lunes, 18 de octubre de 2010

José María Korta, los yukpa, el derecho a la tierra y ciertas formas de lucha

Referencia:

Razones de mi huelga de hambre (José María Korta)

_______

Hoy a las 11 de la mañana, en la sede de los tribunales en la esquina de Pajaritos (Caracas) el hermano Jesuita José María Korta comenzó una huelga de hambre "por los derechos de los pueblos indígenas en Venezuela". Voceros de movimientos sociales en solidaridad con esta acción han dicho que denuncian "El silencio y la evidente voluntad dominante dentro del Estado-gobierno para condenar a los luchadores yukpa por la tierra; y el irrespeto a los derechos territoriales indígenas a favor de la mineria transnacional, han llevado a uno de nosotros, un luchador ejemplar y muy querido por todos, a tomar una decisión radical de protesta con la esperanza de que los de abajo despierten y los de arriba rectifiquen".

En concreto, se denuncian situaciones como el encarcelamiento del cacique yukpa Sabino Romero Izarra en el Zulia, y la negligencia en hacer cumplir la demarcación de territorios ancestrales de los yukpa, para beneplácito de una macoya de militares y terratenientes.

Abajo, mi posición personal al respecto.

***

Considero noble y corajuda la decisión del compai Korta. Pero no puedo suscribir ni apoyar una acción personalísima de alguien si lo pone en riesgo a él mientras yo lo observo, o peor: si estoy a su lado dándole palmaditas en el hombro para que se arriesgue. Yo no puedo animar al hermano a que ponga en riesgo su vida con una huelga de hambre, porque yo voy a almorzar ahora mismo y seguramente comeré otra vez esta noche. Una huelga de hambre es un asunto demasiado serio y grave como para que yo anime a ese hombre a que lo haga, si yo no lo voy a acompañar. Invito a los camaradas que están acompañando a Korta para que revisen si de verdad están agotadas todas las formas de lucha, si no hay algo más que se pueda hacer colectivamente. Algo que haga prescindible o postergable la individualización de la protesta en un solo hombre, Korta en este caso.

Por otra parte, si me pareciera una medida necesaria y decisiva para el triunfo de una causa iría yo mismo a inmolarme, pero no lo es. Este episodio será aprovechado por la derecha para echarle mierda a un Gobierno aliado como el de Chávez. Sí, el Gobierno ha fallado y cometido injusticias en el caso de los yukpa y su derecho a la tierra, pero ninguna falla es tan grave como para poner nustro esfuerzo militante a hacerle comparsa y entregarle argumentos a la derecha. ¿Cuánto tardará Globovisión en ir a entrevistar a Korta, y los neodiputados de la derecha en ir a ofrecerle su solidaridad?

Y que le conste a la derecha de este país, antes que salgan a llenarse el hocico con comparaciones malabarísticas: la huelga de este caballero es por justicia y libertad, por un viejo anhelo de los pueblos indígenas. La huelga de Franklin Brito tenía por objeto que le dieran unos reales (más de los que le dio el Gobierno). Es la diferencia entre alguien que lucha por ideales y alguien cuyo “ideal” tiene precio: si me das plata suspendo la huelga.

Así que mis respetos y saludos a José María Korta. No lo animo a que se inmole porque sería irresponsable de mi parte, desde mi comodidad. Y los cámaras que están con él, antes de darle aplausos para que se sacrifique piensen en el pabellón que se van a comer más tarde, y mañana, y los días siguientes. Y después piensen en las muchas formas de lucha que hay, distintas al sacrificio de este viejo combatiente, que nos hace más falta vivo que muerto.

10 comentarios:

alberto carlos bustos dijo...

por primera vez estoy totalmente de acuerdo con vos, hermano. abrazo

jclarosav dijo...

la derecha a tenido todas las oportunidades de hacer propaganda con la lucha indígena, no lo ha hecho fuera de un comentario que olvidan en comerciales, porque el Plan de Perijá que aplica nuestro gobierno, es el que ellos aplicarían, el que estaban aplicando, además con la ventaja prepotente de la sordera absoluta y la que le da nuestra ausencia. abrazos.

Ivan Sotomayor dijo...

Tienes toda la razón Duque.

La inmolación del camarada Korta trascenderá sólo en su cara pintada en franelas y acompañadas por frases suyas o de algún otro mártir. Eso no le servirá de nada al proceso revolucionario.

¿Será verdad que hay una ministra o ministro indígena?

Que se manifieste, o lo hagan manifestarse.

Saludos.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dice el compa de más arriba: la derecha no hará uso de este tema, porque el gobierno, lamentablemente -y como en muchos casos- hace lo mismo que ellos harían en su lugar. también contigo, JRD, una vida luchadora como la del Sr Korta, hace más falta viva que inmolada.... Ni hablar con los figurantes de turno que animan al sacrificio de otros sin siquiera poner el cafecito de la merienda... Pero ya se nos hace vergonzoso eso de seguir tapando las causas urgentes a las que el gobierno (categoría en la que sólo se incluyo a los revolucionarios de mentira, y los hay por montones) hace mutis en favor de los negocios (triste historia nacional y universal).

Lucía Borjas dijo...

Saludos, resulta muy fuerte lo que está sucediendo a nivel de los derechos indígenas en nuestro país...

Como personal es tu opinión, y personal la decisión del hermano Korta...

En lo personal me pregunto, si el hermano Korta ha dado su vida por los índigenas... ¿será que ahora está donando su muerte por la causa?

A mi me ha parecido muy interesante el punto de vista tu opinión. Y muy bueno para el debate con los grupos que apoyan a los índigenas.

Porque desgraciadamente, aparte de Sabino preso, la realidad indígena es terrible.

Solo con el tema Yukpa están ahorita mismo las mujeres y niños frente a Panorama en total estado de mendicidad...

Ana dijo...

Casualmente esa fue la opinión que manifesté a alguien que el sábado pasado me manifestó la voluntad de Korta de hacer una huelga de hambre. Es jodido solidarizarse con una lucha que buscando reivindicar el derecho a una vida digna de los indígenas Yukpa y la liberación de sus hermanos, lo haga atentando contra su vida. Es una decisión personalísima, me contestaron. Coincido contigo en que más allá de acompañarlo o tirarnos en una colchoneta no podemos hacer algo más. Le sugería a la compa que me comentó lo que iba a hacer este valioso jesuita, que por qué no nos encadenábamos, por ejemplo, alrededor del Ministerio de Asuntos Indígenas a ver si la autista que dice ser su Ministra despierta del letargo largo en que vive... O que nos fuéramos al Zulia y allá acompañáramos otras iniciativas.
Aunque coincido contigo en que los motivos de Korta y de Brito tienen una distancia del cielo a la tierra, ahorita me parece jodido hacer exigencias tan inmensas como exigir que termine la demarcación de los territorios indígenas (sobre todo porque desde 1999 está establecido en la Constitución y nada ha ocurrido)porque la gente podría esperar a que te mueras en el intento. Definitivamente, aunque respeto la decisión de Korta, coincido contigo en que las acciones colectivas pueden sumar y sobre todo, no sacrificar a un compañero tan valioso y con problemas de salud como él.

Zorabel dijo...

...Entonces, es la huelga de hambre una lucha colectiva o una lucha personal? Las luchas personales se quedan en el camino, somos seres humanos y nos cansamos y morimos, ese es nuestro destino; por otro lado, las luchas colectivas son eternas...entonces, sigo sin entender.

Marisabel dijo...

La lucha de los hermanos indígenas de la Sierra de Perijá tiene una arista, electorera, que no se debe ignorar. Alguien ha buscado sembrar concejos comunales para reinsertar indígenas en territorios planos, en el piedemonte de la Sierra de Perijá. Alcaldes, concejales, diputados y candidatos han pasado por encima de su propia forma de organización. Hay una que se hace llamar la Rigoberta Menchú que está trasladando wayuu al sur del Lago.

Manipulaciones electoreras que traen confrontaciones y hay otro ejemplo de una mano negra que, en haras de justificar poblamiento; ha involucrado indígenas en casos de droga. Y la jurisdicción ordinaria no da garantías al debido proceso

Anónimo dijo...

Varias vainas.
A la clase media con disfraz de revolucion le da picazon cuando se les identifica. Cuando viene alguien y lo ubica en su contexto.
EL margen ese que haces entre la huelga del español y la huelga de brito es absurdo. Los dos hacen la huelga por la misma peticion "Respeto a la propiedad privada". Lamentablemente casi nadie quiere escuchar o entender que es una estupidez del tamaño de la UCV (de donde son la mayoria de los defensores de la causa "ancestral") exigirle a un estado capitalista, en una sociedad capitalista, que vele por la causa Yukpa, o acaso los yukpa con las tierras ancestrales no van a entrar en la rosca de la compra-venta? Y si algun idiota dice: Yo prefiero que compran y vendan los yukpa a que compra y venda un terrateniente entonces vayanse todos al quinto coño y sigan creyendo que el peo en realidad son las causas individuales. Los estupidos Ucevistas defensores de esto se preguntan cuanta gente mata de hambre el capitalismo diariamente?. Los estupidos Ucevistas defensores de esto se preguntan cuantos campesinos muertos hay por la misma causa?. Es de pinga andar exigiendole derechos al capitalismo, ya sea por comodidad o por nostalgias pajuas de aspirantes a izquierdosos. Si sabino se muere en la carcel, gran guevonada, a mis panas muertos por la policia nadie los homenajeo ni defendio su causa ancestral. Cuerda de mamaguevos clase media.

Anónimo dijo...

A propósito de Abreu:

http://www.aporrea.org/actualidad/a111351.html