lunes, 22 de junio de 2009

Las currturas y la cultura dominante (y que quiere seguir dominando)

Uno de los más gratos placeres que he conseguido en este ejercicio llamado bloguería ha resultado ser el desenmascaramiento de la presunta inteligencia de una cofradía académica, seudoacadémica o protoacadémica que se ha dado en llamarse "clase pensante": esos bichos que creen ser dueños de una razón superior, digna de serle impuesta al resto de los mortales (esos seres inferiores que no fueron a la universidad, que son incapaces de pronunciar el apellido de Heidegger, y por supuesto también de tragarse sus libros). Son, paradójicamente muchos de los mismos que andan por ahí diciendo que creen en la democracia y en la libertad, pero son incapaces de romper ciertas cadenas: las que nos atan a concepciones canónicas de la vida, de la sociedad, del ser humano. Creen en la libertad pero están presos del convencionalismo que da por cierto y respetable todo cuanto ha esclavizado a la gente por generaciones.
En las últimas semanas perpetré un par de incursiones en un ámbito del que ellos se sienten dueños (la cultura) y de bolas que se les revolvieron las lombrices. Gente acostumbrada a pensar en todos los ámbitos humanos como en parcelas privadas, propiedad de las clases que han impuesto la forma, la naturaleza y el ritmo de las relaciones humanas, y a las cuales ellos pertenecen, no soportan que venga un cualquiera (porque uno es cualquiera, a mucha honra) a proponer otras lecturas de lo que ellos consideran verdades monolíticas e irrebatibles. Con todo, lo ladilla no es tanto lo que proponen o sugieren como tema de discusión, sino la increíble, desesperante, escandalosa, vergonzosa y sobre todo tragicómica incapacidad para comprender lo que han leído, y algo peor: la forma solemne y ampulosa, mediante insólitas contraargumentaciones que sólo se rebaten a sí mismas, en que intentan hacerte creer que entendieron.


El sartén de mis dos artículos titulados Currtura tiene más de un mango. Es muy frecuente (y válido, cómo no) que alguien interesado en rebatir el discurso completo se aferre al que le parece más débil para proceder a desmenuzarlo. También es frecuente en muchas personas, aunque no en estos tipos que se sienten superiores, que para rebatir algo de lo que dices hagan un malabarismo retórico mediante el cual dicen exactamente lo que tú dices, haciéndole creer al lector desprevenido (y en la blogósfera hay mucho de esto, en serio) que tú piensas lo contrario. Ejemplo práctico: tú dices "El racismo es una mierda y la opresión debe ser desterrada de la humanidad". Ellos te responden: "Tú eres racista, la opresión debe ser desterrada de la humanidad". Se apropian de tu discurso porque no tienen ninguno, o porque el que por impulso de clase deben defender les avergüenza.
Creo entender el proceso mental que los impulsa a reaccionar: aquel que se rebela ante el recordatorio de que en la historia de la humanidad ha habido minorías dominantes y mayorías excecradas; la actitud de quienes saben que hay una porción gigantesca de la humanidad que ha padecido injusticias, pero consideran peligroso e inconveniente que esas injusticias sean saldadas. El hombre blanco-europeo sojuzgó, explotó, impuso y lo sigue haciendo, y la imposición, la explotación y el sojuzgamiento ha sido un proceso doloroso. Va el reconocimiento de un elemento esencial: ha sido doloroso, pero es lo que tenemos. Somos producto de eso que tanto ha dolido, pero no por ello vamos a hacernos los güevones: esto ha sido producto de profundas injusticias y la humanidad no debe renunciar a recordarlas y menos a corregirlas. Qué de pinga aspirar a que todo siga como va cuando se pertenece a la clase beneficiaria del sudor y la sangre de los demás. Aquí se defiende el derecho de los pueblos del mundo a desamarrarse de la segregación, el exterminio, la explotación de todo orden; aquí se defiende el derecho de los pueblos indígenas y a los descendientes de africanos a buscarle alternativas a la servidumbre y la esclavitud a las que siguen sometiéndolos las corporaciones y las potencias mundiales... ¡y eso le parece a la clase pensante una declaración de xenofobia y racismo!

¿Qué tiene que ver esto con lo que se ha dicho sobre el tema currtura-cultura? Básicamente,

1) que es preciso recordar siempre que uno de los mecanismos más efectivos de sojuzgamiento de pueblos y naciones ha consistido en la supresión o arrinconamiento de manifestaciones culturales, mediante la imposición de "valores" que las culturas dominantes consideran superiores: la música académica es mejor, más culta, más elevada y más digna que el tamunangue; las variantes comerciales del rock son chéveres, el joropo es chabacano, etc.
2) que pese al valor que le otorgamos al aporte europeo a la cultura universal (incluida aquí la música) va siendo hora de distinguir entre los "bienes culturales" que se producen y se comercian por dinero, como mercancías que se compran y se venden, y las manifestaciones que el hombre produce por impulso natural y colectivo para su diversión y solaz, por amor a su herencia social y no por un sueldo o para enriquecerse.

Aquí se le reconoce valor a la música académica, pero no se le hace concesiones a la visión del mundo que considera superior a ese tipo de música por encima de ninguna otra manifestación musical. Aquí (y cuando digo aquí estoy hablando de esto que he sido, como individuo y como parte de un pueblo) se le reconoce valor a toda la música e incluso a los sonidos percutivos que no son exactamente música en su acepción canónica, pero se le profesa un más profundo afecto a lo que el pueblo hace para cantarle a la tierra, a las querencias, a lo llano del hombre simple. Yo sé y escribo sobre salsa, y la bailo en la medida en que se lo permite a mi swing mi ancestro gocho, pero según estos idiotas debo despreciarla porque ya declaré que hacer música por plata es una perversión del capitalismo. Imposible ponerlos a pensar en la diferencia que hay entre reconocerle calidad a algo y a tenerle más afecto. Hay que ser estúpido para no reconocerle valor y trascendencia a la música de Mozart, y hay que ser nazi o mamagüevo para creer que Mozart es superior a Pío Alvarado... o viceversa.
En contra de esto, a más de un payaso le ha dado por echarme en cara lo mismo, como si yo hubiera dicho lo contrario.

Aquí, como en ningún otro blog venezolano, se han celebrado las manifestaciones y el desarrollo del mestizaje y el poder de las mezclas y el sincretismo en la construcción de una sociedad distinta a esta cosa decadente en que vegetamos, y los burros de la clase pensante se han dedicado a gritar por ahí mi presunta búsqueda de la pureza.

Aprendan a leer, asuman su incapacidad para entablar un debate serio con nadie o váyanse a comer mierda.

16 comentarios:

Larry Nieves dijo...

Si mencionaras nombres sería más fácil seguir el hilo de la discusión, los argumentos y contra-argumentos. Sugerencia para hacerle la vida más fácil a los lectores. A menos, claro, que haya una razón por la cual no lo haces.

Saludos,

JRD dijo...

Sí, hay una razón: le tengo miedo a la inteligencia de tus compinches de clase, y como soy chavista entonces además soy tirano y censor. No me gusta discutir y todos los comentarios que apruebo acá son de gente que está de acuerdo conmigo. Puerdes verificarlo en los comentarios de todos los artículos, y en especial en los endosados a los dos titulados Currtura.
También hay algo en este artículo y sus comentarios.

El pana dijo...

Como dice Galeano, nosotros no tenemos/hacemos cultura sino floclor, no hacemos arte sino artesanía. Cada vez que leo en la prensa sobre los "exitos" de Dudamel en las europas siento mucho asco. Es como si le demostraramos a ellos (los europeos) que somos unos perros bien amaestrados, capaces de hacer a la perfección lo que él amo (la cultura occidental/dominante) nos manda. O como si le dijeramos al mundo miren que bien interpretamos las músicas que uds inventaron, miren que tan perfectamente podemos ser como uds, dentro de muy vamos a poder ser como uds que hacen musicas muy bonitas. Pura mierda. Mientras tanto aqui nadie sabe quien es Pio Alvarado o que coño e madre es el tamunangue.

RomRod dijo...

te confieso que me costó un puyero seguir la argumentación de Vicente en su blog. Y la tuya también en los posts anteriores. Acá creo que se me aclara un poco la cosa, a lo mejor es de tanto releer todo. Y creo que coincidimos en mucho. Yo tengo un punto de vista bastante universal en cuanto a la definición de cultura. No creo en culturas "superiores" o "inferiores". Creo más bien que todas son producto del intelecto humano y de nuestros múltiples matices provocados bien sea por la geografía o por la historia de cada una de nuestras comunidades humanas regadas por todo este planeta. Y todas por supuesto son muy pero muy valiosas. Incluso las manifestaciones artísticas comerciales lo son, digo las auténticas y las que son producto del esfuerzo y del estudio. No importa si esa manifestación artística comercial es de un rapero negro del Bronx o si es de un compositor alemán de fines de siglo XVIII.

Pero tal como lo dices hay mucha gente, ha habido mucha gente, que ha usado la "currtura" como mecanismo de opresión y clasismo. Y he ahí donde suscribo lo que dices. Me jode ver expresiones artísticas en los pueblos dignas de estar en los mejores museos y que no puedan exhibirse allí simplemente porque estos artistas no estudiaron arte ni nada por el estilo. O que se favorezca el estudio de la música clásica, en el caso del presupuesto gigante del "sistema", a el estudio de nuestros ritmos caribeños. Uno de mis hijos por cierto quiere estudiar trompeta, pero no para tocar conciertos de Bach sino para tocar salsa y música urbana de la nuestra. En eso puede que el "sistema" ayude, no lo dudo. Pero sería bueno conocer si es así, si el "sistema" produce músicos auténticos para nosotros.

El tema da para mucho amigo JRD.

Kepler dijo...

Yo no creo que haya tanta gente que esté clamando que el tamunangue y el arte de Barlovento o del Delta no es cultura.
Quisiera ver las oraciones a las que se refiere JRD. Decir "eso está en los comentarios" es muy fácil.

Desconozco cuál es realmente la parte del presupuesto que se da a lo del Sistema, si es el 50% es una locura. Quisiera saber si Ustedes tienen una referencia sobre eso.

RomRod,

¿A qué museos te refieres concretamente? En Venezuela o en otro lugar?

JRD dijo...

Kepler. Voy a tomar un fragmento de tu comentario, y tú vas a negarme que escribiste eso: "el arte de Barlovento o del Delta no es cultura". Anda, niega que lo escribiste.
Ese maldito ejercicio manipulador de mierda, quizá con una microscópica variante, es el que han perpetrado tú, el güevón del Vicente y dos o tres subnormales en este blog y en el del susodicho gafo Ulive-Nosequeverga. Lo que tú y tus compañeros de discurso racista han dicho no se detecta frase por frase, se colige fácil de la lectura completa de sus comentarios.

Larry Nieves dijo...

Parte de la polémica surge, si he comprendido correctamente, porque buena parte del presupuesto nacional de la cultura se va en cierto tipo de manifestación. Yo no voy a entrar en ninguna discusión sobre autenticidad, gustos, afecciones, etc., porque para ser sincero, yo no sabría ni por donde empezar.

A lo que me voy a referir es al sencillo hecho que siempre que exista un estado repartiendo dinero va a haber gente descontenta con la forma como se reparte dicho dinero. Unos dirán que se da muy poco para tal cosa, otros que se da mucho para aquella otra. Y siempre el conflicto será irresoluble, porque no va a ver ninguna forma objetiva de satisfacer a todos los interesados.

Entonces lo más justo, en mi opinión, es que el estado deje de repartir y que cada quien, individual o colectivamente, subsidie, promociones, compre, venda o regale el tipo de cultura que mejor le parezca.

JRD dijo...

Larry. De acuerdo con la premisa pero en desacuerdo con la propuesta. Creo que la cultura es una construcción del afecto y por lo tanto para mantenerse debe usar un combustible distinto al dinero. Que no es una mercancía que se compra y se vende, y este sí ha sido un punto central de la discusión. Lo que llamé "genuino" en algún momento, y que provocó las piruetas de algunos interlocutores, es aquello que produce el hombre en ejercicio de su amor por la creación. No, el tamunangue no es más ni menos genuino que nada: es genuino el golpero de La Primavera que toca y canta porque adora a San Antonio o porque la borrachera fluye mejor con golpe tocuyano, que el grupo de tamunangue que no toca en público por menos de 10 millones de bolos.

¿Hace lo anterior "buena" o "mala" la salsa que tocaba la Fania, a la música académica, a lo mejor de Sting o Linkin Park? Por supuesto que no. Pero seguirán viniendo estúpidos aquí a decir que es lo que yo estoy planteando. Ah verga, Larry, asómate dentro de un rato y te darás cuenta.

RomRod dijo...

Kepler... casi cualquier museo "culto" es así... clasista. Me refiero a los de arte de cualquier lugar del planeta.

hectorpal dijo...

jum... que será de la vida del comentario que publiqué, donde decía que los lectores reaccionan por donde quieran, y que no tienen que comentar las ideas centrales de lo que dice el otro... Bueno, si se perdió, perdido está. No lo escribiré de nuevo.

Franco Tirado R. dijo...

Déjame ver si entiendo. Tú estás diciendo en resumen que el artista amateur es "más genuino" que el que cultiva su arte por dinero. ¿No es eso? Creo que sí es eso, está textualmente un poco más arriba.

El peo estriba en que se puede ser genuino y a la vez vivir del arte. Es decir: en el campo de los artistas profesionales hay muchos que siguen siendo tan auténticos como cuando empezaron y hay otros que siempre fueron unos vendidos. Así que el criterio que estás usando no distingue los artistas "genuinos" de los que no lo son. Es decir, antes de decir que fulano es "auténtico" y mengano no, hay que indagar un poco más allá en sus motivaciones que simplemente ver si fulano hizo gratis algo que mengano hizo a cambio de dinero.

Saludos.

El pana dijo...

será, chico, casualidad que las presentaciones de las orquetas sinfonicas las financien grupos como econoinvest o bancaribe y al tamunangue naidem le da plata pa un coño

Lorenzo Albano F. dijo...

Larry no ha dicho que necesariamente quien "subsidie, promociones, compre, venda o regale el tipo de cultura que mejor le parezca." deba necesariamente hacer ninguna de estas cosas con fines de lucro.

Sea que la motivacion es lucro o no: en cuanto que cualquier manifestacion cultural (por necesitar materiales y accesorios) necesita aunque sea un poquitin de dinero, lo mejor es que dicho dinero venga voluntariamente de quien este interesado en dicha manifestacion.

Por eso dije alguna vez que al menos cuando pago una entrada para un concierto o le doy una moneda a un musico ambulante o le brindo un palito a un musico, le manifiesto mi aprobacion sin duda y sin ser obligado por nadie.

Si tanto molesta a JRD que ciertas formas de "cultura academica" reciben dinero estatal injustamente... Bueno, que se de cuenta que bajo un regimen de libre intercambio probablemente a la cultura popular que el favorece le ira mucho mejor que a la "cultura academica".

Per Kurowski dijo...

el pana dice “Cada vez que leo en la prensa sobre los "exitos" de Dudamel en las europas siento mucho asco. Es como si le demostraramos a ellos (los europeos) que somos unos perros bien amaestrados, capaces de hacer a la perfección lo que él amo (la cultura occidental/dominante) nos manda.”

¿Y por qué no consideras que Mozart era solo otro Dudamel de su época que también cabalgaba sobre otra ola cultural? Y por lo que yo he visto (por you-tube) es que Dudamel cuando arranca los mayores aplausos es con “Pajarillo”. Hablar de cultura occidental como amo y dominante en un mundo donde mucha “cultura occidental” debe ser subsidiada es alejarse de la realidad. Pon un niño Europeo a elegir entre un Mozart y un video de Michael Jackson y 999 de 1000 sabes por dónde se van. La cursilería implícita en el “qué maravilla es lo de otros” no es muy distinta a la que existe en el “qué maravilla es lo nuestro”. ¡Deje que cada quien oiga lo que le dé la gana! Sea Mozart, sea Pío Alvarado, sea Michael Jackson, sea el Pollo de Bruzual o sea Elvis… (eso sí que no sea Britney)

Anónimo dijo...

Entiendo bien que censures los comentarios que no están de acuerdo con tu posición política, pero aún así me gustaría, a manera de favor, que me sacaras de algunas dudas que tengo (No por falta de criterio).

Tengo 19 años, y te comento que hasta ahora no me sentía identificado con ninguna tendencia. Solo me interesaba mas bien salir adelante y ayudar a mi familia y a mi país. Siempre he intentado ser objetivo en mis opiniones y eso me lleva a las dudas que me quedaron de la interpretación de este post, a saber:

¿Según tu criterio, entonces, una revolución social DURADERA debe estar basada en la ignorancia DEL PUEBLO?

Porque, no se si entendí mal, pero repites una y otra vez tu argumento en contra de una clase pensante (Entiéndase esta como una clase sin algo que ver con un sistema de clases sociales).

Te confieso que siempre he sentido un rencor virulento contra todo lo que representa el -podrido- "jet set" venezolano, y no puedo estar mas de acuerdo en que ellos con su pensamiento clasista sin sentido y su rabia ciega en contra de todo lo que consideran inferior han llevado este país a la ruina. Pero últimamente me he dado de cuenta de algo que es mucho peor: Los "pobres" son MAS clasistas aún.

Los pobres y los ricos de mierda, AMBOS con su irrespeto al país y su manía barbarica de creer que están por encima de las reglas son los que tienen este país estancado.

Una revolución, según creo, no PUEDE estar basada en la clase ignorante y pendenciera pobre (Mal llamada Pueblo -en mayúsculas, como si fueran los únicos habitantes de Venezuela), y mucho menos en una clase tramposa, indiferente e hija de puta en general como los ricos.

La verdadera revolución está en la clase media, no en los "sectores populares". La clase media es la que mantiene a este país funcionando, y me atrevería a decir que son los unicos a los que realmente les importa Venezuela (No como a los ricos y a los pobres, que solo quieren exprimir y llevarse tanto como puedan).

Y no, no soy rico ni intento serlo. Pero me frustra ver, por ejemplo, como a un amigo de mi familia a quien recién habían botado del trabajo, lo secuestraron porque invirtió todos sus ahorros en un negocio que le daría de comer a su familia, en nombre de la distribución de riquezas.

En fin, aplaudo que defiendas tu punto de vista y me parece que eres creo que el unico chavista que haya leido que tiene un punto serio - Aunque no objetivo, claramente, borras los comentarios que no te apoyan-.

Saludos y gracias de antemano (Si respondes, claro).

JRD dijo...

Anónimo 8 de agosto de 2009 08:15 PM.
Cualquiera que sepa leer y contar se da cuenta de que aquí escribe más gente que piensa distinto al autor del blog que la que lo apoya. Búscate entonces otra provocación más efectiva. Esa me resbala.

Yo llamo "clase pensante" a una parranda de güevones que se creen superiores porque fueron a la universidad. Ellos se llaman a sí mismos de esa manera, yo lo que hago es burlarme de esa pretensión.

Sobre el resto de tu reflexión creo que ya dije bastante a lo largo de varios artículos y no voy a ponerme a repetir aquí todos los argumentos. Léete mientras tanto este:

Los maleducados

Considéralo un aporte a tus puntos de vista.