas mierdas de conceptos que no sé dónde carajo aprendiste. Seguro me vas a decir que lo aprendiste en la universidad del barrio, que es la más arrecha.

Al cerrar con un párrafo como ese echas a la basura todo lo que hayas podido decir arriba.


Eduardo Martínez

¿Qué es esto? dijo...

"Pueblo chavista" y "pobre" no son sinónimos. Yo porque conozco muy pocos y nunca voy a un barrio, pero veo que los pobres siguen sin armar un buen peo, al menos en la ciudad en la que camino.

El pueblo sigue siendo considerado por los ricos y sifrinos como un ser sabio cuando le conviene.

La majestad de los periodistas y señorones de la televisión sigue intocable, no te comas ese cuento. Lo que pasa es que ahora depende del medio para el que trabajen: dile a un chavista que le coja el culo a Mario Silva (o a otro de VTV, RNV, ABN y por ahí te vas). Después le dices a un opositor que le grite pajúo al que tú quieras de Globovisión, RCR o FM Center).

Los ricos (chavistas y antichavistas) siguen tranquilos, sus problemas se resuelven con dos tablas semanales para la consulta sicológica y un masaje. Los pobres siguen explotados, a veces también por el gobierno.

¿Cuántos ven Globovisión y VTV? ¿Cinco millones? ¿Seis millones? ¿Diez millones?

Jesee Chacón dijo hace meses que la telefonía móvil venezolana alcanzó una penetración territorial “cercana al 77 por ciento”: 21 millones. Ya quisieran los políticos tanta comunicación. ¿Doctrinas? Los viejos adecos y los revolucionarios chavistas nos siguen metiendo desde el colegio la idea del consumo. No consumes, eres pobre. Eres pobre, eres feo. Mira a Duque.

Cuando vienes de un pueblo y estudias en un colegio laico, la misericordia termina pareciéndose a la idea de dios, no crees en ella hasta que estás jodido y eres tú el que la pides.

Algunos salimos barato y tenemos otros postulados, si me invitas un tercio me solidarizo contigo. Si no, no. Hace un par de años te pregunté qué iba a lograr la Misión Boves y me dijiste que esperara.

Por ahora sigo sin saber por qué es mejor que me gobierne un güevón empaltosao que habla sabroso. Además, militar. ¿Desde cuándo a un militar le gustan los pobres?

Abrazos.

Vicente dijo...

Joder, tu pagina te está traicionando. Después de leer la descarga a la clase media y los cuentos desde Panamá, se me abrió una ventana repentina, de lo mas bola baja y pegada, ofreciéndome entrar en la rifa para sacar visa a los USA.
...Coincidencias de la vida publicitaria en internet.

Z@x dijo...

Lo que pasa JRD, es que es mucho mas facil (y menos riesgoso para el Poder) hacer caridad que hacer justicia.

More Baker dijo...

A lo mejor piensan en el futuro. En ese en el cual las riendas estèn en las manos de los que han sido relegados y oprimidos. Porque tendremos que tener misericordia para no acabar con ellos.

JRD dijo...

Anónimo 8 de mayo de 2008 04:32 PM. Estuviste a milímetros de hacerme creer que eres revolucionario, o al menos de izquierda. Casi-casi lo logras. Hasta que se te salió: todos deberíamos enriquecernos de valores morales. ¡Raspao!

Eduardo Martínez. Una de las vainas más de pinga, más reveladoras de este asunto de bloguear e intercambiar comentarios, es verificar como una cuerda de cabrones anda por la vida creyendo y diciendo que son inteligentes porque son antichavistas, y a la hora de la chiquita vienen y se revelan como unos coños de entendimiento pesado y difícil digestión. Yo no sé en qué lugar de mi artículo leyó este Martínez que yo hablara en términos de "buenos" y "malos". Qué impresionante.

¿Qué es esto?. Ay amigo. Ya sé que usted no ha visto a los pobres "armar un buen peo". Debería entonces salir a la calle más seguido. Allí te darás cuenta de que hay uno prendido hace años. Con todo, es verdad que los privilegiados siguen siéndolo. Pero este país ya no será gobernable en los términos de antes. La sacrosanta majestad de las instituciones está quedando atrás. Poco a poco, pero va. Y en cuanto a la Misión Boves, también la verías si caminaras cerro una vez a la semana. Ahí está. Sin cámaras de televisión haciendo propaganda, pero está.

Vicente. Sí, la compañía Blogger te zampa una publicidad cuando abres los blogs. No hay nada que hacer, esta herramienta es de ellos, uno está aquí apenas moderando o usando un espacio virtual para tratar de colear un discurso.
Por cierto, hace unos meses vino un gafo de esos que nunca faltan y escribió en su blog que yo era el responsable de que esos avisitos de Mercadolibre y otros aparecieran aquí. Insinuó que yo me estoy ganando unos reales con eso, y que por lo tanto soy un farsante capitalista que se la echa de comunista. Según la "lógica" de este pedazo de güevón, él es responsable también de que todos los días amanezca en su buzón de spam una docena de ofertas para agrandarse el machete u obtener una fulana green card. Hay de todo en esta quincalla.

Z@x. Y barato.

More. Puede ser también que ellos crean, de verdad, que son cristianos y visrtuosos por sentir lástima.

Anónimo dijo...

fuera de tema, y solo si te interesa: la ventanita de publicidad que se abre cuando carga tu pagina no tiene nada que ver con "blogger" (reviso diariamente un monton de blogs y solo dos tienen ventanas de ese tipo, de los cuales uno es el tuyo). Parece más bien que alguna parte del codigo que has usado para modificar la apariencia de la pagina trae esa bendita ventana encaletada. Podrias hablar con Luigino y enviarle el codigo de tu pagina a ver si el encuentra el porque de la maldita publicidad ladilla...

Solo fue una sugerencia.

Saludos.

Lorenzo Albano F. dijo...

Chavez no invento el odio y el resentimiento que los venezolanos sienten desde que el cambur petrolero se puso piche.

Solo lo hizo un instrumento para meterte y meterme una nueva oligarquia militar, mas corrupta que las anteriores por donde mas nos duele, y tarde te daras cuenta que quedas sin chivo y sin mecate, para decirlo claro y rajao.

Una guanabana con una segunda piel roja. Porque lo que es triste es que creen que se la comen y se "rebelan", que son "libres" obedeciendo ordenes y caprichos al caudillo-mesias de "agarrarle el culo" a los ricos. Si pana, a los que EL diga. Lamiendo boticas militares es lo que estan porque ese no se ha despegado ni de UNO de los sujetos que todos conocemos por corruptos y mafiosos.

Sabras que no me entusiasman mucho mas los estatistas y añorantes de la oposicion, con sus pseudo-ideas a veces socialcristianas y a veces socialdemocratas, y a veces añorantes de un caudillo militar "bueno" (debo reirme?).

jose p. dijo...

jose a.
saludos el articulo es bueno leerlo en esta epoca han pasado poco mas de 3 años y quisiera ver las impresiones de cada quien a esta altura del partido ver si el blogero aun sigue siendo comunista como lo dijo hace 3 años y en uno de sus comentarios lo dejo muy claro o ahora si ha visto como esta la venezuela de los dueños del valle compartiendola con los dueños de la politica osea los dos poderes mas codiciados el economico y el politico acaso no creen que a estas alturas ya van de la mano nuevamente como hace varias decadas pero con una descarada pugna televisiva para que aun sigamos creyendo que hay oposicion y gobierno y los grandes dueños de estos dos poderes ya estan jugando en el mismo equipo!! o son los dueños de los dos equipos pugnantes!!!