lunes, 8 de octubre de 2007

Manipulaciones sutiles y de las otras

Hay sujetos y sistemas duchos en las artes de la manipulación. Otros son más bien aprendices en lo mismo. Otros saben mucho de eso pero lo hacen con una torpeza a ratos vomitiva, a ratos risible. Como complemento, cada vez queda más en evidencia la proclividad de mucha gente del común a creer cuanto le vende la propaganda del poder, siempre que ésta le venda algo que quiere oír. Morir por sobredosis de Globovisión, lo llaman.
Ejemplo menos dramático, y además real y reciente. Acabo de leer en un blog la siguiente cita o copia de un artículo publicado originalmente en Notitarde, referido a una encuesta realizada por la firma Keller y Asociados:

Keller: Abstención daría victoria al SI en el referendo sobre la reforma constitucional

Lea el "análisis". En síntesis, su autor ejecuta una asombrosa maroma tendiente a hacerle creer a la gente más o menos esta sentencia: Los venezolanos rechazan punto por punto la propuesta de Reforma Constitucional, pero la mayoría votará SI.

El desglose se semejante estupidez es aun más gracioso. Hay un párrafo que contiene estas ideas:

Sólo la “reducción de la jornada laboral a 6 horas con dos para estudio del socialismo” sale con saldo positivo de acuerdo: 52 a favor y 47 en contra.
Crear vicepresidentes para cada región: 41% a favor 57% en contra.
Reelección indefinida con aumento del período a 7 años: 40 a favor y 58% en contra.
Crear regiones militares: 39% a favor y 58% en contra.
Crear Milicias populares: 36% a favor 57% en contra.
Eliminar la autonomía del BCV: 32% a favor y 63% en contra.
Eliminar la descentralización: 28% a favor y 69% en contra.
Limitar la propiedad privada: 17% favor y 80% en contra.

Peeeeero:
  • Una mayoría de 55% de los venezolanos dispuestos a votar en el referendo por la reforma constitucional está a favor del SI contra 30% que votaría No y 15% permanece indeciso.
¿Qué mierda es esta? ¿Los encuestados están en desacuerdo con casi todas las propuestas pero están de acuerdo con el conjunto?
La cosa es más perversa de lo que parece, y queda desenmascarada en este otro párrafo:
  • "...la investigación indagó también acerca del escenario en que se demostrará que la reforma constitucional es para mantener a Chávez en el poder, limitar la propiedad privada, eliminar estados y municipios y traspasar al Gobierno la educación de los niños, y el resultado cambia por completo: el No gana con 61,1% frente al Sí con 38,9% de votos válidos".
Ya nos vamos entendiendo: para que el NO derrote a la propuesta chavista es preciso convencer a un gentío de que Chávez propone algo que en realidad no propone: mantener a Chávez en el poder, limitar la propiedad privada, eliminar estados y municipios y traspasar al Gobierno la educación de los niños. Convenza usted de eso a los ciudadanos (es decir: miéntales) y logrará derrotar al SI.

En efecto, lo subrayado arriba, eso de casi todas las propuestas, no es tal cosa sino la interpretación interesada de la propuesta de reforma. Pero ni siquiera al ignorante o antichavista promedio es fácil engatusarlo con pesadillas en forma de encuesta seria. A la gente le aterran los condicionales de Keller (Si Chávez te violara, Si Chávez asesinara a tu hijo, Si Chávez secuestrara a tus hijos, Si Chávez te quita tus propiedades), pero no suele confundir suposiciones con realidades.
Ejemplo. A usted le cae un encuestador con la siguiente consulta:

**"Si se demuestra que la Reforma Constitucional nos obligará a mandar a las niñas de 15 años a la cama de Chávez, ¿votará a favor o en contra".

R: En Contra.

**¿Usted votará a favor o en contra de la Reforma Constitucional?
R: A favor.

Exactamente eso es lo que hizo la encuestadora Keller y Asociados: formular las preguntas de tal manera que a usted le sea imposible estar de acuerdo con la visión del encuestador. En efecto, la honestidad de los encuestados hizo que respondieran mayoritariamente que NO en presencia de estupideces que la propuesta de Reforma no contiene en la vida real: "Eliminar la descentralización", "Limitar la propiedad privada", "Traspasar al Gobierno la educación de los niños", "Reelección indefinida" (entendida ésta como la obligación de elegir a Chávez para siempre).

***

A esta fecha, yo no quiero votar a favor ni en contra de una reforma que, como decía en otra ocasión, no tranformará al país más de lo que puede transformarlo la gente más allá de las leyes o Constituciones. Pero si me ponen a escoger; es decir, si las opciones son votar por una reforma inútil o votar por unos degenerados multimillonarios hijos de puta que sólo pueden captar votos a través del engaño, creo que terminaré votando SI.
Aunque sea para no darles jamás ni un solo motivo de celebración.

9 comentarios:

V. dijo...

No conozco para nada las modalidades que tomó la encuesta ni los niveles de interpretación que conlleva. Lo que sí sé es que no es descabellado (psicológicamente hablando), conseguir comportamientos según el cual, si se le pregunta a la gente punto por punto, rechacen casi todos los apartados pero en su conjunto digan que van a votar que sí. Este tipo de fenómeno es más común de lo que parece. Leí reportajes de Liberia, donde las milicias de Taylor habían asesinado a la familia de un campesino y amputado los brazos, ¿y por quién votó él? Por Taylor. No parece tener sentido, pero muchas veces el fenómeno electoral se mueve de esa manera (evitemos caer en la ridiculez ilógica según la cual yo estoy comparando a Chávez con Taylor, por favor, que estamos grandecitos para los disparates. Es sólo un ejemplo de un proceso electoral).
Por otro lado, no parece ser estadísticamente inconsistente. Si te preguntamos punto por punto, es probable que critiques o te opongas abiertamente a unos veinte artículos, y sin embargo admites que tiendes a inclinarte por el sí… Si llevamos esto a toda una población, es probable que los resultados sean los que arroja la encuestadora. Todo esto para decir que no creo que el proceso electoral (ni este, ni ninguno, en ninguna parte del mundo) parta de la reflexión racional que pondera puntos a favor y en contra. Las elecciones son mucho más volátiles y se basan en cosas irracionales. Pregúntale a un opositor de esos que se cree “culto” y estudioso por qué va a votar que “no” y escúchalo diez minutos para que veas lo que es un discurso psicótico. Y eso pasa en todos lados, en todas las latitudes y todos los gobiernos.

steppenwolf dijo...

es fácil...el referéndum es..como todos los referenda de este gobierno..plebiscitario...es chavez o no chavez...y bueno el carisma...la cosa...la falta de una opo unida...el desastre del 15 agosto etc etc...yo se que tu entiendes...no te hagas el guevon...

JRD dijo...

V. ¿No es descabellado? Caramba. El único ejemplo afín que encontré, y que pudiera compararse a "eso", suena a chiste: a un hombre no le gusta el cuerpo de su mujer, ni el rostro de su mujer, ni el olor de su mujer, ni la voz de su mujer; no le gusta que no cocine, que sea alcohólica, que le monte cachos, que le confisque el sueldo, que le pegue, que no le permita tener amigos, pero al final se casa con ella. Pues sí, hablando en serio, se dan esos casos, pero honestamente yo no creo que el pueblo venezolano padezca de tales niveles de enfermedad o masoquismo. Además, es una encuesta: ¿tanta gente se puso de acuerdo para mentir u ocultar su preferencia?

steppenwolf. No, no me hago el güevón: soy güevón por naturaleza. ¿Qué fue lo que quisiste decir?

Ivan Sotomayor dijo...

Saludos, compatriota Duque.

Pienso que el pueblo no debe salir a votar siegamente por el SÍ (aunque eso sería mejor que permitirles ganar a los tarados del otro equipo). Ahora, independientemente del resultado del referéndum aprobatorio de la Reforma Constitucional, el pueblo cada día debe ser más culto, consiente, orgaanizado y combativo; sólo de esa forma iremos limpiando nuestra patria de tanto cáncer y parásito que la asola desde su nacimiento. Es eso... o resignarnos a que en cada rincón de Venezuela haya un cacique "más chavista que Chávez" que quiera arrearnos como ovejas y hacer lo que le plazca con las riquezas de la nación.

***

Pronto escribiré en mi blog y trataré de no abandonarlo. Tal vez, incluso, lo actualice y remodele.


Hasta la victoria siempre.

Vicente dijo...

¡Es que yo no creo que estén mintiendo ni ocultando su preferencia! Simplemente creo que la lógica según la cual van a ir a votar no es “la suma de los aspectos positivos/negativos de cada artículo”, que es lo que plantea la encuesta. Si creemos que la gente reflexiona así, claro que parecen psicóticos. Pero es que no reflexionamos de esa manera. Votar por el “sí” puede significar muchas cosas, “profundizar los cambios”, “obtener soberanía” o cualquier otro lema que consigamos. Esos lemas poco o nada tienen que ver con el contenido puntual de los artículos, los cuales podemos aborrecer…
En cuanto a tu ejemplo, fíjate nada más en lo que comenta Iván S., que dice que votar por el “sí” es mejor que darle la victoria a los del “otro equipo” (a definir quiénes son esos, por cierto). Es como que no te guste tu novia porque no cocina, es fea, tira mal, etc., pero prefieres casarte con ella a exponerte a que tu familia crea que eres marico. “Ser marico” (lo que pasa si no te casas) es mucho peor que la suma de todo lo chimbo que tiene la novia en cuestión, así que al final no es tan mala opción, ¿no crees?

JRD dijo...

Saludos, Iván. No desaparezca de estos lares, compa.

Vicente. Pues sí, uno tiene sueños óptimos, en la mente de uno cobran forma sociedades ideales, pero la única real es esta que sucede. Yo quisiera una sociedad en libertad y organizada sin Leyes escritas y sin "sabios", pero lo que tenemos es esto. A veces no hay otra opción que escoger lo menos malo entre lo que hay. Los sueños son cosa del futuro.

Anónimo dijo...

Eres inteligente, pero corto de vista.

JRD dijo...

Sí, pero Barrio Adentro te hace el examen de la vista y te regala los lentes. ¿Qué tal? ¿ah? ¿ah? ¿ah? ¿ah?

Aitor dijo...

El señor Vicente no deja de tener razón, pese a su malabarismo de universitario flemático. La gente al final votará por asuntos que van más allá de lo que se plantea en la propuesta de reforma. Yo me inclino a creer que en este caso votará en buena medida para respaldar a Chávez, porque, bueno, es evidente que la gente quiere que él mande. La gente lo quiere y le perdona todo. Sttepenwolf (debería buscar un seudónimo mejor, hermano) no se equivoca porque los refrendos son con Chávez o contra Chávez, pero una oposición unida o unas reglas claras, solamente harán al tipo más fuerte, él va a ganar siempre porque hay más gente a su favor que gente en contra, simple. Yo tengo mucho tiempo fuera pero voy de vez en cuando y la verdad es que yo veo que la gente lo quiere y no le importa lo que uno le diga ni lo que él haga. Ahora, Chávez es como Keller, en su estilo Bush, le presenta a la gente las cosas de un modo en que resulta prácticamente imposible no restearse con él. Ya lo dijo, nadie puede gobernar Venezuela sino él.