viernes, 26 de octubre de 2007

Al final del túnel lo que hay es plomo (II)


Yon, antes y después. No: después y antes. ¿O después? Antes.
Nada: el otro no tiene tanta cara e guevón.

________________

Yon Goicoechea lo logró: le dieron un coñazo. Eso le permitió mentirle al país, tener con qué intentar convencernos de que le habían fracturado "el tabique nasal y el maxilar superior". En el mismo sketch en el cual hizo el anuncio se soltó a hablar con una energía que te cagas. Le destrozaron la cara, y es como si se la hubieran endurecido. La flaca me dijo: "Déjate dar unos coñazos en el Pedagógico a ver si te mejoran el aspecto". El odio antichavista tiene las propiedades regenerativas del colágeno.
También le permitió ser el héroe del día de la televisión derechista venezolana, y hacer unas afirmaciones por las cuales seguramente se ganará otro poco de coñazos: dijo que los hampones que matan gente en las calles del país son chavistas. Que el odio que movió a quienes le destrozaron la cara es el mismo que mata a decenas de ciudadanos todas las semanas. Chavista: criminal.
Ya lo saben. Derroquen a Chávez y verán como no hay más muertos en Caracas. Es tan sencillo...

***

Un día antes, en la rueda de prensa, el metamensaje de los paladines Ledezma, Álvarez Paz, Gabriel Puerta, Cabeza'e Motor, Escarrá y Ramos Allup, fue contundente: "Sigan protestando, muchachos, pero los líderes de la rebelión somos nosotros". Los estudiantes dizque quieren aplazar para febrero el referendo para decidir sobre la reforma; los viejos verdes no quieren referendo ni reforma de mis tormentos. Quieren invocar el artículo 350 porque ellos, como todos sabemos, son El Pueblo.
¿Alguien vio esa rueda de prensa? ¿Alguien escuchó cuando Ramos Allup dijo: "Esos estudiantes están divididos. Yo sé por qué se lo digo"?
No, claro que nadie lo escuchó. Uno escucha lo que quiere escuchar.

***

Cerradas como están las posibilidades de un diálogo (ese que culmina con un acuerdo o que encuentra puntos universales de coincidencia), no queda otro derrotero sino la coñiza generalizada. Algunos la nombran de otra forma, con espanto o frotándose las manos de excitación: guerra civil. Pónganle el nombre que quieran, suavícenla o háganla más dramática, pero viene: la derecha vendrá a caernos a darnos con todo y nosotros les responderemos. De hecho, ya está ocurriendo. Sólo falta prestar atención y subirle el volumen a la realidad.

***

Algunos confundidos y otros malintencionados han venido a reclamarme: “Eres un irresponsable y un criminal porque quieres que haya guerra”. No, yo no quiero que haya guerra. Tan sólo estoy anunciando que viene. No depende de mí, no tengo ganas de que ocurra, no creo que la guerra solucione nada, pero viene. Acúsenme, si quieren, de opinar y de pronosticar algo que veo diáfana y claramente. Yo soy un marginal, un pobre, un desempleado, un sucio desarrapado a quien se le nota la sangre indígena a kilómetros, y en este país sólo los ricos, los sifrinos, los profesionales universitarios, los blancos y sus jalabolas tienen derecho a opinar. Blanco que opina: paladín de la libertad. Negro que opina: burro falta de respeto. El perraje no tiene derecho a expresarse libremente.
A Chávez no le perdonan que ensucie las pulcras pantallas de televisión (concebidas para albergar sólo gente “bonita” según el canon anglosajón) por ocho horas. Igual lo criminalizarían si hablara un minuto. Marcel Granier es el dueño de la libertad de expresión.

***

Los venezolanos estamos destinados a pagar con sangre el precio de haber respaldado un proyecto de país que no se parece a la fórmula servil, lameculo, antinacional y vejatoria que los países más poderosos de la tierra han diseñado en un papel, con el título de “Democracia”. La democracia dizque es “El gobierno del pueblo”, pero los gringos le hicieron unos agregados: democracia es el gobierno de cualquier mamagüevo que les entregue recursos y materia prima a los países industrializados; que reprima o mate a los comunistas; que alterne en el control de las instituciones a enemigos o adversarios (esto hace imposible que un país pequeño o débil no consiga la ruta del progreso o de la dignidad: los adecos pisoteaban en cinco años lo que los copeyanos medio construían en los cinco anteriores, y viceversa. Lo único común a los gobiernos de ambos era el respeto mudo a las potencias y la continuidad de la condición de “aliados de EEUU”.
AD y COPEI perpetraron más desmanes contra los Derechos Humanos, contra el tesoro público y contra la libertad de expresión que ningún otro régimen de Latinoamérica, pero el respeto debido a EEUU hacía que su peculiar sistema segregacionista calificara como “democracia”.
Gobierno nacionalista: dictadura. Gobierno jalabolas: democracia.
Los venezolanos hemos de pagar caro el precio de nuestra altivez. Elegir y reelegir una y otra vez al único latinoamericano que ha desafiado en este siglo al imperio norteamericano y a sus convenciones impuestas, no nos saldrá gratis. Quizá queden fuera del peligro de exterminio o confinación quienes se declaren aliados del imperio y lo demuestren fehacientemente. Tal vez. Es probable. Pero los demás llevaremos plomo, seremos perseguidos; execrados si sobrevivimos.

***

¿Hace falta que vengan los Marines para que tenga lugar esa venganza? En lo absoluto: las fichas del enemigo están aquí adentro y vienen en envoltorio de “sociedad civil” (eficaz esa autodenominación). El antichavismo está integrado por un puñado de “dirigentes” que saben para quién trabajan y en función de qué están haciendo sus esfuerzos; y un puñado de aplaudidores que van para allá, para donde los arrea el discurso “demócrata” (demócratas Álvarez Paz, el Peña Esclusa, el Ledezma: por favor). Los “dirigentes” saben para dónde van; los dirigidos lo ignoran. Ellos creen, y envejecerán y morirán creyéndolo, que están luchando por la libertad. Los gringos sólo necesitan sentarse a ver el mierdero por televisión. Ellos no necesitan ensuciarse las manos directamente. Hasta que Chávez pronuncie la frase esperada por todos: “Ni una gota más de petróleo para USA”. ¿Lo hará pronto? ¿Lo hará después? ¿No lo hará?
Esta guerra inevitable ya comenzó. Ha habido escaramuzas menores y medianas, y ninguna batalla. Yo he visto de cerca y/o desde dentro algunas de las menores, y la mayor de las medianas (las del 11 y 12 de abril de 2002).
Yo sé de la índole criminal de ellos, aun en la derrota. Yo sé de la grandeza de alma de los nuestros, aun en la victoria. Ojalá no llegara el momento en que debamos sacar a relucir nosotros lo que tenemos de inhumanos.
Ojalá no llegara, pero eso dependerá de los otros. De las dimensiones que adquiera con el tiempo esta guerra inevitable.

13 comentarios:

Vicente dijo...

Bueno, me gusta pensar que habemos algunos, tal vez por románticos o caídos de la mata, que aún intentamos abrir canales de discusión.
Que nos tenemos que enfrentar a lo peorcito de cada bando, a las manipulaciones y a los encasillamientos de los poderes de hoy y antes que no entienden algo si no lo pasan por el filtro pro/anti; es un obstáculo del tamaño de una montaña. Pero entre eso y resignarme a la coñamentazón general -que coincidimos, parece lo que los radicales de cada lado quieren porque ellos son mayoría respectivamente-, me quedo con mi intento frustrado, aparte de que todos sabemos que las coñamentazones, (1) no solucionan nada y (2) cuando son de envergadura lo que hacen es traer a los milicos de lo peorcito y en general de derecha.
Por otro lado bróder, te pasaste de palos. Con todo el respeto que te tengo, ¿qué verga es esa de que Chávez ha sido el único latinoamericano en desafiar a los USA en este (joven) siglo? ¿Qué significa "desafiar", decir cuatro o cinco proclamas y voltear la cara mientras tu familia política y consangüínea engorda en una encarnación de lo más bajo del capitalismo yanki?
Hablemos de movimientos de base, de luchadores sociales y de gente que anda pensando en cómo darle la vuelta a las relaciones de fuerza, no a jugar con ellas a su favor, si vamos a andar hablando de el carajo que más trabas le pone a los gringos en latinoamérica.

LuisCarlos dijo...

Bien, mi trabajo se centra en la creación de espacios para que la gente se escuche, para que la gente se prepare políticamente y tome decisiones.
Pero al final, ¿de qué va a servir todo esto?
Ante la inminencia del conflicto, creo que mi apuesta es que las redes serán imprescindibles. Este nido de contactos que hemos tejido, en algún momento servirá para contener lo que inevitablemente desgarrará la balacera.
De pinga.
No podemos evitar el conflicto pero sí narrarlo, evidenciarlo, registrarlo, atar sus nudos y vincular a la gente que quede a los lados, por eso, también podremos tender ciertos cauces para su desarrollo constructivo.
De allí mi empeño con las redes.

Cuando empiece la guerra, Duque, cuentas con una casa más si la necesitas como refugio. ¿Tendré yo también la puerta abierta?

Anónimo dijo...

que idealismo los suyos! me gustaria saber que piensa el autor de la falta de bienes y servicios , la inflacion maquillada el dinero inorganico, bueno seguramente eres un idealista que no ve esas cosas pero para los realistas como yo, no me queda mucho que discutir ,pues por mas que te hable de indices economicos siempre tendras algun cliche idealista de izquierda de libreto que seguramente sera mas importante que el bienestar de la calidad de vida que tanto disfrutaras sentado en tu pc, escribiendo sobre luchas de venezolanos idiotizados... bueh..asi es la vida... suerte!!

JRD dijo...

Vicente. Mucha suerte en eso de enfrentar a los dos bandos, o lo que es lo mismo: suerte en eso de tratar de explicar cómo es que no perteneces a ninguno. Mucha suerte. Tú puedes.
Sí, Chávez es el único presidente latinoamericano que ha desafiado al imperio en lo que va de siglo (Cuba es un experimento del siglo pasado). Y tú sabes qué cosa es desafiar. No es eso que pusiste ahí, y tú lo sabes.

Luis Carlos. Si yo tuviera una casa la pondría a tu orden, con todo gusto. Si te sirven de algo las dos o tres conchas donde puedo dormir y comer arrimao, pues vale, bienvenido. Pero después no te quejes cuando te pegues el rayón del milenio por andar con malas juntas.

JRD dijo...

Anónimo de las 11:38, anda a que te cojan.

hlp dijo...

Yo si veo gente a las que no le importan llegar a situaciones llenas de sangre. Pero, de pana, me parece simplista el ácto profético. No veo donde quedan las bases. Es un ácto profético de alturas, de tendencias mundiales, etc. Y yo las profecías, cuando me atrevo, cuentan también con lo pequeño. Los unicos personajes son grandes poderosos como el comandante y los super-gringos.

Lo de las redes que menciona LuisCarlos es solo un ejemplo.

Incluso el gobierno gringo es un saco de gatos, halado en varias direcciones. Hay cosas que se permitian antes, que parece menos probable que se permitan ahora. Pero tambien hay maneras nuevas de influir en otros lugares.

Y ten cuidado, que la labor de los profétas no es solo decir el futuro como diafanamente lo ven. Es siempre una predicción interesada, a menos que estén ofreciendo una salida.

A ver, Duque. Mira más lejos. Mira con todas las tripas, incluyendo las enfálizas y latientes, y dime, dime que vez, y como hacemos para torcer el futuro en el momento apropiado.

JRD dijo...

HLP. Sabes, Héctor, una de las razones por las cuales creo acertada esta "profecía" es la existencia de gente que lee lo que uno escribe y enseguida le endilga afirmaciones o intenciones que no tiene. Sí, hay gente a la que no le interesa la matanza, y en ese grupo me incluyo. Yo no he dicho que me interese la guerra, tan sólo he dicho que vamos para allá. Pero tú y otros por allá arriba me interpelan de manera tal que cualquiera se asoma y dice: "Ah, estos son los muchachos buenos interpelando al coñoemadre que quiere que nos matemos".

Otra: ¿Cómo es eso de que estoy en la obligación de ofrecer salidas o soluciones? ¿Quién dijo que hacer un pronóstico incluye un manual para torcer el rumbo de la Historia? ¿De dónde sacaste eso? Yo no tengo ni creo que nadie tenga soluciones. No sé cómo evitar el verguero que la derecha está cocinando hace rato, y ante el cual reaccionaremos. Habrá quien haga en esa oportunidad de monja, de bombero, de auxiliar de enfermería, de reportero; otros se esconderán o huirán. Mis respetos para todos ellos. Todos sabemos cuál será nuestro papel.

En cuanto a esta tesis:

"Es un ácto profético de alturas, de tendencias mundiales, etc. Y yo las profecías, cuando me atrevo, cuentan también con lo pequeño. Los unicos personajes son grandes poderosos como el comandante y los super-gringos"

Yo no soy tan optimista. Mi análisis parte del conocimiento de eso que tú llamas "las bases". En "las bases" es precisamente donde uno detecta más propensión a la coñiza. Bush y Chávez no se van a caer a tiros, nos vamos a caer a tiros nosotros. Y el escenario de la guerra no será el espacio sideral, serán nuestras calles. "Las bases" no son un montón de gente chévere que ve en el adversario a un pana que piensa distinto. Son una mezcla de esa clase de gente y otra que mata, que asesina, que no tolera, que no escucha ni lee con atención las cosas sino que las interpreta como le da la gana. La gente que dice amar la paz agarra el discurso del otro y lo retuerce y lo manipula para mostrárselo a los demás como si fuera un llamado a las armas. Por eso es inevitable la confrontación: porque hasta los que se creen pacifistas buscan la manera más coñoemadre de interpretar lo que dices para hacerte parecer un criminal. Y la respuesta del interpelado, por mucho prozac que se haya metido o por muy manso que sea, tiene que ser enérgica. "Tolerar" pasa por entender lo que el otro está diciendo. Aquí no nos entendemos. Siempre habrá quien te acuse de todos los haceres y decires del Gobierno, si eres chavista; siempre habrá quien te tilde de agente de la CIA si eres de oposición. Estop es el preludio de una coñacera enorme. Y los que menos responsables se creen de esa mierda tienen demasiada responsabilidad como para verlos con simpatía.

Mucha suerte entonces a las redes y al trabajo de Luis Carlos (que por cierto no sé en qué consisten). Creo que una iniciativa acertada de fomento del diálogo puede servir para salvar a unos cuantos y para que el compa y los suyos queden con la conciencia tranquila. Para más nada. A los mercenarios que vienen y a los que ya están aquí no los vamos a parar a punta de blogs ni de cánticos a la paz. LAMENTABLEMENTE.

(¿Será posible que tú y los demás recuerden esa última palabra como la que resume mis sentimientos ante lo que viene? ¿O será que vendrá alguien más a acusarme de promover la guerra?)

hlp dijo...

Registrada la palabra LAMENTABLEMENTE. Al que crea que yo que me las doy de buenito pacifista y razonable, vine aqui a acusar al Duque de estar promoviendo guerras, se pelo.

Entonces...

Lo que si creo es que leyendo rapidamente esta profecia con mirada interesada o corta se pueden sacar conclusiones faciles. Has nombrado la del que te acusa facilmente de promover la guerra. Pero también está el que quiere guerra y va y lee por encima, y dice: viste, el Duque que es un tipo que sabe mas que pescao frito dice que lo que viene es plomo.

Por otro lado, tu no estás en la obligación de nada. Yo lo que digo es que estate pilas con lo que haces, porque yo si creo que si uno hace una profecia y punto, aunque no quiera que pase lo que está diciendo, puede colaborar a que se cumpla la profecia. Tiene relación con lo que escribías sobre los opositores-gafos que le hacen el juego a otros intereses. No por gafo, pero si por omisión.

Entonces... si te interesa otra cosa, coño, ayuda. Ayudanos un poco más y dime donde tengo que empujar.

A mi lo que me parece simplista es decir que los que estan montando el verguero son los de derecha. Es de caricaturas. Tu sabes bien que hay gente que, leyendose unos libros, cree que yendo a una confrontación mayor, la revolución avanza. No tengo que ponerme a citar teoricos, porque ademas la cagaría, pero tu quizas si sabes. Es más, el que más ha ganado hasta ahora con la confrontación, el que la azuza cada vez que puede, al que lo nutre y quieren que le den más, se llama Hugo Chavez Frías. Y no quiero entrar en razones de "un bien mayor". Solo digo que el sabe como sacarle partido.

De lo que dice hacer LuisCarlos, etc, no es tan complicado. Cada quien tiene su agenda. Las vainas que le parecen importantes, a las que le dedica tiempo. Lo de que no servirá de nada es probablemente forzar la profecía. No sabemos.

Por ejemplo, en la caida de Carmona y la vuelta de Chávez hay otros que también ayudaron: muchos opositores. Muchos. Y no te hablo de los que no fueron a la marcha porque les parecía golpistas. O que estaban más informados, etc. No. Lo digo por el monton de gente que vio lo que se montó y no le gustó. No salieron pa Miraflores a pedir que vuelva Chávez, pero el silencio ayudo a volver las cosas a su cauce. Un monton de gente opto por no ir a manifestarse a favor del el-breve, etc. Digo más, en la profunda desmovilización de la oposición, aparte de varias avergonzantes razones, hay vocación democrática y deseos de cámbio.

Entonces...

Yo si veo un riesgo concreto, aunque no lo veo tan grande como tu. Veo que algunos esperan la sangre como posible momento de avanzada, y cuento en ese saco a sectores opositores y del gobierno. Aunque quizas menos en el gobierno, porque tienen posibilidad de acción.

Contra el riesgo juega la torpeza de este gobierno en resolver vainas urgentes como la escases de aliementos y la inseguridad. La calle se puede calentar sin que sea la oposición. Juega también una cierta aversión a los grandes enfrentamientos. Para matanzas es suficiente con un pequeño sector radicalizado (5%, 2%), pero la gente en general no está acostumbrada a esa vaina. Todo el mundo piensa que su postura es superpacifica. El que juegue a la violencia corre el riesgo de quedarse sin apoyo politico.

Claro, estamos hablando en el aire. Puede haber un monton de muertos de todos modos. Muchos más de los que ha habido hasta ahora. Los que tuvimos en el Caracazo ya fueron muchos, podrían ser más o menos, pero no veo venir una guerra civil. Mientras tanto yo arrimo el hombro donde puedo. Y no solo por dormir más tranquilo. Creo que tiene impacto.

GVR dijo...

Observo con tristeza la gestación de un « algo ». Creo que estamos frente al conflicto (bueno, en realidad ya estamos adentro…).
Creo en la fuerza del diálogo, pero para dialogar se necesitan seres libres y pensantes, y el problema es que en Venezuela las « clases dirigentes » no son ni libres ni pensantes y son ellas las que dirigen el país (me refiero a la derecha chavista, tal como las llamaste tú Duque). Las comunidades, las bases populares, tienen una experiencia y una sabiduría, pero no creo que eso las ayude en el camino de la negociación (de todas formas : ¿para qué ? ¿con quienes ?). Las redes son necesarias y hay que seguirlas construyendo y reforzando, pero hoy en día no creo que sean lo suficientemente sólidas como para retener una avalancha de frustración, rabia y ostinamiento.
Es muy posible que pronto se desate una gran coñaza. Si es así, esta se dará bajo el gobierno de Chávez y allí veremos como se desarrollan los acontecimientos.
Mientras tanto, espero románticamente que el conflicto sea leve. Pero al mismo tiempo me pregunto: ¿Es verdaderamente deseable que el choque no sea duro, que el impulso se contenga?

Ivan Sotomayor dijo...

Saludos, compatriota Duque.

Si hay algo que me gusta hacer siempre que entro en su blog, es leer varias veces los artículos(o las partes de estos) que más me llaman la atención, por lo profundo de sus reflexiones o las realidades que describen (al tiempo que río a carcajadas, por su original humor); para no caer en el ¿error? de muchos que malinterpretan sus escritos y le atribuyen cosas que jamás escribió. Dicho esto, supongo que, y en efecto, no estoy entre los confundidos y malintencionados que le reclaman el que quiera que aquí haya guerra. Sé que usted no quiere ninguna guerra fratricida; y no soy nadie para juzgarlo, pues usted, al igual que yo, es un ser humano imperfecto.

La posible (pero difícil, para mí) o inevitable (para usted) guerra civil que sucederá en Venezuela es un tema que da para mucho escribir.

Pero sólo sigo preguntándome:

¿Quién peleará esa guerra?
¿El pueblo antichavista contra nosotros?

¿Los hijos de los adinerados contra nosotros (los que vivimos en constante entrenamiento, atracando, degollando y tiroteando gente)?

Y después de leer que no es necesario que los marines norteamericanos vengan a hacerle el favor a la ultraderecha, me pregunto esto (que es casi la misma vaina): Si no ellos (los gringos), ¿quién va a venir a matarse con nosotros, los hampones comunistas?

***

"...la derecha vendrá a caernos a darnos con todo..."

¿Con qué ejército?
¿Con qué armamento?
¿Con qué moral de combatientes?
Muy importante: ¿Con qué LÍDERES?


"...y nosotros les responderemos..."

En dado caso: Júrelo.

***

Repito: preparémosnos para lo peor, y esperemos lo mejor.


Hasta la victoria siempre.

juan manuel dijo...

Como estas compa, sabes voy a intentar a ver si por fin esta verga decide publicar lo que te mando... yo a todos los compas que escribieron arriba los lei, pero en definitiva, los conceptos pacifistas son solo posibles en la mente del que los piensa de resto la historia de la humanidad es la lucha de clases y a la final eso termina en coñaza, anja saltaran y dirán que ya salieron con su pajeria dialéctica y tal, pero como siempre no tienen ni un solo argumento valido para rebatir la eterna lucha de clases. Compa desde que llego Chávez la derecha se alineo, para ver que era el tipo le dio un breve espacio de maniobra pa ver si se cuadraba con ellos y cuando vieron que el compa lo que quería era cambiar manquesea un poquito esta verga de una vez se cuadraron a defender su vaina, lo cual es correcto, ellos deben defender todos sus bienes mal habidos jajajajajajajaja todos sus privilegios que a punta de robo se han ganado jajajajajajajajaja es así simplemente y del otro lado nosotros los que estamos mamados de esta vaina, los que no nos la calamos más, los que estamos cansados de llevar puro látigo en el lomo, los que decidimos dejar de ser esclavos, son dos posiciones irreconciliables el amo y el esclavo, donde esta la posibilidad del dialogo pura paja, es así de simple. Compa en el medio como siempre en el esta esa clase porquería nueva rica y acomodaticia que se llama los chavistas recién vestidos, esos pues que ya creen que la revolución se hizo y que pues ya no hay que seguir peleando, entiéndase políticos, gobernadores, alcaldes, funcionarios, magistrados, asambleístas y pare usted de contar a toda esa caterva de hijos de puta no por su madre sino por ellos que se han ganado ese calificativo con el sudor de su frente jajajajajajajajajajajaja, esos son los bichos mas horribles, ellos venderán a Chávez y obviamente a nosotros así que plomo patada y cunfu con ellos también, porque nos mamamos de ser mercancía, porque nadie nos compra y no nos vendemos, porque soñamos un país distinto, porque amamos una revolución que aun no hemos visto, porque solo quedamos nosotros como posibilidad de construir algo aunque sea de las ruinas y las cenizas y además porque hemos demostrado que solo nosotros los que nunca hemos tenido nada somos los que hemos salido a levantar todo pues como siempre los ricos joden y nosotros limpiamos, los ricos matan y nosotros velamos a los muertos, pero esta vez si es de matarnos lo haremos, pero al final si queda uno será pa construir una verga distinta, porque además en el corazón nosotros no tenemos enemigos y por eso si vamos a la guerra será con la sonrisa mas grande del mundo porque por fin iremos a una guerra nuestra pa nosotros y no por los intereses de otros.
Pd: Compa el petróleo en 92 dollares eso quiere decir que la clase media norteamericana ya va a empezar a exigir que sus tanques de combustible se llene con nuestra sangre un carro promedio llena con 50 litros y en nuestro cuerpo el que mas tiene, tiene 7 litros multiplique, hacen falta 7 personas por carro y ellos tienen 200 millones de carros, yo como no soy una estación de servicio pues no pretendo ni venderle ni regalarle nada usted que va hacer compa....

Un abrazo pues.....

Anónimo dijo...

En fin. Es como la discusión del 337. Plomo al final del túnel. De bola. ¿Quiénes tratan de discutir con la derecha? ¿Quién debate con el Fascismo? ¿Quiénes negocian? ¿Para qué? O será que somos tan estúpidos como para creer que el gran hegemón va a permitir que nos salgamos con "la nuestra". Cómo carajo puede convivir la Propiedad Privada de medios de producción, consumo y distribución con la Propiedad Colectiva. Es una contradicción insalvable. Llegará el momento en que la rentabilidad de unos pocos se enfrente con la necesidad de satisfacerlas necesidades de TODOS nosotros. ¿Quién de esos fachos y sus aparatos de propaganda y explotación cambiará su posición y su posesión para seguir una senda libertaria o por lo menos sociata?
Este túnel es largo, iluminado y perfumado con las teorías políticas y económicas que explican con certeza lo que pasa, pero que poco ayudan para un futuro mejor. LA decisión e iniciativa popular, antes en manos de partidos y oligarquías, ahora será institucionalizada, legislada, normada, vamos, que es lo mejor; organizada claro, pero desde arriba como siempre. (Dicen ellos, habrá que ver si nos dejamos).
Ah, y la "transición", sí, táctico tránsito, estratégico tránsito, pinche tránsito... Por lo visto el tránsito no es más que el espacio y el tiempo para acomodar las nalgas entre panas y poderes...
Esto que está pasando, este proceso no puede ser si no sólo un paso más para que comience la revolución, y allí ya no puede haber negociación con los que han robado y robado y robado y seguirán robando al resto de los seres humanos y al planeta. Con el fascismo y la derecha no se negocia. Se les destruye... o nos destruyen. Claro, al final del túnel, balazo. O quizá antes.
Está bien el debate y la discusión, pa'lante, vamos dándole; entender, comprender, bien bueno. Pero mejor ahora en el túnel es reconocernos, más que ideológicamente (que porsupuesto es ideal), que sea como hermanos y hermanas en la práctica del día a día por la igualdad y la justicia. Que para las balas es mejor andar entre hermanos que con calculadores políticos.

Petoro.

Anónimo dijo...

Tienes razón, hay que estar preparado para lo peor (una guerra). ¿I quién dijo que una independencia verdadera se logra sin sacrificios?, o en otras palabras "lo que verdaderamente vale la pena no se obtiene facilmente".