miércoles, 28 de enero de 2009

Más del antiperiodismo a la venezolana

La compra-venta de mercancías se rige por unos códigos más o menos universales. Un mercader de sábanas puede vender sus productos (si le da la gana) usados, sucios, de colores espantosos, rotos, deformados. Cuando el cliente compra algo y ese algo viene en mal estado, el mercader está en la obligación (a veces penal, a veces puramente moral) de dejar satisfecho al cliente. Le cambia la mercancía o le devuelve los reales. Si el cliente protesta con suficientes ganas, el mercader siempre tiene la opción de decirle: “bueno, si no te gusta mi mercancía ve y cómprasela a otro”.
Una lógica rupestre y llana que funciona al pelo y sin traumas cuando se trata de sábanas. La torcedera de tripas sobreviene cuando la mercancía es la verdad. La realidad. Esa realidad que usted tiene derecho a conocer. Esa cosa que el periodismo tiene la misión de comunicar en forma de noticia.

Lo mismo que el fabricante de las sábanas, el periodista (vendedor de informaciones) moldea el objeto que va a venderle al público, en la forma (presentación) en que le da la gana. Usted, consumidor de noticias (esa mercancía que suple a la verdad) nunca sabrá la verdad absoluta de lo que ocurrió en un lugar en el que no estaba, salvo en determinados casos como por ejemplo un juego de beisbol: usted es testigo directo de la noticia y ningún periodista ni nadie puede venir a engatusarlo negándole el jonrón que vieron sus ojos. Pero en otros casos más dramáticos e importantes, su conocimiento y comprensión del asunto depende de lo que unos mercaderes de la verdad (los periodistas y empresarios de la información) tuvieron a bien fabricar como noticia e “informarle” a usted, cliente sin derecho a pataleo.
¿Sin derecho a pataleo? Sí: usted no tiene derecho a objetar, cuestionar o reclamarle nada a un todopoderoso periodista o dueño de una empresa vendedora de información. Aquí no puede funcionar el “si no te gusta mi mercancía ve y cómprasela a otro”. Sucede que la materia que el periodismo de academia se ha apropiado para convertir en mercancía es un derecho humano inalienable, y es el derecho a saber la verdad, pero la convención burguesa universalmente aceptada ha impuesto una aberración, según la cual lo importante no es la verdad sino el derecho de los periodistas y corporaciones a difundir su mercancía descompuesta.

No se caiga a coba. El periodismo es más importante que la verdad. A Globovisión no se le puede devolver la mercancía: usted prende el televisor, se come su mierda y se calla la jeta, porque cambiar de mercader (de canal, página web o periódico) no funciona, asomarse a VTV es asistir a otro proceso lamentable de deformación de la realidad, e ir a reclamarles algo es un “atentado contra la libertad de información”.
800 billones de moscas no pueden estar equivocadas: come mierda y vive un día pepsi.

***

Retomo una idea desarrollada en artículo reciente: según la razón mediática (el imperio de las corporaciones de la información, su señorío sobre la verdad), si usted ha tomado por bandera el antichavismo tiene libertad para todo: para conspirar, para ejercer la violencia, para interpretar esa Constitución que detesta como le dé su gana, para asesinar chavistas y cagarse en el alma y en la memoria del asesinado. Si usted es dueño, directivo o esclavo jalabolas de una empresa que vende información, usted puede hacer lo que quiera con la noticia y justificar lo injustificable. Ahora, si usted es chavista, reprímase, porque cuanto diga o haga será usado en contra del Gobierno. Lo que haga el antichavismo, desde sus legítimas formas de acción política hasta sus crímenes y despropósitos, le será atribuido siempre a la “sociedad civil”. Vaya acostumbrándose a los titulares y “noticias” que llaman héroes a los estudiantes que hoy salen a hacer eso mismo por lo cual nace años a uno lo llamaban delincuente, facineroso, vago y maleante: protestar, formar el gran verguero en la calle cada vez que el Estado quería pasarse de gracioso. Ellos jamás pagarán por eso con sangre. Cuando mucho les echarán un gas inocuo y mañana saldrán en los periódicos y en la tele: “Reprimidos los héroes de la Nación por una dictadura sangrienta”. Hampón de derecha es héroe. Lo decidieron las empresas vendedoras de información. Así que te tragas la interpretación o eres un tarifado del rrrrégimen.
Inevitable traer a colación el recuerdo de Sergio Rodríguez. A este compa lo asesinó un Metropolitano el 23 de septiembre de 1993 en la esquina del Chorro, de un escopetazo, por tratar de romper un cordón policial para acercarse al Congreso. Lo mismo le ocurrió a Yulimar Reyes: muerta por ponerse al frente de la rabia del pueblo el 27 de febrero de 1989. A ellos los medios los criminalizó, aplaudió sus muertes. Lo importante no es ser estudiante sino ser estudiante al servicio del poder económico, de las clases que se sienten predestinadas. Los estudiantes de hoy creen que sus derechos se los deben al padrinazgo de los medios, a unas leyes y a sus “líderes”. Apuesto lo que sea a que ninguno de esos muchachos le reconocerá jamás su actual desenvolverse con total libertad (¿impunidad?) al sacrificio de Sergio Rodríguez y Yulimar Reyes. Y más: no han oído hablar de ellos siquiera. No les interesa. Ninguno sabe que gracias a la sangre derramada de esos y muchos otros jóvenes, el movimiento estudiantil de hoy puede ejercer a gritos y sin miedo el derecho de exigirle respeto a los tombos y al Gobierno. Años atrás ese derecho natural se pagaba con sangre.
Eso no lo saben. Globovisión no se lo dirá jamás. Teodoro Petkoff seguirá llamando “represión” al hecho de que a esos muchachos güevones los espanten con gas lacrimógeno y no con balas de fal. Esa es la generación y la clase social que se sienten ungidas por la providencia a dirigir los destinos del país. Una belleza.

20 comentarios:

hectorpal dijo...

He... Douglas Bravo también cuestiona la ofensiva a los estudiantes:

"Estoy muy sorprendido porque lo que hemos discutido en el pasado el actual Presidente y yo, no se corresponde en absoluto ni con esa posición de la enmienda para perpetuarse en el poder ni tampoco con la ofensiva contra los estudiantes", expresó al ser consultado sobre los últimos sucesos violentos en las manifestaciones estudiantiles.

Yo recuerdo la muerte de Belinda Alvarez, porque era reciente cuando andaba yo en un centro de estudiantes. El aquello haya sido mucho peor que lo de ahora, no quiere decir que lo de ahora sea reducible a tontería.

Los muchachos no tienen memoria, tu lo sabes. Es una de sus debilidades, y también de sus fortalezas. No les pidas entonces lo que no pueden dar, más bien tu y yo, más viejos, a leer entre líneas.

Daniel Lara F. dijo...

Podría hablar de las "protestas" que nos teníamos que calar los que hicimos vida en la UCV durante la cuarta, con encapuchados todos los martes y jueves. Podria hablar de la zozobra a la que estaba sometido el estudiante y el simple traseúnte ante estas protestas sin sentido alguno. Podría decir algo de los policías de ayer y hoy. Pero no puedo hacerlo sin antes preguntar: ¿el comentario que hice en el anterior articulo decidiste no publicarlo? ¿o fue un "error del sistema"? Lo primero me llevaría a decidir no comentar "sin derecho a objetar, cuestionar o reclamarle nada a un todopoderoso periodista" propietario de un blog llamado Discurso del Oeste y quien puede decidir no publicar los comentarios que no le interesen. Ahora si es lo segundo, maldeciré una vez mas al sistema blogger que nos hace jugarretas y diré alguna cosa ahí que pueda ser despachada con uno de los habituales coñazos de madre tan conmovedores que nos prodiga este blog.

JRD dijo...

Héctor.
Ah no, seguro: en una pelea entre pacos y estudiantes cualquiera se cuadra con los estudiantes. Cualquiera menos Daniel Lara, que prefuiere su tranquilidad personal a las protestas, a las que califica "sin sentido alguno". Y lo entiendo: protestar por escrito es más sabroso, más cómodo. Menos eficaz, pero me ahorra el trámite de tener que sortearme un balazo.

Daniel.
Yo no soy propietario de este blog, apenas soy usuario de este espacio e igualito a la gente de Blogger puede darle una pountada de culo y volarme todos los artículos. No es primera vez que lo hace.
Sí, yo le doy antrada aquí a lo que me da la gana. Texto que incurre en los casos enumerados alla arriba me lo vuelo pa la verga, casi siempre con una sonrisa en la boca.
Ya sé: te está pasando por la mente la palabra "censura". Ahórratela, deséchala. O si quieres acúsame de eso allá en tu blog: comprobarás al momento que no puedo evitar que digas lo que quieras. Ergo, no hay censura. Déjate de eso. Yo sé la diferencia entre gente como tú y especies subnormales como el tal Luis.

Por lo demás, cualquiera que tenga los ojos abiertos y sepa sumar puede verificar que en este blog comentan más sujetos que adversan mis argumentaciones que quienes las respaldan.

Y no, no te he filtrado ningún comentario. Pero si vas a tu blog y publicas que sí, y que además lo hice porque los chavistas somos tiranos como nuestro jefe y además tenemos miedo de discutir con gente brillante como tú, también puedes hacerlo.

Libertad total, man. Nada de censura.

Gustavo Mérida dijo...

Duque, me preocupa; te estás ablandando. Creo que el Lara te distrae: Qué vaina es esa de las sábanas? Quién coño compra sábanas? Las sábanas siempre están allí, o no están. Voto por la enmienda del artículo en cuestión. Cervezas, o carbón, o pantaletas.
Pero tu lo dijiste, pana, hay que implosionar (fue así?)la academia. La verdad como mercancía. Tremenda frase, Duque. Ahora, del carajo saber que a los que protestan ahorita los pacos no les hacen nada; algo tuvimos que ver los que sabemos de peinillazos. Pero que ningún mamagüevo me impida el derecho al libre tránsito. Sin pacos.

enigmas PRESS / Gandica dijo...

Da la casualidad que ayer, aunque en otro tono conceptual,
recordaba en un post
a ese gran pensador, o quizá el mejor pensador que ha tenido Venezuela en la modernidad llamado Ludovico Silva.

Escribía pues sobre la industria cultural (Marx) término que Silva remozó hacia industria ideológica.

La industria cultural tiene que ver mucho con la noticia como mercancía y en eso mi estimado pues estamos muy de acuerdo.

El punto es que tanto nuestro actual periodismo, periodistas y sus noticias -venga de donde venga-hay que tomarlo y leerlo con la nietzscheana sicología del desenmascaramiento.

Idea que no es mía tampoco sino de Ludovico Silva, personaje que como dije antes fue el mejor pensador que ha tenido Venezuela y que en su Teoría y Práctica de la Ideología no abre los ojos con esa palabrita: desenmascaramiento...

¡Saludos como siempre, JRD!
(Nota: siempre me he preguntado cuál sería la posición de Ludovico en estos tiempos que corren. Supongo que usted lo conoció)

Ok, mi estimado...

Daniel Lara F. dijo...

Ok, maldito sea el sistema Blogger, que con sus habituales trucos, borró mi comentario en el post anterior.Pero, no creo que sea necesario que cometas la coñoemadrada de compararme con el mamaguevo de "Luis". Un poquito de por favor, no te pases.
Las protestas de aquellos años de marasmo calderista, 97-98, en las que los protagonistas eran elementos como Jaua y otros crápulas redomados más, no tenían sentido alguno. Más allá del bochinche venezolano, no tenían sentido alguno. Tanto es así, que si uno va y le pregunta a Jaua hoy las razones por las que protestaban, no lo recordará.Así que, en efecto, no tenían sentido.
El hecho de protestar en si yo jamás lo critico. Ese es un derecho a pataleo inalienable. Los motivos para la protesta si, ahi si puedo condenar o apoyar.
Yo no tengo que andar sacando aqui a colación las protestas en las que participé y en las que sigo participando. Pero el estar en la UCV cinco años de mi vida me hizo estar, más de una vez, en medio de protestas, en medio de peos que en nada se parecen a estas mariqueritas de ahora y tu lo sabes bien. Tu sabes bien como suena un tiro en un pasillo de la ucv, asi que no me vengas con esas pajas de "protestar por escrito es más sabroso, más cómodo." Yo protesto cuando me da la gana de protestar y con los recursos que me de la gana. Y punto.
Pero ese no es el punto. El punto es que cuando Elías Jaua, Danilo Anderson, Jorge Rodríguez, Jaqueline Farías y otros "dirigentes" del gobierno quemaban carros en Las tres gracias, eso era "protesta legitima, rebeldía estudiantil". Si unos carajos hoy salen a la calle a protestar con las manos pintadas de blanco, son de maricos para abajo. Claro, ya se que es fácil salir a echar el cuento de la quema del cerro Ávila. Que si lo quemaron, que si no lo quemaron. Vamos a suponer que lo hayan quemado en verdad: mal hecho, porque es un pulmón vegetal necesario para la ciudad. Pero desde el punto de vista político...ineficaz, si de verdad lo hicieron. Mejor es prenderle candela a la sede de la PM. Cosa que nunca hicieron ni Jaua, ni Jaqueline ni Jorge.Por qué? por falta de cojones. Así de simple.
Yo si se quien es Belinda Álvarez. Y he escrito de ella. Y los policías que la mataron todavía están en la PM. Y se que los policías que mataron a coñazos a Jorge Rodríguez padre, estuvieron presos hasta no hace mucho. Cosa que nadie dice.
"llaman héroes a los estudiantes que hoy salen a hacer eso mismo por lo cual nace años a uno lo llamaban delincuente, facineroso, vago y maleante: protestar, formar el gran verguero en la calle cada vez que el Estado quería pasarse de gracioso." Cuando dices eso, hay dos opciones: o estos tambien son unos delincuentes, vagos y maleantes o ustedes tambien eran unos héroes. ¿O es que como no estan en la misma acera, ya son hampones? ¿eso no era lo mismo que hacían en la cuarta con ustedes, pues, llamarlos hampones por salir a protestar? "Hampones de derechas" los llamas tu."Hampón de derecha es héroe" ¿y el hampón de izquierda? ¿y el hampón sin ideología? ¿que criticas, la protesta? ¿o criticas que quien protesta, ese coñoemadre, no se pone una franela roja ni está en la misión sucre ni le da la gana de votar por Chávez?
"Apuesto lo que sea a que ninguno de esos muchachos le reconocerá jamás su actual desenvolverse con total libertad (¿impunidad?) al sacrificio de Sergio Rodríguez y Yulimar Reyes. Y más: no han oído hablar de ellos siquiera. No les interesa." Seguramente eso es verdad. Pero no es que no lo sepan porque son de derecha. Te aseguro que los que dicen ser "estudiantes revolucionarios" tampoco lo saben porque no les interesa.
¿Qué, vamos a reivindicar la memoria de los estudiantes muertos en la cuarta? Me parece bien.Pero no creo que podamos hacerlo matando estudiantes hoy, ni echándole "gas del bueno" (del que, por cierto, las hijitas de Chávez, "hijitas de papá" igual que Goicoechea, nunca han tragado porque jamás se asomaron a ninguna protesta. Puedo dar fe de eso). Policía siempre es policía. Y el cuerpo policial que mató estudiantes ayer, seguira matando estudiantes hoy si los dejan. Cuando lo haga,y cuando lo ha hecho, salen los defensores de tombos de hoy (casualmente, los que fueron sus prosecutores ayer) a decir, con sorna, "la bala vino de la misma protesta", como dijeron con tantos otros estudiantes en el pasado. O sea: el peo no es que maten a un estudiante, el peo está en el color de la camisa que tenía el estudiante. Si la camisa es roja, Globovisión dirá que era un pistolero, miembro de un circulo bolivariano que cayó al enfrentarse a las fuerzas del orden. VTV dirá que es un mártir de la rrrrevolución asesinado por las policías fascistas del este de Caracas, le pintarán un mural y le harán una canción. Si el estudiante que caiga tiene camisa amarilla y las manos pintadas de blanco, Globovisión lo llamará "martir de la democracia" mientras VTV lo llamará "victima de sus propios compañeros que andaban buscando un muerto...".
Por todo eso es que tienes razón: los dueños de medios fabrican su versión de la verdad. Pero no dejes de lado un detallazo: Chávez es uno de los más prosperos dueños de medios de comunicación de este país.

Wilfredo dijo...

...Aquí habemos una banda e'locos leyéndote en colectivo...Yo soy el más chamo y tengo 52...Todos y todas estamos bajos los sublimes efectos del mejor miche callejonero que se hace en Mérida, el de Bailadores. Soy el único que puede estar comodamente detrás de una compu sin correr riesgos. El resto todavía está expuestos en tiempos de "revolución", a que los coñaceén o les den un tiro..Nadie se atreve a poner las manos en el teclado, pero me hacen comentarios para que te los envíe. Matilde, que está bien buena y eso que ya tiene 55, me dice que "..que mala leche que José Roberto tenga razón con lo que es el periodismo venezolano", pero dice que te quedas corto, que así es en Méjico, en Ecuador y en todas partes. Misael que no es escritor, pero tan falto e'respeto e irreverente como tú, dice que el tal Daniel "..tiene cara e'mamagüevo.." y no le parece tan brillante, y se carcajea de la respuesta que le diste.
Hay otro pure que no quiere que dé su nombre;tiene problemas en la próstata pero no deja de beber miche..está loco e'bola:dice que para estar bien informado hay que leer el Nacional y el DiarioVea al mismo tiempo en el mismo día. Yo por mi parte te sugiero que si te tropiezas con el pana Jonhy Balza, dile que te cuente lo bonito que nos trataban los pacos y "los verdes mamarrachos" de la guardia nacional en el 70, 71 y 72 allá en Maracaibo...a ese lo tenían que agarrar entre varios porque se les iba encima con sus puros huesos a enfrentarlos..no lo mataron de verga...Todos te envíamos abrazos...las más borrachas besitos de lengua...hay uno que está que se pone a llorar recordando tu escrito sobre El Pulpo...Larga vida hermano, disculpa la pea..

JRD dijo...

Gustavo Mérida.
Sí, uno se ablanda. La edad, supongo.
No me había dado cuenta: las sábanas siempre están ahí. Pude haber escogido otra mercancía. Pero es que "salchichas" las usa todo el mundo como ejemplo y tal. En fin. El periodismo actual es el arte de vender informaciones, o mentiras que lo parezcan.

Gandica.
Ignoraba que Ludovico se hubiera ocupado del asunto, hasta leer la referencia en tu blog. No he leído tanto a Ludovico como debiera. Tal vez porque me ocupé más del poeta que del pensador y marxólogo. No lo conocí en persona; cuando el tipo murió yo no tenía contacto alguno con los oficiantes de las letras.
Sicología del desenmascaramiento me suena a artículo de primera necesidad: el criterio para saber o tan siquiera sospechar cuando los medios te están cayendo a coba.

Daniel Lara.
Muy fuerte la tentación de aclararte o responderte señalamiento por señalamiento, pero creo que ni tú lo estás pidiendo ni yo lo necesito. Yo creo que tú sabes lo que pienso (porque varias veces lo he dicho claramente) de los cuerpos policiales; sin embargo, me echas en cara el insinuar mi presunto apoyo a la represión contra los estúpidos universitarios de hoy. Yo creo que tú sabes lo que pienso de quienes se disfrazan con franela y boina roja para sentirse (o que los sientan) revolucionarios; tú me sueltas una provocación del tipo el peo está en el color de la camisa que tenía el estudiante.
Después pones el ejemplo del estudiante muerto que será llamado hampón o héroe por una televisora y la otra, dependiendo del bando en el que pergeñaba, y lo haces en un tono cagante de reclamo, a ver si algún lector descuidado cae en la pendejísima trampa de no darse cuenta de que mi artículo plantea exactamente lo mismo. Más abajo le sueltas una descarga a Jaua, Jorge Rodríguez y las hijas de Chávez, a ver si yo como finta con esos insultos o señalamientos y me pongo aquí a exigir respeto por semejantes combatientes revolucionarios... como si todo este maldito blog no tuviera como base, precisamente, la clara diferenciación entre el chavismo oficialista y la corriente revolucionaria de la que me siento parte.

Por lo demás, como yo no estoy hablando de heroísmo sino de ciudadanía, derechos y medios, pudiera valer la pena indicarte que sí hay opciones más allá de ser héroe y ser delincuente... ¡y que ese es precisamente el tema de mi artículo!

Es decir. En mi artículo digo en castellano simple y puro, entendible para cualquiera: "gracias a la sangre derramada de esos y muchos otros jóvenes, el movimiento estudiantil de hoy puede ejercer a gritos y sin miedo el derecho de exigirle respeto a los tombos y al Gobierno. Años atrás ese derecho natural se pagaba con sangre". Yo creo que es preciso ser burro, animal o Luis para pasarle por encima a mi reconocimiento de los derechos de esos bichos, pero Daniel me interpela como si yo hubiera dicho lo contrario: "Hampones de derechas" los llamas tu."Hampón de derecha es héroe" ¿y el hampón de izquierda? ¿y el hampón sin ideología? ¿que criticas, la protesta? ¿o criticas que quien protesta, ese coñoemadre, no se pone una franela roja ni está en la misión sucre ni le da la gana de votar por Chávez?".
¿Tan difícil es entender que cuando los llamo hampones es para recordarle al lector que así era como nos llamaban a nosotros, muchacho er coño?

Siguiente paso: llamarme intolerante porque lo llamé muchacho er coño. Anótenlo ahí.

More Baker dijo...

De acuerdo. Ahora, más allá, lo que me pregunto es porqué no reclamamos ese DERECHO expresado ampliamente en la Constitución y hasta en las cajitas de CornFflakes: los usuarios de esas porquerías que se empeñan en llamarse medios de comunicación, tenemos el DERECHO a saber la verdad, tenemos DERECHO a la información sin deformaciones a cuenta de. Uno no termina de comprender las razones por las cuales ni este ni ningún gobierno anterior a este ha querido normar, o en todo caso reformar las leyes que rigen el comportamiento de los medios, basados en el fulano código de ética del periodista o en la declaración de derechos humanos o en los preceptos filosóficos de Aristóteles, o en lo que sea. ¿Porqué? Pongamos aparte los gobiernos anteriores. ¿Por qué este gobierno no ha hecho nada en ese sentido? ¿Porqué, incluso, quienes tienen el deber de sancionar las arbitrariedades que cometen los medios (sin tregua) no hacen nada? (Ya sé: sólo el gobierno tiene las respuestas)
No sé, yo abogando la causa del diablo, me atrevería a decir que Globovisión es tan útil al gobierno como la existencia de cualquiera de las misiones. Que Globovisión, a la hora de la discusión, de elecciones y de las razones, es tan “recurso” como el tren de los Valles del Tuy Es facilito: yo soy el gobierno, yo voy a Argentina o a la conchinchina y cuando los medios de allá me preguntan que si es verdad que en Venezuela no hay libertad de expresión yo saco mi video, este buenísimo, por ejemplo, donde Ramos Allup invierte no menos de 20 minutos vociferando insultos de un grave al presidente, y les pregunto ¿a ustedes les parece, una vez visto esto, que en Venezuela no hay libertad de expresión? Y con eso les cierro la boca a los argentinos o a cualquiera que venga a hacerme la misma pregunta necia. ¡Claro que hay libertad de expresión! Y es que en este país, desde hace años esa es la libertad de expresión que venimos defendiendo: tú me insultas 20 veces y yo te insulto 24. Tú manipulas con las acciones de “La piedrita” y yo manipulo con los pacíficos estudiantes con las manos pintadas de blanco. ¡Qué chévere! Y mientras tanto nosotros los “usuarios” vivimos tragándonos el excremento, aguantando el continuo irrespeto como ciudadanos, como especie, como seres medianamente inteligentes, porque el gobierno es demasiado democrático (¿permisivo?) o porque le “conviene” más la situación (¿táctica y estrategia?) y porque sólo mierda podemos esperar de la mierda que es, tanto decirlo, esta oposición. Preciso para no herir susceptibilidades: estos medios opositores.

De repente la revisión que tendríamos que hacer, digo yo, ignorante al fin, es lo que entendemos todos por Democracia. Hasta dónde la fulana “libertad de expresión” ha sustituido por completo este concepto. Nos llamamos demócratas porque hay libertad de expresión. Una libertad de expresión según la cual los medios se sienten con el derecho de manipular y deformar la información a su antojo, según sea la ideología que defiende, y en consecuencia arrojarnos sus camiones de estiércol en forma sostenida y sistemática, porque saben que uno terminará haciendo eso: callándose la jeta. O viendo Casa Club TV que es como lo mismo. Porque sabe también que hay una especie de poder invisible que los hace “intocables”

Saludos.

Oswaldo Blanco dijo...

Epa, José Roberto. Te escribe Oswaldo Blanco (San Diego, Carabobo, amigo de Ramón y Luis, pa' que te acuerdes):

Celebro la actualización de este necesario y particular blog. Urge este tipo de debates en todo el país. La cimarronera tiene que expresarse de algún modo y esta es una de sus ventanas más lógicas y genuinas. Acabo de leer las opininones de quienes han suscrito sus comentarios a esta vía comunicacional y se me ocurre, al respecto, manifestar tres cosas breves: 1) Te lee y te responde gente de lado y lado, o, tal vez, inclasificable (por no apelar al eufemismo de moda: "niní"). Por lo tanto, existe un gran nivel de apertura en este medio (y no te estoy jalando mecate, chamo); 2)Los comentarios tienen una respuesta ecuánime, oportuna, consecuente. Quiere decir, entonces, que se trata de reciprocidad y no de "venta de mercancías" ("verdades" noticiosas u opináticas)como reflejo de la unilateralidad, propia de los "medios de comunicación" tradicionales; y 3) esta forma de ejercer la difusión y la recepción de ideas para el debate levanta ronchas en quienes pretenden esconder su tendencia reaccionaria tras la manía de distorsionar la profundidad de un discurso irreverente y libertario, contrario a sus pareceres. Son esos los cómodos que quisieran salir incólumes (ilesos moral y políticamente) ante la confrontación de ideas en una época de cambios inevitables, como la que se vive en latinoamérica y el Caribe (con sus diferencias, grados y rasgos de desempeño, claro está). Por eso, intentan convertir en retruécano (adjudicarse para sí la razón)lo que les dio en la madre y les mostró el espejo en el cual se refleja el rostro picado por el acné de la "estupidez ilustrada" (esa que el sector "pensante" de la sociedad lleva a cuestas, sabiéndolo, sin saberlo o disimulándolo). Así que, lo de "muchacho er coño" es no sólo una de esas acostumbradas salidas tuyas, sino y sobre todo, un reto a esos opinantes carambólicos a aprender a debatir con ética y verdadera inteligencia. Nadie les está cercenando ese derecho, todo lo contrario. Que aprendan, entonces, a ser hombrecitos en este laberinto tan arrecho llamado "campo de las ideas".

Un abrazo. Saludos también a todos los lectores.

Lorenzo Albano F. dijo...

Y cual es la verdad? Cual es la puta verdad?

La que decreta el gobierno de turno? La que difunden quienes se le oponen?

Si tanto te molesta el periodismo de academia, si tanto te molesta la complicidad de los medios que los convierte en un Cuarto Poder (o Sexto, si se trata de Venezuela)...

Hay soluciones, que te resultarian obvia si no estuvieras empeñada el alma en un mamotreto ideologico que no se puede realizar y en una guerra ficticia que no tiene fin. Es imperfecta pero es lo mejor que se consigue en este mundo.

Fijate: muchos hechos han salido a la luz solo porque vino un tipo y las tomo con una camarita piche, incluso con un celular, y las colgo en un sitio web. Otros tantos han salido a la luz porque otro sujeto puede publicarlos en Internet con nombre y apellido, donde las grandes "instituciones" del periodismo ni se atreven. Y estoy hablando no de Venezuela, sino de todo el mundo.

Antes lo hacian con imprentas improvisadas, fotocopiadoras y cintas magneticas.

Claro, quienes se incomodaban con esas informaciones dijeron que las noticias estaban manipuladas o fuera de contexto. Tal vez...

Pero la solucion es obvia, si quienes sacan la verdad incomoda lo hacen con medios casi clandestinos:

Una total y completa libertad para obtener los "medios de produccion" de noticias, y para publicar noticias. La abolicion de cada una y todas las leyes que reglan eso que llaman "periodismo" y "comunicacion". Desde la que consagra a los "graduados" como los unicos autorizados, y en adelante. La desaparicion de CONATEL (y similares en todo el mundo) y de todo "reglamento" de las comunicaciones.

Anónimo dijo...

El Lapiz Azul dijo:

Saludos Duque,

Yendo directamente al Artículo debo decir que me sorprende, (digamos al menos que me parece curioso), que hayas planteado el tema utilizando como imagen de referencia el modelo de "La Oferta y la Demanda"... que no es otra cosa que el caldo de cultivo de donde se nutre el capitalismo.

Pero es válido el ejemplo, y dicho esto, me alegra y me tranquiliza saber, que el colectivo ha sido tremendamente inteligente al reconocer el oscuro camino que han escogido los grandes medios privados.. y ciertamente "No le ha gustado la mercancía y ha ido a comprársela a otro".

Prueba de ello eran los record de tiraje y circulación "Certificada" de la cual se jactaba EL NACIONAL, hace 2 lustros... y que contradice mucho con los ejemplares que quedan frios en los kioscos hoy día... quedando desplazado por el pequeño David "Últimas Noticias" que ha sabido mantenerse por el medio de la calle y reorientó su camino dejando de ser el periódico de anuncios clasificados que era.

Esta sola referencia dice mucho.

Claro que conozco mucha gente que se mete sus Puñales de "Aló Ciudadano"... mi mamá era una... su salud llegó a decaer con las rabias que pasaba y el veneno que le inyectaban estos programas.

Mario Silva tiene sus adeptos también.

Pero la gran mayoría de los venezolanos ha aprendido a cambiar canales, a escuchar un poco aquí y allá y a sacar sus propias conclusiones. Desarrollando una especie de filtro propio que permite adquirir una especie de "materia prima" susceptible a ser analizada.

En resumen, soy optimista en cuanto a la educación reciente del venezolano al escuchar, leer, informarse, opinar y participar.

Y este Blog es prueba de ello.

Saludos

JRD dijo...

More.
Es digna de ser compartida tu angustia. Pero al final todo queda explicado (mas no satisfecho) cuando uno comprueba, con todos esos ejemplos que has dado, lo inútil que resulta el papel (eso que la sociedad burguesa llama "derechos"), cuando la realidad avanza más rápido y con sus propios códigos. Las leyes y códigos de ética dicen una cosa; el ser humano coge otro camino. Lo llaman "impulso libertario". Qué se hace. ¿Imponer el nuestro? Esa me gusta.

Oswaldo.
Salud, mi pana. Ni más ni menos, las conversas en casa e Ramón pero con registro escrito: como pa no poder echarnos para atrás sin hacer el ridículo. Salud.

Albano.
Salvo la línea incomprensible en la que me acusas de empeñarle el alma a nosequemierda, refelexión producto de la mariguana piche que se consume allá en Andalucía, yo estoy de acuerdo con todo lo que dices. De hecho, buena parte de mi blog habla de ese anhelo de libertad plena (que para que sea posible es preciso que el capitalismo por el cual clamas a cada rato, desaparezca).
Lo que no entiendo es por qué me expones tus estupideces como si yo pensara lo contrario. ¿Qué pasó? ¿Estás estudiando el mismo método de Daniel Lara, consistente en utilizar mis propias ideas a ver si yo me atrevo a rebatirlas pensando que se te ocurrieron a ti?

JRD dijo...

Wilfredo
Bienvenidas las peas colectivas tuyas y de tus panas, sin ellas no hay proceso que valga la pena ni sueño pobible.
Salud, salud, salud. Abrazo pa todos.

Lorenzo Albano F. dijo...

"Una total y completa libertad para obtener los "medios de produccion" de noticias, y para publicar noticias. La abolicion de cada una y todas las leyes que reglan eso que llaman "periodismo" y "comunicacion".

Me sorprendo!. Asi que estas de acuerdo que cualquier particular (o grupo de particulares) posea una emisora, un servidor internet, una imprenta, una fotocopiadora y publique lo que DESEE sin mirar para los lados? Que decida que publicar sin preguntar ni a mayorias ni a minorias? De verdad?

Le darias ese derecho al sujeto que mas te hace hervir la bilis cuando habla? Dejarias que RCTV por ejemplo COMPRASE una frecuencia a buen mercado y transmitiese publicamente por ella?

Mi concepto de libertad pasa por no ir a agredir ni siquiera al sujeto cuyos mensajes no desearia oir ni que fueran difundidos. El tuyo tambien?

JRD dijo...

ALbano.
La libertad de la que tú hablas se refiere sólo a los empresarios. Tu idea de un "mundo libre" sólo es posible si esa libertad incluye la que tienen los ricos de explotar a millones de seres humanos para vivir bien.
Cuando tú hablas de "cualquier particular" no te estás refiriendo a los ciudadanos comunes sino a tus aliados de clase. La libertad de parece de pinga si su beneficiario es Marcel Granier. En la sociedad que yo sueño, y que lentamente vamos construyendo, esa vergüenza de la humanidad llamada opresores (que tú disfrazas bajo la denominación de "particulares") no existirán. No habrá amos ni esclavos. Así que, mientras tanto, abogo por la plena libertad para los oprimidos y el tapón en el hocico para los que tienen todo el poder, y por lo tanto no pueden ser silenciados.

Lorenzo Albano dijo...

Yo se de que iban RCTV y demas emisoras "con concesion". Iban y van del privilegio. La "concesion" es un privilegio al que solo puede acceder quien tiene los parabienes del gobierno de turno. Ahora gozan Cisneros y los dueños de Televen, porque son los que estan en la pomada como dicen. Bueno, tambien VTV y TeleSur y Tves, porque siendo propiedad DEL gobierno y partido de turno y financiadas con los dineros que saca a los pendejos que no tienen su cambur con el Estado... (creo que se llaman "particulares")

Lo que yo propongo es que las concesiones y autorizaciones y licenciaturas y sellos y chapitas para todo lo que tenga que ver minimamente con el periodismo y comunicacion en general dejen de existir.

Nos diferenciamos en que NO CREO que el Estado y sus acciones puedan ser separados de la arbitrariedad politica, y que por tanto es mejor que no tenga nada que hacer aqui.

Yo no creo que el gobierno que le concedio las concesiones a RCTV sea mejor que el que se las quito y viceversa. En este asunto son iguales.

Los chavistas ( y aqui no te incluyo) que celebraron la remocion de RCTV del aire son una cuerda de idiotas. Sigue habiendo un rey dando y quitando cartas de privilegio. Solo cambio su nombre y supongo que creen que es "mejor" que los anteriores.

Realmente tienes un sancocho de conceptos: "Particular" es cada ser humano vivo y actuando por cuenta y voluntad propia; excepto cuando actua por cuenta del Estado y es funcionario publico.

Realmente el futuro que te imaginas donde nadie puede actuar por cuenta propia me parece horroroso, y no creo que sea necesario dar explicaciones por que habiendo ejemplitos practicos como Corea del Norte.

Y el tapon en el hocico, muchacho, vas a ver que muchisimo antes te lo ponen a ti que a Cisneros.

JRD dijo...

No, yo no tengo un sancocho de conceptos. Yo sé lo que es un particular. Tú no lo sabes: tú crees que sólo merece ser mencionado así el que tiene dinero, esclavos y muchas propiedades. Tú eres capitalistas y crees en el Estado burgués, porque de otra manera los empresarios seudoliberales no se hubiesen enriquecido.
No manipules lo que dije. Eso de "el futuro que te imaginas donde nadie puede actuar por cuenta propia" es un delirio tuyo, aquí no está dicho eso por ninguna parte. Tú sí crees en ese tipo de mundo: uno donde los pobres tengamos plena libertad para decidir qué empresario o corporación nos esclaviza.

Y no, no me anuncies catástrofes. Yo y los míos hemos sido silenciados durante muchos cientos de años. Ahora es cuando estamos empezando a decir nuestra historia.

Lorenzo Albano dijo...

Okey, retiro eso ultimo del futuro en el que "nadie puede actuar por cuenta propia"

Yo como "particular" veo a cualquier persona, sujeto de derechos y agente de si mismo primordialmente. Que decide a que motivos y causas (todas o casi todas, debo decirlo, relacionadas con otras personas) se subscribe.

La unica esclavitud posible es de quien usa la violencia para limitar el numero de opciones que uno puede tener. Ese es el Estado, burgues o menos que sea. Para mi una cooperativa y una corporacion deben existir bajo el mismo regimen juridico. Que proporcione derechos inalienables (y digo realmente inalienables) a sus integrantes, y que no meta ninguna coba de "interes publico" que todos sabemos a quienes benefician: a quien esta conectado al poder, y a los funcionarios "publicos" (pero privadamente).

Pues cuente su historia! Que yo no soy el que esta callandolo.

JRD dijo...

"La unica esclavitud posible es de quien usa la violencia para limitar el numero de opciones que uno puede tener".

Depende. ¿Opciones para qué? ¿Para convertir a otros seres humanos en esclavos o sirvientes? Yo creo que quienes aspiran a esa mierda hay que atajarlos. Con violencia revolucionaria o como sea, pero hay que pararlos. El mundo merece otro tipo de relaciones distintas a las que ofrece el capitalismo. Aquí, o eres amo o eres esclavo. Eso ha matado a más gente que cualquier guerra de exterminio.

Albano, no continúes tocando ese tema en este artículo. Hablábamo del antiperiodismo a la venezolana, ¿te acuerdas?