domingo, 11 de enero de 2009

Todo se vale si usted es un hijoeputa

Y todo juega contra usted si usted es chavista u osa declararle su apoyo a las causas de los pueblos oprimidos en el mundo. Usted puede hacer y decir de todo si usted es antichavista; todo se le permite a sus adversarios (incluso el trámite del asesinato) si usted huele remotamente a chavismo. No es de extrañar que al antichavismo (con dos o tres excepciones irrelevantes) le parezca correecto y justificable el genocidio contra el pueblo palestino, y que denunciarlo y solidarizarse con las víctimas califique como ridiculez.
Quiero recordar la coñaza en la cual fueron asesinados Jairo Gregorio Morán y Oscar Aponte Gómez hace ya seis años (3 de enero de 2003, durante el paro-sabotaje petrolero), una marcha de maricones pervertidos a la que ellos mismos le pusieron por nombre "La Batalla Final". El antichavismo justificó esos crímenes mediante el trámite bastardo del despedazamiento moral de los muertos. En El Universal se publicó una nota, dictada palabra por palabra al "periodista" por un PTJ interesado, según la cual ambos jóvenes fallecidos tenían antecedentes: uno por hurto y el otro por lesiones durante una riña. A la mala zorra de Marta Colomina le pareció que había que arrojar un peor vómito sobre la memoria de los muchachos y les cocinó un expediente basado en chismes y "runrunes".
¿Danilo Ánderson? Casi nada: dos semanas después de su espantoso asesinato Patricia Poleo aumentaba las ventas de su pasquín haciendo burlas, acusaciones y chistes macabros en su contra. Recuerdo un titular: "Danilo era mago: desaparecía el oro". Chavista y ladrón: bien muerto estaba. Todo un canto a la necrofagia y al periodismo entendido como arma de guerra sucia.
En vista de lo anterior, que el palangrista y perturbado mental Alberto F. Ravell le haya mentado la madre y amenazado con darle unos coñazos a un reportero de Ávila TV no pasa de ser un episodio más, bastante tibio por cierto, en el lento pero sostenido proceso de deterioro ético de un conglomerado al que, a falta de proyectos, sueños y proposiciones positivas para el país, le viene bien llamarlo simplemente antichavismo. La partícula anti informa que se está contra algo, pero deja en suspenso el a favor de qué. Todos sabemos contra qué están, pero ni ellos mismos saben qué es lo que quieren.
Aclarando: a mí me gusta este país en el cual todo vestigio de majestad y suprahumanidad de los hombres públicos ha sido pisoteado. Hace sus cuatro años Felipe Mujica también le mentó la madre por TV a Hugo Chávez y no hubo consecuencia alguna para él ni para el canal que transmitió la "hazaña". Siempre me ha parecido que sincerar el odio es más sano que solaparlo o sustituirlo por la hipocresía: yo te grito en la cara mis sentires y me preparo para recibir de vuelta lo mismo; verdugo no pide clemencia y tirapiedras no anda esperando que le echen flores. El problema es precisamente ese: el día que un ciudadano vea a Ravell en la calle y le escupa la cara, lo llame palangrista o le meta una buena patada por ese culo, saldrá este cabrón sin carácter para soportar chalequeos y presiones a acusar al Gobierno de haber perpetrado en él un crimen de lesa humanidad. El gremio periodístico en pleno chapeará con esta nuesva demostración de que en el país no existe tolerancia ni libertad de expresión, y le atribuirá el morado en las naglas de Ravell al discurso del odio que ha fomentado el dictador Hugo Chávez Frías entre los venezolanos.
Lo dicho: si usted es un hijoeputa, tiene libertad para todo. Ahora, si usted es chavista, reprímase, porque cuanto diga o haga será usado en contra del Gobierno.
Y después andan por ahí extrañadísimos de que uno prefiera a este Chávez permisivo hasta lo increíble, que a unos malditos fachos a quienes se les saldrá la clase apenas retomen el control del Estado. De su Estado. Y eso ocurrirá. No hay que ser futurólo para saberlo y afirmarlo: la derecha, el sifrinaje, los empresarios, los adecos y los neonazis volverán al control de SU Estado.
Sí, soy pesimista, y más que eso: realista. Camaradas: ese Estado burgués que fuimos incapaces de destruir les pertenece a ellos. Es cuestión de poco tiempo para que regrese a sus manos. Y los que se pasan la vida hablando de tiranía y luchas por la libertad, pues aprieten ese culo y vayan preparándose para ver una tiranía de verdad. Ya verán de qué se trata una dictadura, cuando estos coñoemadres desalojen al chavismo del poder.
Y repito: esto ocurrirá. Porque si el chavismo ha sido incapaz de partirte o cerrarle el hocico a los candidatos a tiranos, mucho menos podrá hacerlo cuando comience la tiranía.

14 comentarios:

Lennyss dijo...

otra vez las generalizaciones, me parece injusto e irresponsable que mets a todos los que NO estamos con TU comandante en el paquete de quienes rechazamos la matanza de palestinos, yo tampoco comparto la intolerancia y vulgaridad de Ravell pero sigo preguntándome si de verdad el leguaje de odio de TU presidente no tiene parte de la culpa en ese clima insólito de confrontación y odio etre venezolanos. te invito a que lo veas desde una postura más autocrítica y adulta, tu lenguaje supera al de Ravell en agresividad y chabacanería, ¿o es que tú tienes derecho a expresar tu odio y los antichavistas no? ¿de que derecho a opinar estamos hablando entonces?

JRD dijo...

Lenny. Estamos hablando del derecho a opinar de quienes hemos sigo silenciados por siglos. El derecho a opinar o la libertad de expresión de los directivos y dueños de medios, y de la clase social que controla a esos medios, no me preocupa. No tiene por qué preocuparme: ellos son la medida de su propia libertad, nada los detiene y nada puede silenciarlos porque con dinero y padrinazgo de las hegemonías cualquiera es valiente y dice lo que quiere.

En cambio sí me preocupa la precaria libertad nuestra, la de los pobres, los despreciados y los maldecidos. Esos que cuando ya el chavismo no controle VTV ni RNV, y cuando los medios comunitarios y alternativos sean sistemáticamente cerrados (con el aplauso y la actitud complaciente de los Defensores de la libertad de expresión) volveremos a ser perseguidos, encarcelados y asesinados. Como antes. Como siempre. Las mentadas de madre de Ravell no son tan genuinas como las mías porque la rabia de ese mamagüevo tiene diez años apenas; la rabia de los míos y el dolor de los míos tienen un añejamiento de cinco siglos de dolor. Yo soy un ciudadano común a quien la pasión (y el miedo que a mi pàsión le tiene la sifrinería de este país, la chavista y la del otro lado) hace ver como un político que influye en alguna gente; en la vida real soy un pobre desempleado que volverá a ser silenciado cuando TUS ídolos antichavistas controlen de nuevo al Estado.

Y bueno, respecto a tu posición sobre Gaza e Israel, quisiera saber finalmente cuál es. Porque leí una muy digna en tu blog, y otra ligeramente distinta en un comentario hecho en el blog del enigmático Gandica. El comentario se refiere a la forma de protesta que utiliza el chavismo oficial contra el genocidio de Israel contra los palestinos, y comienza así: "ja ja ja ja!, claro que son dignos de risa.... El mensaje que me llegó del post de Gandica y de tu comentario fue: "Sólo yo puedo protestar contra Israel y sólo mi lenguaje es válido para protestar; los chavistas también protestan... PERO SON TAAAAAN RIDÍCULOS...".

Te devuelvo entonces tus últimas preguntas: ¿es que tú tienes derecho a expresar tu odio y los chavistas no? ¿De qué derecho a opinar estamos hablando entonces?

Anónimo dijo...

Lo que me parece insólito es que a estas alturas del partido no haya salido nadie embraguetao de verdad a partirle la cara de un coñazo a ese o cualquier facho de los medios pa que dejen de creer que los chavistas estamos pagados por el gobierno pa que los fachos nos vengan a joder cuando tengan las hoemonas alborotadas

Lennyss dijo...

si te fijaras bien (si te tomaras el sencillísimo trabajo de leer bien) verias que mi comentario allá en enigmas express manifiesta mi acuerdo con la causa palestina. Voy a copiártelo completo (y no mutilado como tu hiciste):

"ja ja ja ja!, claro que son dignos de risa, pero no deja de conmoverme el fondo del asunto y las muchas formas de expresar solidaridad, no se, hay quienes para protestar se queman vivos (estilo bonzo), se inmolan de varias maneras, otros como estos personajes simplemente se exponen al ridículo (creyendo además que se la están comiendo), pero para decirte la verdad, creo que la causa y la motivación es buena, no tengo forma de oponerme a la causa que abrazan. saludos."

sabes? yo no veo ninguna diferencia entre la actitud de ravell y la de muchos chavistas que no pueden oir opiniones distintas porque se lo toman como algo personal, estás a un paso de caer en eso, si es que ya no caíste.

Anónimo dijo...

Duque Saludos. Me disculpas que me entrometa en esa discusión de "pareja" pero es que ese es el grave problema de los antichavistas por no decirle escuálidos.
Dependiendo del sitio donde se encuentren así serán los comentarios. Por ejemplo en tu artículo anterior (Gaza) lees el comentario de Lennys y ves que está cuadradísima con los palestinos, pero cuando lees el comentario en el blog de gandica como ella sabe que el 99% de los que allí opinan son antichavistas, tira su toquecito de "gracia" (estoy en contra de lo que estan haciendo los israelíes, pero estos carajos de aqui son bien ridículos. De bolas que eso incluye a Chávez) No mantienen una actitud coherente y leal en todas partes, todo depende donde voy a colocar mi opinión.
Pero resulta que esos "ridículos" son los representantes de Chávez y resulta que esos carajos que "son dignos de risa" representan a un carajazo de gente.
En otras palabras Chávez ha hecho algunas vainas buenas pero que cagada tener éste presidente.
Si sale cualquier guevón de globovisión con una banderita de Israel puesta en la cabeza, eso si es fashion.
German V

elsoberanomanda dijo...

Yo traté de mostrar cuán risible era el asunto, QUE NO LO ES, a los usuarios de noticiero digital, fíjate:

"Chic@s, tratar de convertir a Ravell en mártir es una pendejada.

Lo pincharon (quién lo manda a confiar en el correo), lo guisaron a fuego lento y con paciencia, y ¡zuás!, el tipo efectivamente va y se reune con los tres patos y el jefecito.

Lo demás era esperarlo en el aeropuerto y pillarlo con los pantalones por la rodilla. Empezó a balbucear sobre tractores radiactivos hasta que se le volaron los tapones... y le tocó inventar un rollo sobre pasaportes y otras ñeradas para hacer tiempo mientras de este lado se levantaba una carcajada estruendosa al ver la cara de güevones que ponían los tres bolsas ante el micrófono de Carvajalino.

Trágame tierra, diría la oposición. Esto es lo que tenemos. Y se dejan pillar por un reportero dilettante bien dateado, como corresponde a un gobierno y a un país que se cuida de que lo vengan a sabotear desde afuera... porque desde adentro no pasan de cuatro guarimbitas.

Qué ridículo, mis panas. Cuás cuás cuás...

Si los políticos de oposición están tan faltos de ideas PROPIAS como para tener que someterse a Alberto Federico el que rima con xxrico, mis panas, lo que les toca es empezar a hacer una oposición seria, genuina y desde las bases... porque eso no viene en lata ni en sobre listo para servir.

Porque el problema aquí no es el espionaje, que no por ilegal deja de ser legítimo: el problema es que con todos los defectos que este proceso tiene, seguirá siendo el mal menor al compararlo con una oposición que insiste en buscar soluciones laveylisto fuera del país. Repetir a Chile. Y eso, amig@s, no lo puede tolerar un país con soberanía.

Y no me hablen de maletines. Eso sí que hedía a montaje, tanto como los correos de la hipercomputadora de Reyes."

Pero que va. Prefieren ver el asunto como una coñoemadrada más del rrrrégimen en contra de un paladín de la libertad de expresión. No se les ocurre que si esto hubiera pasado en la cuarta, o en la sexta que nos preanuncias si no nos ponemos las pilas, Ravell y su combo estarían en un calabozo y los medios calladitos.

Aquí es cuando a uno le provoca ir a esa mierda de canal en La Florida y gritarle al bichito ese "¡Palangrista!" a ver si sale a darme unos coñazos. Porque yo se los respondo, y de a dos por uno.

Franco Munini.

JRD dijo...

Está bien, Lenny, vamos a hablar de eso de tomarse las discusiones políticas "como algo personal". Lee otra vez mi artículo e indícame dónde nombro o hago una alusión directa a Lenny Singh. Luego, lee tu primer comentario y cuenta las veces que me interpelas y utilizas la palabra TU, como pronombre y como posesivo. Sólo después que hagas ese ejercicio hablamos de personalizar la discusión y esas cosas. ¿Le damos?

Franco, por razones de higiene mental te recomiendo no tratar de entablar una conversa o discusión seria contra nadie cuya tribuna sea el foro de noticiero digital. Eso es desgastarse en una tarea imposible e inútil: sacarlos de sus prejuicios racistas y de clase. Esos tipos se jodieron.

Daniel Lara F. dijo...

Cuando veo sucesos como el protagonizado por el periodista de Avila y Ravell, confirmo que los medios de comunicación (especialmente los televisivos) que son de oposición o pro gobiernos son las dos caras de la msima moneda. Da verguenza. Entrevistas complacientes en las que no hay cuestionamiento alguno, pura sobadera al entrevistado. Así es en aló ciudadano y así es en Dando y dando. En Globovisión el tema es la inseguridad, solo eso. En VTV el tema es la enmienda, la inseguridad no existe. Los medios televisivos venezolanos TODOS son basura. Así de simple.
Y eso no excluye a Avila TV. Más allá de la pobreza de su contenido cotidiano, analizando lo que hizo el reportero, considero que perdió una valiosa oportunidad para hacer algo que es mucho más peligroso que un insulto: hacer las preguntas incómodas. Eso intentó hacer con Borges y los otros, pero pudo haber sido más incisivo y menos culillúo, dejar la mamadera de gallo y preguntarle a los pajaritos esos por los costos del viaje, quien lo pagó etc. Un gringo que no es santo de mi devoción, llamado Michael Moore, es experto en hacer ese tipo de periodismo: preguntarle directamente, sin temblor en la voz ni chistecitos estúpidos, a Charlton Heston sobre su postura a favor de la libertad de porte de armas en un país en el que mueren niños mientras manipulan las armas que sus padres guardan en el escritorio. Lamentablemente, al reportero de Avila le pareció más pertinente insultar tontamente a un sujeto que, al sentirse insultado, hizo lo que haría cualquiera: mentarle la madre. Lamento que el muchacho que jugaba a ser reportero irreverente tuviera esfinteres sensibles al insulto, porque el temblor en la voz y la actitud de manso cordero que agarró despues fue verdaderamente vergonzosa.
La mentada de madre de Ravell es una anécdota. Igual que las muchas mentadas e insultos de tantos lengua floja de la politica de este país, incluido Chavez, Escarra (los dos), Mujica, Lina Ron, etc, etc.
Por otro lado, que raro eso de llamar a alguien palangrista, pitiyankee, ladrón, asesino etc y esperar que se comporte de una forma distinta a la que se le ha definido. Es un problema con la coherencia que tenemos en este país. Si yo digo que unos carajos son magnicidas, tengo que salir a meterlos presos. No hacer un show. Si yo digo que Chávez es un Tirano, me agarro de San agustín y agarro un fusil. Porque donde hay tirano, hay tiranicidio, decía el monje. Pero no, aqui todo es un show. Las estupidas que llaman a aló ciudadano o que opinan en noticierodigital y que hablan de "dictadura", "tiranía", "autocracia" pero se van los domingos a la playa y jamás en su vida han cuidado un voto en una mesa. Los pendejos que pretenden hacer una revolución desde aporrea, o desde una marcha con una franela roja pero que, igual, se van a la playa, no se leen un libro y creen que Palestina es una marca de zapatos. Si yo digo que Ravell es un palangrista ¿porque me sorprendo de su actitud?
Cuando hablaste del "antichavismo" me di cuenta, una vez mas, de que no lo soy. Yo soy anti venezolano, en el buen sentido del término. Porque siento que el problema de este país no es chávez, así como no lo eran los adecos: el problema son los valores asquerosos sobre los cuales se edificó la cuarta y la quinta, esos valores que tanto nos gusta llamar "venezolanidad", el culto a la personalidad, el rentismo, la constante repartición, la venganza como método de acción política, la hegemonía política como objetivo de cualquier partido. Chávez es un accidente en la historia. Y algún dia ese accidente que nos tranca la autopista, lo dejaremos atrás (y si no demolemos los malditos valores que sostienen esta sociedad, nos encontraremos otro accidente más adelante).
Cuando hablas de que esos a los que ves como los villanos, volverán al control de tu detestado "Estado Burgués", recuerdo una frase de Chávez, que pronunció en la madrugada del 12 de abril, cuando lo sacaban prisionero rumbo a Fuerte Tiuna: uno de los pocos que se quedó en Miraflores y que lo vitoreaban cuando se iba, le dijo "Hugo, volveremos", a lo que Chávez le contestó, atinadamente: "Es que no nos hemos ido, hermano".
Es así: no es que volverán, es que no se han ido.

Lenin Santiago Márquez S. dijo...

Hola Duque.

Me parece un poco exagerado, pero ¿de verdad crees tu que la cosa va a acabar tan feo? Ojala que no. No soy adorador de ningún sinverguenza, creo que el contrachavismo está loco tanto como los patoteros de Lina Ron. Pero hay gente como tu que piensa y hace lo que cree que es correcto. Eso vale para los que tienen el impulso vital de la vida. De verdad deseo que te equivoques para que la cosa no se nos ponga de verdad fea. Bueno hermano saludos desde Ocumare del Tuy. Ah! y mil gracias por tus comentarios. Mi libro de relatos es algo modesto y sencillo, pero sí, me gusta la oralidad, es lo mejor que sé hacer. Sabes hasta pienso que no sería malo, su tu también lo crees, que te atrevieras a hacerme un prólogo, ya que lo voy a publicar por medio de la imprenta del estado Miranda en Santa teresa del Tuy, con la gracia del Poeta Julio Valderrey, gran amigo en el camino de la poesía.

Bueno espero tu respuesta querido amigo, sería un honor para mí que un escritor como tu me echara esa mano. Otra cosa, ¿dónde carajo consigo tu novela, en qué librería? Por favor hazme llegar esa información y otra cosa ¿sabes tú algo del escritor venezolano Milton Ordóñez? Bueno JRD te dejo. Si quieres contactarme puedes escribirme a mi correro: sgrauss@gmail.com o llamarme a los números 0426-906-75-75 o 0239-808-46-03.

Mil saludos y gracias...

Ney dijo...

Saludos Duque, dale por donde mas les duela. El discurso es a veces, hasta triste.- pa muestra hay que recordar esto:

http://www.youtube.com/watch?v=nG09qNcnY1Q&eurl=http://neygamez.blogspot.com/search?updated-max=2007-12-03T10%3A21%3A00-04%3A00&max-results=20

Anónimo dijo...

" Me gusta tener la culpa para evitar el trabajo de justificarme"...
Saludos desde Maracaibo, la tierra del sol arrecho; no sólo por el comentario referido a nuestro astro rey y su natural tarea de darnos vida y "calor" (Aquí en Maracaibo)sino que desde hace un tiempo se acentúa su "arrechera natural"...me explico: desde hace un buen período los que habitamos aquí ( un buen porcentaje) en esta ciudad esperamos:La Gran Cúpula: Artefacto cóncavo-convexo de material resistente, aleación plástica y vidrio,recubierta con papel ahumado,además de contar con unos gigantescos aires acondicionados, los cuales colgaran a manera y remembranza "Jardines colgantes de Babilonia"la cual cubrirá en su primera etapa la zona norte de Maracaibo ( Isla Dorada, Sambil, Monte Bello, Mara norte, Fuerzas armadas, Colegio los Robles,Delicias norte, Urbe (Universidad Rafael Belloso Ch)Palaima;a excepción de San jacinto, Chino Julio, LOs pescadores,Santa Rosa de agua, Los mangos...etc. Ëstos, podrán "gozar" del servicio "Cúpula" (así lo llaman los "empresarios" de aquí)el día que Billy Queen (famoso jugador gringo el cual botó la pelota de jonrón 4 veces en un juego)la vuelva a sacar...
José Roberto Saludos. El día que se juntaron todas las arrecheras YA SE DIÓ (27 Y 28 NOV 89)ya pasó, estamos en pleno proceso de la CONTRAARRECHERA; lo digo por el odio de los HIJOEPUTAS que siguen jodiendo.VIVA LA CONTRAARRECHERA.Fragmento de un cuento y jodederas de calles de mi ciudad.Seguiré escribiendo, esto sigue...LAYO

elsoberanomanda dijo...

Una de las vainas preocupantes, en la tónica de la desesperanza, es percatarse que cuatro sifrinitos maricos jugando a "mírame, soy un ñángara de derechas" le peguen candela, simbólica y literalmente, a las faldas del Ávila y tranquen la autopista EN LA PROPIA CARA de sus enemigos históricos, (creía yo) que es el colectivo de Petare, y estos ni pío.
Coño, eso llega a pasar cerca del 23 y lo mínimo le sale poblada, palo, piedra y coñazo parejo (supongo yo... ¿o estoy comiendo coba y flores?).
No sé, a mí me dió mala espina ese detalle. Súmale el desinterés por evitar que los efebos se les montaran en la alcaldía y en la gobernación el pasado 23N y te sale el coctelito de mierda que nos ha jodido desde siempre: esa indiferencia boba y cómplice del jívaro, del chirrero y de las amas de casa, digo, rancho viendo su novela embrutecedora y pidiendo que no los ladillen con política ("¿Yooo morir por la revolución? ¡NOJODAAAAA! ¡Yo lo que qiero es real! Total, ni Ocariz ni Chávez vienen pa' mi rancho.").
No sé. Veamos qué hacen el día del referéndum. Por lo pronto se nota que no les estamos llegando. Que no sienten que la vaina es con ellos. Y de hecho, si no les proveemos con los medios para aprovechar Y TOMAR CONTROL de las oportunidades que se nos han abierto, van a seguir reaccionando con esa lógica espeluznante de quien solo sabe comer mierda, y con tal de poder conformarse con eso no estarán dispuestos a pelear por algo que no les ha llegado a la puerta del rancho: "Que se jodan otros, yo ya estoy jodido; yo nací jodido".
Franco Munini.

More Baker dijo...

Sí, sincerar el odio es más sano, pero entonces llegamos al punto en el cual matar al otro es aceptable, porque bueno estoy sincerando mi odio y ya las palabras se me agotaron. Que todos nos quitemos las caretas y seamos capaces de expresar el odio o lo que sea, es más que válido, pero tiene que haber un límite definitivamente.
Al contrario que tú, si algo le reprocho a Chávez es precisamente ese exceso de permisividad. No lo comprendo. Alguien me lo explicó diciéndome que es demasiado demócrata pero ese cuento… no sé…Que me echen otro.
Otra cosa, amor mío, Ravell no es ningún perturbado mental, porque para serlo habría primero que admitir que ese señor tiene un cerebro y eso no es verdad, en ese hueco no hay cerebro. Me parece más bien que él es como el robot de la familia Robinson, que alguien lo prende y lo apaga. A lo mejor usa un chip... en fin.

JRD dijo...

Daniel Lara. Eso que deploras (la conversión en show de cualquier cosa pública, intrascendente o privada) es lo que llaman "sociedad del espectáculo". Te invito a valorarlo con un es lo que hay; nos tocó vivir la época en que mil millones de personas vieron agonizar a un Papa, y otras tantas la conversión de dos aviones y dos torres gigantes en una pelota de candela; el tiempo en que unos sicópatas torturan y despedazan a otros seres humanos y graban su hazaña con malsano placer; el tiempo en que nuestr@s adolescentes convierten el delicioso y antes clandestino crimen del sexo en la escuela, en un material disponible para todo el público. Mala leche si a los señores periodistas de academia les indigna o sofoca el asunto, pero eso se llama periodismo ciudadano y es además el futuro del periodismo. El no hecho por las corporaciones ni por los Estados sino por la ciudadanía.
Así que si todo puede convertirse en un show, ¿por qué no hacerlo con los episodios que pueden desguazar moralmente al enemigo? De lado y lado, además: yo te bombardeo, tú me bombardeas = Guerra de Cuarta Generación.

Lenin. No depende de nadie que se ponga fea o no la cosa. La Historia no anda preguntando a ver cómo cambian los tiempos pero sin sufrir tanto. Nos comunicaremos para el asunto del libro.

Ney. Sí, ese tipo de materiales arroja buenas luces sobre la profundidas de los anhelos de la "clase pensante".

Layo. No, todavía hay arrecheras por estallar. Mientras haya esclavos y amos habrá un volcán humano al borde de la explosión.

Franco. Me quedo con esta parte de tu exposición: Por lo pronto se nota que no les estamos llegando. Y "llegarles" después de consentir y arrullar a Diosdado Cabello será bien difícil. El pueblo no es sabio ni tiene por qué serlo. Cuando mi mensaje no le llegue tendré que revisarme yo mismo, no decir que ahora el pueblo es malo porque no me escuchó y por eso volvió a votar por los adecos. ¿Cómo no desencantarse si nosotros los ultrarrrradicales no pudimos destruir lo viejo y lo corrompido?

More. Lo de "sincerar el odio" tal vez sería mejor verlo como sinceración del discurso. "Eso" a lo que Chávez le abrió las compuertas de la sinceridad es un odio de siglos. Contrariamente a lo que temes, drenar la rabia, echar para afuera esa cosa molesta que nos ahoga, nos ayuda a apaciguar la violencia física. Tragarse las rabias, no expresarlas sino reprimirlas, sólo consigue que éstas aniden y estallen un día con enorme brutalidad. Mejor entonces dejarles vías de escape, canales de desahogo, mientras liquidamos las diferencias que nos han convertido en una sociedad enferma. La enfermedad no es la rabia sino la cochina situación, el "orden" que hace que millones se sacrifiquen para que unos poquitos vivan cómodamente.

Dice el antichavismo que antes de 1998 teníamos un país en paz. De bolas: ellos estaban en el poder y nosotros estábamos amordazados. Los amos contentos y la servidumbre conforme con su esclavitud. Qué país más de pinga, ¿ah?, ese en el cual las clases medias y pudientes se sienten tranquilas porque los negros están callados y en su sitio: lavándoles los carros a los profesionales y aristócratas, cuidándoles los muchachos, limpiándoles la casa, cocinándoles, haciéndoles de payasos. ¡Qué paz tan de pinga, carajo, cuando los esclavos no se sublevan contra los amos!

Desde 1998 para acá la cosa no ha cambiado esencialmente: sigue habiendo esclavos y sigue habiendo amos. Ah, pero hay un detallito que perturba la "paz": es que ahora a los pobres nos dio por hacer política, discutir sobre el país con los amos y con los hijos de los amos, organizarnos en grupos y comunidades, reclamar derechos como nunca antes y elegir consecutivamente a un mono igualito a nosotros para que mande en Miraflores. Y eso, querida amiga, es el inicio de un período histórico que ya no tiene vuelta atrás (así Chávez sea desalojado de Miraflores): el período de nuestra historia en que nos enteramos de que la existencia de clases sociales significa, automáticamente, una guerra entre las clases.

Pobres adormecidos y humillados = paz.
Pobres dispuestos a liberarse de de su esclavitud = guerra.

Empezó el juego y estas son las reglas: cada uno tiene que decidir cuál es el país que quiere, y actuar en consecuencia.