lunes, 7 de marzo de 2011

La anti-Barbie

Busco y busco la explicación más gráfica sobre por qué Lina Ron es emblema, retrato y expresión del momento social venezolano, y lo único que me viene a la mente es un chiste de mierda del Conde del Guácharo (y maldita sea la gracia que me hace). El tipo dijo una vez que Lina era una muñeca Barbie, pero hecha por el INCE.
***
El chiste, corrosivo y por supuesto lanzado con intención vejatoria, dio en el blanco, en el centro exacto de uno de los mitos o totems sobre los cuales se sostiene la cultura venezolana del entretenimiento, y por extensión, la patética autoestima de una clase media trasladada vía televisión a la población más pobre. Uno aparta todo el trasfondo misógino y racista de la declaración y lo que queda es esta otra dosis de prejuicios de clase: el INCE (hoy INCES) sólo produce vainas chimbas, de dudosa o mala calidad. Nada que ver con la empresa que produce a las modelos esas, caras, famosas, apetecidas: perfectas (la perfección es una virtud estética, y sólo eso). Los esclavos al servicio de industrias capitalistas producen vergas con estándares de calidad más altos que los esclavos al servicio de seudoindustrias manejadas por el Estado.
En esa escala de "valores" Lina Ron, la mujer, no iguala ni de santa vaina a la muñequita, estereotipo, prototipo y arquetipo de la fémina capitalista que se precie: si eres mujer y quieres que se te respete debes tener el culito así, las piernas así esbeltas, las tetas así como esculpidas, el cuerpito de plástico y el cerebro de plástico, o mejor: nada dentro de la cabecita de plástico. Debes tener todo un armario de ropas y disfraces, un marico llamado Ken que al parecer te coge de vez en cuando o no te coge nunca (según la voluntad y fantasías de las coñitas que te manejan la vida), una casa rosada y un himno: I'm a Barbie girl in a Barbie world: world in plastic: is fantastic!
***
Durante el paro de diciembre 2002-enero 2003, aquel inefable presidente de Fedecámaras llamado Carlos Ferdandes se ganó el apodo "Deque", porque discurseaba así: "Queremos decirle al pueblo de Venezuela de que ya el paro es total en todas las principales ciudades. Eso quiere decir de que el régimen ya ha perdido el control de las actividades vitales del país. Todo parece indicar de que es inevitable la renuncia del presidente..."
Un comentario de Lina en Venezolana de Televisión: "Ay por favor, hasta yo sé que no se dice de que..."
***
Lina Ron era fea, era vieja (las sifrinas no envejecen: pasan de ser adolescentes y jóvenes a ser damas), era negra, orientarrr, de vaina era bachiller y hablaba así golpiao y sabroso, ¡perdón!, sabroso no: con palabras obscenas y ofensivas a los oídos de esa gente tan pulcra, esas mujeres que se criaron y crecieron jugando con Barbies de verdad. Traducción: Lina Ron era una mujer de carne y hueso, no un producto de laboratorio. Una tipa que frente a las cámaras hablaba y se comportaba igual que en privado. Una mujer ordinaria, y tampoco es casual que en el lenguaje racista y coñoemadre que nos impuso la televisión el adjetivo ordinario (que en realidad significa común y corriente, popular, cotidiano y si acaso vulgar, del vulgo o pueblo llano) haya pasado a significar feo y chabacano. Lo ordinario es denigrado y mal visto porque los ricos y aspirantes a ricos se creen extraordinarios. Usted pone a Iris Valera al lado de María Corina Machado y ya su subconsciente manipulado y vuelto mierda por la "cultura" de lo artificialmente bello y fino le indica cuál de las dos es ordinaria.
Es decir: vulgar.
Y vulgo es pueblo.
***
En un mundo en el cual las masas enardecidas, la horda rabiosa, el pueblo más pobre y más vejado por siglos está acostumbrándose al protagonismo, al ejercicio cotidiano, callejero y concreto de una política vigorosa y democrática, y también a imponer valores estéticos distintos; en una Venezuela y en un planeta donde lo pretendidamente bello y distinguido está siendo pateado y rebajado a la condición de espectáculo ridículo y blanco de burlas y salivazos, Lina Ron tenía que convertirse en fenómeno de masas, en personaje controversial, odiado y querido. Lina Ron era la mujer-pueblo, alma difícil de definir o de asir en pocas palabras: la clase de mujeres cuya energía aplasta e incomoda a quien creció conservador o pacato: la mujer brava, peleona, chistosa, incoherente y contradictoria, pero inmensa en su volatilidad. A los individuos de las clases acomodadas las mujeres como Lina Ron les repugna y les remueve las lombrices; a los pobres, en cambio, nos genera afecto y ardoroso agradecimiento.
¿Agradecimiento? ¿Qué cosa tiene que agradecerle el pueblo de Venezuela a Lina Ron? Sin ir más lejos, nos regaló la verificación de que la fuerza, la honestidad, el desparpajo llamado rabia y el no abandonar jamás la conciencia del origen (la comprensión del dónde naciste, dónde creciste y dónde te formaste) son los únicos requisitos para pertenecer al segmento de la humanidad que ha de salvar, mediante su insurrección, al planeta y a la especie.
Si usted es o ha sido pobre, lo sabe, y además entiende que el mundo que nos aplastó masivamente debe ser sustituido por otro, usted es de la gente de Lina Ron.
Si usted nació rico o clase media, lo sabe, y además entiende que el mundo que aplastó masivamente a una clase distinta a la suya debe ser sustituido por otro, usted es de la gente de Lina Ron.
Si usted es pobre o rico, y cree que la salvación consiste en que, para salvarse y mejorar, los desposeídos deben competir con sus iguales para derrotarlos y desplazarlos, ganar mucha plata con que mudarse del barrio y de la casa humilde, y convertirse en un profesional engreído que se disfrazará de ejecutivo o gerente, se amarrará al cuello una corbata y le comprará una Barbie a su hija, entonces métase su Ken por el hueco del culo y quédese de aquel lado de la historia: usted no es de la gente de Lina Ron. Probablemente sus ademanes lo emparenten con el Conde del Guácharo, pero usted no es de la gente-pueblo a la que pertenece Lina Ron. Usted es un ejemplar humano perteneciente a una cofradía que hoy domina al mundo (ese mundo que se encargó de volver mierda) pero que poco a poco irá desapareciendo y dejando un rastro lamentable en la historia humana.
***
¿Y qué decir del júbilo idiota del antichavismo estándar, que cree ver en el homenaje de Chávez a su querida Lina Ron una contradicción, por aquellos vergajazos y carcelazos que el presidente le lanzó el año pasado y aun antes? Previsible: es la misma gente que dice que en el chavismo no se discute ni se debate ni se confronta ardorosamente, y que todo el mundo se le cuadra sin reservas ni dignidad al jefe. Es la misma gente modelo Ken-Barbie que dice creer en la pluralidad pero no entiende cómo a pesar de discusiones y coñazas uno puede amar al camarada que no piensa o actúa igual.
Va un video que le hice a Chávez al salir de la plaza de Lina Ron (dizque plaza "Andrés Eloy Blanco"), ayer (06/03/2011). No quiero comentar (ni hace falta que lo haga) las cosas que ese tipo le inspira al pueblo más sencillo:


***
¿Realmente murió Lina Ron? Parece que sí, pero eso no tiene que ser para siempre.
Si usted quiere presenciar en vivo el emporio, la cantera de donde salió esta rara joya de la política venezolana (y donde están formándose miles o millones de Linas más), váyase una mañana de sábado o domingo a los mercados populares de Cumaná, San Félix, Carúpano o de cualquier pueblo pobre de Venezuela; zambúllase en el disfrute de su verbo candeloso, déjese llevar por la energía de esa zona donde la raza humana es hervidero y potencia, sucumba a la enormidad del humor oriental a mansalva:

--Epa vieja, aquí mi compai dice que la cabeza a mero es mejor que la cabeza e pargo pa hacé un sancocho, qué dice usté.
--Cómo se ve que no han probao la cabeza er pipe...

O lo que es lo mismo: para qué lamentarnos de la muerte de Lina Ron, si el espíritu de pueblo que la hizo posible, ese al que le hizo honor, sigue vivo, valeroso y curvero por todos los recodos y todos los caminos.

14 comentarios:

obdalys dijo...

excelente!

Nelly Tsokonas dijo...

Bueno... Nadie es dueño de la verdad, ni siquiera voy a hablar de la "mía", sería muy pretencioso. En el camino, las verdades de más de la mitad de mi vida se han ido poniendo de cabeza; hoy, prefiero relativizarlas.

Tomando en consideración lo anterior, debo reconocer ¡cuántas verdades dices en lo que a la banalidad del mundo de hoy se refiere! "Plástico", Rubén Blades; él le podría poner música a tu discurso. (De paso, qué bien escribes, me gusta leerte)

Con Lina Ron, murió la militante más fiel, leal y abnegada que tuvo Chávez, y que jamás volverá a tener, ¡porque no se lo merece! Y es en este punto donde difiero de tu apreciación acerca de "Chávez y su querida Lina". Dice una sentencia muy justa: "Más vale una flor a un vivo que una corona a un muerto". Lina no fue apreciada ni valorada por el único ser del que esperaba esa flor. Para no hacer el cuento largo: se pasó el último año de su vida clamando por una entrevista cara a cara con su comandante, a solas, decía.
Y ayer, cuando él llegó, ya ella no pudo decirle lo que quería decirle.

Muy sentido tu homenaje a Lina Ron, a quien no se le puede desconocer su solidaridad y su lucha por mejorar la vida de los más necesitados. Q.E.P.D. Lina.

Recibe un abrazo solidario.

Nelly Tsokonas /@abezeta

martieducador dijo...

Tu escrito es lo más auténtico que he leído sobre Lina Ron, Duque. Gracias por eso. Después que supe de su muerte, yo intenté escribir sobre Lina -y créeme- no pude... Sentía un respeto y una admiración inmensa por esa mujer. Me conmovía su amor incondicional hacia el presidente, y me causaba mucha irritabilidad la incomprensión que algunos "chavecitas" demostraban ante sus acciones apasionadas. Recuerdo haber respondido un correo en donde se la acusaba de pertenecer a la CIA. Siempre el mismo mal: el pensamiento preso en esquemas liberalistas, el temor a que la "chusma" asuma las riendas del proceso de liberación...
Duque, no había podido escribir porque me abatía la contundencia de la desaparición de Lina Ron en un momento que considero clave dentro del proceso histórico venezolano. Me parecía percibir en este suceso inesperado, una señal admonitoria de la decadencia de este proceso. Sin embargo, leer tu escrito, me devuelve la conciencia de la sinuosidad del camino y de la índole de los caminantes... ¿Cómo puede morir alguien que es emblema del pueblo venezolano?¿Cómo puede mmorir la rebeldía y la fuerza? ¿Cómo puede morir la mujer cuando se libera de sus cadenas?
Gracias, Duque.

yra dijo...

Sin desperdicio este humilde homenaje a Lina desde la voz del pueblo... También lo es para nuestras adolescentes y mujeres que han muerto en los quirófanos de los carniceros de la belleza buscando aquella que la propaganda burguesa nos vende como la mujer perfecta.. la Barbie.. Un homenaje a todas las que hoy por hoy somos y seremos entonces, las barbies bolivarianas... Feliz día duque por tu alma femenina!!

Rod dijo...

Entreviste a Lina Ron luego del referendo aprobatorio en el 2004 en la Av. Urdaneta, en la epoca de las guarimbas. Lina Ron mucho mas cuatriboleada que muchos revolucionarios y opositores en este pais. Su legado sera el de la rebeldia y el desacato a la autoridad, sea cual sea.

Rod dijo...

Por cierto, pude leer en algun twetter que Lina se habia muerto de la arrechera despues que soltaron al cuervo y los demas terroristas de altamira. Seria bueno que analizaras un poco porque carajo soltaron a estos tipos, por una supuesta huelga de hambre de unos carajitos que responden a intereses foraneos, y que al parecer no tienen mas nada que hacer, que luchar por los terroristas locales. Al margen del tema. Gracias.

Olga dijo...

Hola. No sé si importe o no aclarar esto: Lina sí estudió hasta octavo semestre de medicina pero por diversos problemas, de los cuales la pobreza no era el menor, tuvo que dejar la carrera. Ella lo afirmó en diversas entrevistas, y una amiga mía, quien sí se graduó en medicina y luego se especializó en siquiatría, casualmente fallecida en noviembre 2010, fue su compañera de clases. Luego de 23 años sin verse se reencontraron allí en la Plaza en Santa Capilla y fue muy divertido ver a Rocío apostando a que Lina se acordaba de ella y ver a Lina vociferando a través de ese megafono: "Epale, yo a ti te conozco, tú te llamas Rocío X".

Leticia dijo...

Cónchale Chavéz, ojalá no te pase con el pueblo venezolano, lo que te pasó con Lina.
Ojalá que cuando por fin lo escuches y actúes en consecuencia, no estemos muertos.
Los chilenos sabemos de qué 11 de Septiembre te estamos hablando. Un abrazo. Leticia

More dijo...

Bien dicho José, bien dicho!

Lo que más me gusta de ella es que era consecuente con lo que decía, lo que no se puede decir de muchos chavistas o revolucionarios. Por lo menos en eso, no la percibí contradictoria.
Y, por las razones que enumeras: peleona, brava, jodida, pero por sobre todas las cosas leal, me parece que era una carajo valiosa, yo diría que valiente. Hay que ser valiente para hacer lo que muchos quisiéramos hacer pero nos faltan bolas como por ejemplo ir a caerle a bombas a globovisión.
Lamentablemente yo disiento de las medidas que en su contra ejecutó Chávez, o el gobierno que para el caso es lo mismo. Eso me pareció desleal, injusto hacia una persona que abrazó con pasión, con toda la pasión de su ser, la "causa" chavista y la figura del "jefe" Odié a Chavez por ese gesto que lo que buscaba, como yo lo vi, era complacer a la Oposición más que dar el ejemplo del "deber ser" de un revolucionario. Hay gente en el gobierno que merece escarmientos más severos que ese, y andan de lo más campante... en fin..

Y no, ella no se ha muerto. Sin ánimos de incursionar en poesía, tengo la sensación de que ella tenia tanta fe en el pueblo al que pertenece, tanta fe en su energía creadora, en su rebeldía, que donó su cuerpo a la tierra pa volverse mineral y piedra y los que quedamos aquí pudiéramos armarnos también con ellas y lanzarlas al enemigo en esos tiempos que se avecinan. Un gesto de amor, sin duda.

Pero además, como bien dices tú, ella vive... vive en "el espíritu de pueblo que la hizo posible"

Saludos,corazón. Bien dicho!

CÉSAR APONTE RON dijo...

Me parece un excelente reflexión camarada lo felicito. Si, ciertamente es como usted describe esa personalidad de mi tía era única, yo soy su sobrino y pude ver de cerca todo lo que usted describe, esa entrega incansable hacia los más desposeídos y esa férrea convicción de no perder nuestra esencia, ¿de dónde venimos y hacia dónde vamos?. recuerdo que una vez mi tía Bertha Ron (hermana de Lina) estaba visitándola con mi mamá y ella (Lina) les dijo mira Bertha tu tienen dinero ahí en tu cartera y mi tia dijo --si claro por qué --- lina le dice-- dame lo que tienes -- y mi tía Bertha le dio 140 Bs (140.000 Bs de los viejos) Lina le pregunta -- ¿tu comiste tía verdad, porque tu tienes comida en tu casa y mi tía aun sin entender asiste sorprendida por la pregunta -- si hija ya comí-- bueno mi tía ellos no han comido y tienen 3 días sin comer así que con 130 pueden comer y te devuelvo 10 para que llegues a tu casa y mando a comprar harina pan y queso para rallar y mando a preparar un poco de arepas creo que eran 60 o más ella rallo el queso y luego se sentó a comer con unos mendigos y gente de la calle que estaba en la plaza . Esa era la Lina Ron que yo conocí y que tenía una verdadera convicción por ayudar al otro tan grande como la que tenia por el combate

Juan Pablo Toledo dijo...

Cuando yo era un chamito y estudiaba en la escuela de música que queda a una cuadra de la "Plaza de Lina Ron" nunca entendí nada de lo que ahí sucedía, sólo me hacía mucha gracia el "ché" (disfrazado) que andaba con su combo. Ahora con la distancia que me da el tiempo y haber dejado de creer en los medios privados paulatinamente desde el 2002, es que me doy un chance de ver las vainas admirables de esta tipa.

Fuera de tema: hoy murió Ítalo Pizzolante (compositor y tal) y en globovisión ya le tienen un homenaje bandera. Hace semanas murió Francisco Mata (cultor de la música oriental)y no vi fue nada aparte de una escueta mención en VTV. Lo que veo bonito de todo el asunto es que estoy seguro de que en oriente es donde ese tipo duele, y a lo mejor pasándolo por TV lo que iban a hacer era convertirlo en una figura espectacularizada y descontextualizada más, como cualquier vaina que pasan por TV, como bien supieron hacer con Lina.

Salud

klori dijo...

La sinceridad de Lina merece tu sinceridad, tu texto es el mejor homenaje póstumo que se le haya hecho. Al llamarla "Crista" Chávez la negó tres veces y sin dejar cantar al gallo le dió el beso de Judas, quien la crucificó fue él, y además pretendió descalificar, a través de su alevoso y premeditado vocero Mario Silva, la autenticidad del gesto y la espontaneidad del verbo de la irreductible, la que "no se dejó" de las élites ultraconservadoras del MVR y del PSUV. El libérrimo "glamour" de Lina -el mismo de millones de venezolanas ordinarias (JRD dixit) y además proletarias-, escuece, tanto a las feministas revolucionarias de Blackberry y 4X4, como a las feministas contrarrevolucionarias ídem. La desaparición física de Lina le da un fresquito a muchos y muchas, le aliviana jaquecas a varios y varias, muchas llagas se quedan sin dedo. Gracias José Roberto por este espacio y esta oportunidad de expresión.

Anónimo dijo...

CHAMO NO ESTOY DE ACUERDO CON TU MENCION NADA HONORIFICA POR CIERTO RESPECTO AL INCE ACTUAL INCES PANA HAY QUE RECORDAR QUE LA BASE TECNICA DE TODO EL APARATO CAPITALISTA NACIONAL(TRANSNACIONAL)HA SIDO SOSTENIDA POR COMPATRIOTAS FORMADOS EN LAS SEDES DEL INCES EN LAS QUE NINGUN CAMPO DE LA TECNOLOGIA QUEDA VACANTE...EN CUANTO A LINA RON A MI MODO DE VER ES LA MAS PURA EXPRESION DEL BRAVO PUEBLO HECHA MUJER(NO BRAVO ARRRECHO QUISE DECIR...)CON EL CARIÑO DE SIEMPRE TU PANA ....

moisest dijo...

Se acerca otra conmemoración de LINA, quisiera que la recordemos mucho, nos va a hacer falta para los tiempos que se asoman.. y si tan solo hubieran unas pocas parecidas ella (que existen), cercanas al comandante, otro gallo cantaría en la administración publica acomodaticia y negligente... El tiempo es juez y verdugo.