viernes, 21 de septiembre de 2007

La energía que funda y transforma sociedades está más allá de las leyes

Foto: Frasso. 27 de febrero de 1989
_____________________
Las leyes dicen; el pueblo hace. No importa lo que diga la Reforma Constitucional. No importa si se vota en bloque o artículo por artículo. No importa si la Constitución reconoce la propiedad privada (craso error: llamarse socialista pero darle a unos pocos la potestad de explotar mano de obra esclava, como ha sucedido siempre). No importa si el Estado deja por escrito su deseo de absorber al poder Popular. Al final, el legislador seguirá legislando, el Gobierno seguirá gobernando y el pueblo seguirá insurgiendo y haciendo la Revolución.
La Constitución de 1961 era una mierda legitimadora de un Estado Burgués criminal y excluyente. Esa Constitución nos fue impuesta a los venezolanos sin consultárnoslo. Un día se aparecieron unos legisladores con un libro bajo el brazo y dijeron: “¿Sabes qué? Esta es la nueva Constitución”. Así sucedió con todas, desde 1811 en adelante. Aun así, contra tal índole aplastante e insolente, se dio con los años la construcción de un Poder Popular subterráneo, relampagueante y vital que el Estado Burgués no ha podido ni podrá detener.

***

Creen los derechistas (los que están dentro y los que están fuera del chavismo) que basta con que el Gobierno ponga en vigencia una Ley para que ésta empiece a cumplirse y ciertas cosas de nuestra vida ciudadana cambien automáticamente. Una vez traje acá, para desguazarlo, uno de los chistes más amargos del “ordenamiento jurídico” venezolano: existe una Ley de Simplificación de Procedimientos Administrativos, y no por eso los procesos administrativos son simples.
Existe también una Ley contra el VIH, y que yo sepa el virus no ha dejado de entrar. Los abogados creen poder contra los microorganismos.
No hablemos de la Ley de Tránsito, la cual se incumple centenares de veces al día y las sanciones a sus infractores no se aplican. Esos pobres seres que son detenidos por los fiscales, o cuyos carros son remolcados, no sienten sobre sí el peso de la Ley sino el peso de la corrupción, ya que los bolívares que les quitan no van a parar a las arcas del Estado sino al bolsillo de los matraqueros. El uniforme del fiscal de tránsito y del policía es un disfraz utilizado para paralizar a los ciudadanos con el respeto y el culillo que impone la Ley; en la vida real, sólo sirve para que un puñado de choros abusen de los ciudadanos, infractores o no.

***

De modo que las leyes dicen muchas cosas y los hombres hacen otras tantas, por lo general distintas a las permitidas y aceptadas por el papel. Si en nuestra naturaleza humana; si en el disco duro de los hombres y mujeres de esta tierra estuviera instalado un fatídico programa que nos obligara irremisiblemente a cumplir con las leyes, todavía estaríamos sujetos a la metrópoli española. Digo, levantarse contra la Corona era ilegal, y más todavía chapeando con “los derechos de Fernando VII”. Declararse independiente era ilegal. Lanzar a los vientos una proclama de Guerra a Muerta era ilegal. Sustituir un modo de producción por otro era ilegal. Fusilar traidores a la causa patriota era ilegal. Quitarle “sus” esclavos a algunos poderosos para llevarlos a la guerra era ilegal: incluso los más conservadores estuvieron de acuerdo en que meterle mano al coroto pasaba por violentar algunas cosas escritas y establecidas por la Ley.
Esto, en cuanto al poder emergente, a la élite clasista que sustituyó a otra en aquel tiempo.
En cuanto al pueblo llano y sin jefes, el momento histórico fundacional (27 de febrero de 1989) del cual deriva este período llamado Gobierno Bolivariano fue un ataque masivo contra la propiedad privada. En 1813, el pueblo oprimido estimulado por Boves fue contra los propietarios; en 1989 apenas fuimos contra la propiedad. No tuvimos, durante el sacudón, el instinto ni la pulsión homicida necesarias para modificar ciertos puntos de la relación opresor-oprimido, pero a partir de ese acontecimiento ya Venezuela no podía ser otra. Ni falta hace decir, porque es de perogrullo, que los saqueos y anarquías del 27 de febrero fueron un acto ilegal de las multitudes.
Nosotros queremos creer que el Jefe del Estado va bien aunque va lento, pero no se puede seguir manteniendo y estimulando en los poderosos el derecho a conservar privilegios repugnantes como el derecho a acumular capital y el derecho a tener esclavos.
Al respecto, vale la pena revisar algunas cosas que pasan y seguirán pasando, pese a lo que diga la letra constitucional.
Yo creo que la Constitución, tal como quedará después de las modificaciones, sólo es viable como papel de trabajo de un país capitalista. Por mucho que allí se lea la palabra "socialista".
Las ciudades, tales como las concibe el capitalismo, son enormes campos de concentración donde miles o millones de trabajadores están en la obligación de vivir para poder alimentar al sistema. La fábrica y el comercio, tal como los entendemos, hubieran sido imposibles de no ser porque antes, o al mismo tiempo, se crearon ciudades capitalistas. Chávez ha dicho que su deseo es convertir a Venezuela en una potencia, y para ello propone construir ciudades gigantescas y aumentar el parque industrial: eso es capitalismo.
Las comunas y los consejos comunales, en una estructura como esta, vienen a ser una fórmula maravillosa para quienes van a enriquecerse: la gente se agrupa en cooperativas y en consejos comunales, trabaja barato y hace trabajo voluntario y con ello se siente socialista; el coñoemadre que vende el cemento, la cabilla y los automóviles aprovecha esa mano de obra barata para acumular fortuna, más fácil y además legalmente. Esa es una de las formas más despreciables de explotación capitalista: lo llaman maquila. Explotar trabajadores de esta forma, según la propuesta de Reforma, es un derecho constitucional de los ricos.

***

La buena noticia: con Reforma o sin Reforma, el pueblo seguirá haciendo Revolución.

7 comentarios:

Desde Caracas dijo...

Buena esa mi pana, solo te hago una observación, ¿Recuerdas al pajuo que pegaba brinquitos en el techo de un carro en las afueras de la embajada cubana el 12 de abril de 2002?, ¡Igualito al carajo de la foto de Fraso!.
Jesús A.

Lorenzo Albano F. dijo...

Por supuesto que esta mas alla de las leyes!

Se llama el libre mercado de bienes y de ideas.

Le ha dejado, le esta dejando y le dejara el pelero a los politicos (teoricos y practicos), a los arbitristas y a los gobiernos, siempre.

JRD dijo...

Desde Caracas. No, no se parecen en lo absoluto. El güevón que estaba en la embajada de Cuba cayó encima del parabrisas y quedó con medio cuerpo adentro. Ese marico no sabe lo que es rabia limpia. Este caballero de la foto es un ejemplar de pueblo.

Lorenzo Albano. Sí, lo que el "liberal" promedio sueña es un mundo donde campee el "libre mercado de bienes y de ideas". En él, todo está en venta, todo puede ser comprado: las ideas, el cuerpo, la naturaleza. TODO se puede adquirir si uno cuenta con la respectiva cantidad de billetes. Sólo que hay cosas que algunos no vendemos ni compramos, caballero.

Cada vez que estoy a punto de mandar a la mierda a Chávez y al chavismo viene este Lorenzo y me hace desempolvar mi boina roja. Qué sabroso es parecer gobiernero cuando uno te lee, Albano. ¡Viva Chávez!

Lorenzo Albano F. dijo...

Libre mercado significa que cada quien puede hacer con lo que produce, idea o se encuentra lo que le de la realisima y regalada gana.

Venderlo, regalarlo, ofrecerlo, trocarlo, ponerle una licencia, darlo al dominio publico, enterrarlo en el jardin...

Sin interferencia de algun burocrata o tombo metiche, politiquero, malandro o mafioso (son al fin muy pero muy parecidos en sus metodos y en su lenguaje) que cree que sabe mejor que TU lo que debes hacer con TU propia vida.

Muchas de las mejores cosas que encuentras por ahi en esta Web son gratis, y no las puso ningun gobierno ni grupo politico doctrinario. Las colocaron INDIVIDUOS, porque lo consideraron asi.

Y muchas de las cosas que SI puedes comprar y vender, las puedes comprar mas baratas, o vender por el precio que consideres justo, porque hay individuos que te las venden o te las compran, sin necesidad de los anteriormente mencionados.

Al menos los "libertarios" le tienen alergia a esos bichos!!!

JRD dijo...

Albano. Averíguate por ahí con Klaus qué tipo de falacia es esa consistente en hacerle creer a los demás que uno dijo algo que no dijo. En todo caso, te pido que dejes de escribir aquí como si yo estuviera defendiendo burócratas. Lo más parecido a eso que he escrito es: entre un burócrata chavista y un empresario que dice despreciar al Estado pero se aprovecha de éste para lograr su prosperidad, me quedo con el burócrata.

TuescoÑetao dijo...

Lo que hay en internet lo ponemos individuos pero internet es una creacion de la industria militar norteamericana, fue creado para el programa guerra de las galaxias cuando Ronald Reagan, y no todo lo que esta en internet es libre porque la conexion hay que pagarla, si no la pagan los gobiernos lo paga la gente, nada de libertad, los estados y los gobiernos controlan internet como les da la gana

Lorenzo Albano F. dijo...

"Lo más parecido a eso que he escrito es: entre un burócrata chavista y un empresario que dice despreciar al Estado pero se aprovecha de éste para lograr su prosperidad, me quedo con el burócrata."

Yo no me quedo con ninguno de los dos: Sin el burocrata (y sin el policia, y sin las aduanas) tampoco estaria el aprovechado que usa el Estado para enriquecerse sin producir ni mejor ni mas barato que otros, o a veces sin producir NADA.

Si: Ese fue el primer origen de Internet. Pero hace mucho que dejo de ser una red de investigadores y militares, gracias a la accion de otros agentes diferentes al gobierno federal de los Estados Unidos.

Las conecciones de telefono y las televisiones y los periodicos se pagan tambien. Alguien debe pagar por ellas.

Los estados "controlan" internet, (o cualquier red de comunicacion) porque tienen tombos que pueden incautar servidores (o papel de periodico, o imprentas, o emisoras de TV, como ocurrio en Venezuela), o decirle a los dueños de los servidores que filtros poner.

En la medida que se les quite ese poder, no podran controlar.