viernes, 5 de octubre de 2007

¿Desterramos el capitalismo o lo disfrazamos de socialismo? (*)

Este artículo lo escribí para SurVersión, publicación del colectivo libertario del mismo nombre. Contiene algunos elementos ya desarrollados aquí y otros más que desarrollaré en su momento. Ninguna de estas ideas ha sido extraída de los libros alemanes del siglo XIX que consumen Larry, Lorenzo Albano y Klaus Meyer, así que es probable que usted perciba aquí una cosita así como tierrúa y ajena al verdadero pensamiento, a la in-te-li-gen-cia (eso que producen los europeos a cada rato con sólo sentarse y pujar).
La fotografía acá al lado es de la página web de SurVersión, todavía en elaboración.

______________________

Al igual que las muchas elecciones llevadas a cabo entre 1998 y el año pasado; al igual que el Referendo Revocatorio; al igual que los paros, sabotajes y las muchas otras formas de zancadilleo barato que ha perpetrado la derecha en este país; lo mismo que la crisis por el patadón a RCTV, igualito que las guarimbas y la Copa América, el actual agite mediático y emocional producto de la Propuesta de Reforma Constitucional es un asunto que pasará de moda. Percepción simplista para una realidad simple: las sociedades no necesariamente cambian cuando un papel escrito señala o sugiere cambios. Existe una Ley contra el VIH y, que se sepa, el virus no ha dejado de entrar. Otra Ley obliga a los motorizados hacer cola detrás de los automóviles, como uno más, y no serpentear entre ellos. Otros papeles menos difundidos ordenan no matar, no robar, no orinar en la vía pública, y ya usted ve. El papel lo aguanta todo, menos el impulso humano de libertad y anarquía, por una parte, y por la otra los mecanismos que han hecho del capitalismo una costumbre o necesidad artificial en nuestro cuerpo.

La Constitución reformada dice que el Estado ha de ser socialista, pero nada o casi nada indica en la realidad que la sociedad esté avanzando hacia allá. Mucho menos el Estado: no se puede construir un Estado verde si el alma y el cuerpo de los ciudadanos son azules. No hablemos de los muchos venezolanos dispuestos o conminados a oponerse a todo cuanto provenga del chavismo; hablemos más bien de los miles o millones de chavistas de corazón que dicen “Patria, Socialismo o Muerte” y acto seguido llevan a sus nenes a MacDonald’s. No es un señalamiento contra alguien en particular y ni siquiera una observación fatalista o incriminación contra nuestros compatriotas. Para ese tipo de contradicciones nos han entrenado durante toda nuestra vida republicana. Y nunca está de más recordar que esos impulsos galvanizados por años en nuestro ser consciente e inconsciente no se liquidan por decreto ni se derrotan a punta de consignas: construir el socialismo sin quitarle cancha y privilegios al capitalismo es como tratar de curar a un alcohólico poniéndolo a vivir en un bar. La dominación lanzó sus dardos hace años y éstos anclaron profundo dentro de nuestro tejido psicosocial.

***

Comenzaba diciendo que la Reforma es y será hasta diciembre el tema a debatir, la brújula discursiva del momento, pero que ha de llegar diciembre y ya veremos cuántas gaitas aguantará el tema antes de difuminarse en la nueva realidad nacional, que por cierto, y según lo que puede percibirse en las calles, será la misma de ahora pero con ligeras variantes. MUY ligeras variantes.

Esto, suponiendo que el SI a la Reforma salga triunfante en el referendo. ¿Y si el antichavismo nos propina nuestra primera derrota electoral? Vaya ilustrativo el dilema: si cambia la Constitución todo seguirá igual; si no cambia, habrá conmociones. Anótenlo, y ojalá no tengamos que verificarlo: el día que Antichávez sienta que ha derrotado a Chávez el envalentonamiento de la derecha y el sifrineo ha de ser peor que sus rabias de derrotados. El síndrome Carmona tuvo unas pocas horas para expresarse, hace cinco años. No sueñen siquiera que ese síndrome ha sido extirpado.

***

Por mucho que en su discurso y en su convicción se haya entronizado la vibración esencial del no-capitalismo (juro no decir Socialismo del Siglo XXI hasta no saber qué es), Chávez sueña una ciudad que sólo es posible como construcción capitalista. Una ciudad inmensa dentro de un país inmensamente rico e industrializado sólo puede ser sostenida por esclavos latigueados por amos más o menos invisibles. Uno se arma, en estos casos, de la necesaria reserva que hay que guardar en presencia de alguien bien intencionado como el Presidente, y razona: ¿y por qué no ver esta etapa como una transición necesaria hacia estadios más radicales y dramáticos de nuestra historia?

El proyecto Bolivariano de Hugo Chávez ha hecho de la lentitud una marca que a menudo se confunde con la vocación pacífica. Quien dice que esta Revolución es pacífica no se ha dado cuenta de que la Revolución todavía no ha comenzado: el capitalismo está allí, presente y fortalecido, porque apenas es ahora cuando estamos echando las bases para su demolición. Tampoco es una “Revolución Bonita” sino de cocción lenta: vamos para allá pero no ha llegado el momento de la coñiza y el corte del cordón umbilical con el imperio. “Al final del túnel lo que hay es plomo”, suele sentenciar Jesús Arteaga.

***

La Reforma Constitucional quiere echar las bases para acelerar o profundizar un proceso revolucionario pero de momento sólo consigue acuñar algunas denominaciones dramáticas sin tocar el interés vital de los poderosos.

El acto iniciático de esta etapa ocurrió en febrero del 89 y fue un ataque masivo contra la propiedad privada, pero la Constitución todavía reconoce el derecho a la propiedad privada. Chávez sabe que dentro del capitalismo no es posible la democracia, pero sigue haciéndole concesiones a lo que el capitalismo entiende por democracia: más derechos para las élites y para la clase política.

***

La Constitución dice que el trabajo es un derecho y que todos tenemos el deber de trabajar. Alégrese: usted disfruta de un maravilloso derecho, pero si no lo ejerce vaya preparándose para un carcelazo. No trabajar (en un país donde no sobran las plazas de trabajo convencional, que se sepa) convierte al desempleado en un criminal que está violentando la letra de la Constitución. ¿No era esta la excusa predilecta de los tombos para aplicar la Ley de Vagos y Maleantes? Usted está en la obligación de ser explotado. Lo cual es al mismo tiempo un derecho. Guao, qué cool: tenemos derecho a la esclavitud. Los ricos, a tener esclavos; los güevones, a ser esclavizados.

¿Y qué hay del Poder Popular? Nada, que ya es legal. Lo cual sería una buena noticia de no ser porque ahora se rige por normas. Líder popular: burócrata.

Por fortuna, más gente de lo que uno cree lo tiene claro: una cosa dice el papel y otra cosa hacen los pueblos. Maquillados de socialistas avanzaremos hacia el momento en que el capitalismo deberá soportar acciones y gestos más rotundos que los actuales. Lo cual es esperanzador pero deja en pie la contradicción esencial: la misión es desterrar al capitalismo de un sistema humano que lo tiene entronizado en sus adentros.

8 comentarios:

More Baker dijo...

Saludos José:
El único defectico es que el PAPEL dice "El período presidencial es de siete años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida de inmediato para un nuevo período." Y eso, sea Chávez, la madre Teresa o el mismísimo Cristo resucitado, para mí es inconcebible. Ahhh que para eso existe la figura del referéndum? Sí, pero y qué? Y se voltea la tortilla? Y si vuelve algún bicho de esos tipo Carlos Andrés llámese Capriles R. o Borges? O si Chávez cambia de parecer? Hace tiempo no dijo que él estaría hasta el 2013 y ya no más? Porque al parecer nadie piensa, nadie es líder, la subordinación a Chávez es absoluta!! Y si se inventa otra reforma que diga que el pres. que sea elegido 2 veces consecutivas se queda hasta que se muera?
La vaina no se pone como jodía en cualquiera de estos casos? Tú me dices!!!

Marta dijo...

300 años Duque,como dice El Cayapo, 300 años faltan. Cuando Ramón lo decia verga, mi pasión no me dejaba ver... No entendía.... 300 años Duque con reforma y todo

feminista dijo...

Hola Duque,

Me gustarìa visitaras este blog

frentealavila.blogspot.com, la antìtesis de Klaus Meyer

yabrina dijo...

saludos duque
me da una rabia y a la vez una tristeza inmensa que lo que acabo de leer sea tan real que ya ni se que pensar estoy de acuerdo contigo (no es que te haga falta) en muchas cosas
el veneno del capitalismo lo llevamos en cada una de nuestras células y con preocupación veo que cada vez que supuestamente avanzamos estas células se activan como gasolina cerca del fuego, solo me queda la esperanza de que yo algún día pueda controlar este germen y la ilusión de que otros también lo hagan
que duro lo que acabas de colocar aquí en estos párrafos, y esto amigo es el verdadero peligro de la "revolución" lo que llevamos por dentro

Lorenzo Albano F. dijo...

Uno de esos "libracos alemanes" afirmaba que la mayor parte de la actividad policial y represiva de los llamados "regimenes socialistas" se iba en prevenir la aparicion espontanea del mercado, que no del capitalismo...

Y no mas basto que pestañearan los polis dedicados a espiar y controlar a las personas, para que reapareciera.

Toma el caso de los cubanos, que (aun) tienen imaginacion para inventarse ollas arroceras, ventiladores y para abrir negocios clandestinos, y en general rebuscarse para tener un poco de comodidad y no morir de hambre en el Socialismo, y el Anciano Barbudo Con Un Uniforme Que No Se Ha Cambiado en Decadas que cada cierto tiempo aparecia (ya no mas, uff!!!) en Tele con los aparatos incautados.

Mala suerte compadre! Quien los manda a escoger una doctrina tan contraria a la naturaleza humana.

Hint: Lo unico que lograran es que algunos vivos, disfrazados de "revolucionarios" se den la gran vida sin producir UNA SOLA COSA UTIL A SUS SEMEJANTES, y que el resto se desilusione.

JRD dijo...

More Baker. Sí, esas ideas las desarrollábamos tú y otros en otro post. Mi conlcusión personalísima: tener al aliado Chávez en el poder hasta que consolidemos algo desde abajo es preferible a caer en la trampa de la "alternabilidad" y entregarle el control de las instituciones a la derecha.

Yabrina. Tranquila, ya sabíamos que no era fácil, pero también sabemos que no es imposible.

Lorenzo Albano. Sabes, cualquiera comparte tus alegatos en contra del Estado, poque son irrebatibles. El problema los neoliberales y liberaloides de academia es que le escamotean a la gente la continuación de la historia: la alternativa al Estado Burgués no pueden ser los empresarios, porque las empresas capitalistas también son formas de explotación, incluso peores que el Estado. Cuando ustedes dicen "libertad del individuo" se están refiriendo en realidad a la libertad de los empresarios para explotar mano de obra esclava. Al Larry le contaba en estos días que yo conozco experiencias vivas y actuales de comunidades aquí en Caracas que han logrado conquistas en materia de seguridad, transporte y autodefensa al margen del Estado. Y más: arrebatándole al Estado funciones que en el papel le corresponden a éste. Y no fueron empresarios: fue la gente organizada colectivamente en asociaciones que persiguen la felicidad colectiva y no el enriquecimiento de unos pocos a costa de la explotación de otros. El capitalismo es un sistema contrario a la naturaleza humana, porque sacrifica a grandes multitudes de seres humanos en beneficio de unos pocos.

En otro comentario aparte alababas a internet como un logro del individuo incrustado en la dinámica oferta-demanda. Error: internet es una interesante experiencia de organización colectiva. Sin embargo, es una herramienta que privilegia y protege a las hegemonías. Miles de videos que revelan la catástrofe norteamericana en Irak han sido sacados de Youtube y otros portales de alojamiento de videos. La excusa: Youtube no permite "imágenes fuertes". Pero sí permite las imágenes de lapidaciones y otras atrocidades permitidas por gobiernos musulmanes: todo lo que le permita a los sujetos y gobiernos alineados con la hegemonía anglosajona decir "Miren esto es lo que pasará si occidente pierde el control", eso sí es permitido y promovido. Internet es un clarísimo ejemplo de asociación entre Estados todopoderosos y explotadores capitalistas.

Chuíto el de Lídice: "Explotador es explotador y su apellido es mierda".

Lorenzo Albano F. dijo...

"En otro comentario aparte alababas a internet como un logro del individuo incrustado en la dinámica oferta-demanda. Error: internet es una interesante experiencia de organización colectiva. "

Continuo tu frase:

...de organizacion colectiva, de individuos que se pusieron de acuerdo voluntariamente entre si.

Yo no tengo nada contra la organizacion colectiva. Los seres humanos vivimos en sociedad, y para sobrevivir necesitamos interactuar con otros seres humanos, y ponernos de una u otra forma de acuerdo. Ningun problema con que los motivos no sean el lucro sino mejorar la calidad de la vida en la zona donde viven. Ellos vieron el problema, se pusieron de acuerdo y voluntariamente lo resolvieron.

Yo no tengo absolutamente nada contra que la gente resuelva sus propios problemas poniendose de acuerdo voluntariamente. Y menos que le "arrebaten" al Estado, que usa la fuerza para imponer sus monopolios, ciertas funciones y servicios, particularmente cuando no es capaz de darlos. Que es lo usual en Venezuela, cualquier dia de la semana.

Pero si tengo algo contra el "colectivismo", curiosa idea que debe haber sido calcada de la explotacion industrial que tanto criticas. Donde lo unico "colectivo" son las manos, porque el cerebro y la consciencia, asi como tus motivos y planes, buenos o malos que sean, los debes marcar y dejar en la entrada cual tarjeta, ya que quien decide tu vida no eres tu, y tus motivos y planes deben ser los de algun otro. Eso si es tener un amo.

Si en algo me preocupa que YouTube retire ciertos videos. No lo haria tan frecuentemente, apuesto 1 contra 100, si no sufriera presion de ciertos gobiernos empeniados en guerras, y de algunos alegatos basados en leyes sobre la propiedad intelectual. Pero existen otros servicios que permiten subir videos (asi lo hizo Lubrio, si mal no me acuerdo). Mientras mas variedad haya de estos servicios, mas facil sera colocar un video que a algun otro de estos no le agrade. Y si eso falla, aun esta eMule y las redes Peer to Peer que te permiten poner LO QUE SEA, por prohibido que este.

Anónimo dijo...

¡Saca el dedo de la llaga, que duele!