martes, 16 de enero de 2007

Chantajes emocionales

El canal RCTV ya activó dos de sus estrategias visibles para tratar, ya no de conseguir que a sus dueños les renueven la concesión que malutilizaron durante más de medio siglo, sino de engañar incautos con la sensación estupefaciente (estupefaciente comparte con estupidez la misma raíz etimológica, sépanlo) de que los productos de RCTV le hacen falta al país, y de que millones de venezolanos los echarán de menos. Sí, son esas las estrategias visibles, porque nadie sabe (aunque todos lo sospechamos) qué otras estrategias estarán llevando a cabo en la oscuridad para tratar de quedarse, no con la concesión sino con todo el país. Ese país que el "Estado omnipotente" les ha arrebatado como quien le quita a alguien un manjar del plato.
Vamos brevemente con esas estrategias visibles. Las legales, pues.

***

La primera es de orden legal: el papeleo para intentar demostrar que la concesión les pertenece, cosa. La otra es polítiquera o politicoide: acudieron a un club de viejos verdes y maricones, llamado Bloque de Prensa Venezolano, reunión desde la cual dictaron buena parte de los grandes titulares de hoy en la prensa derechista: "La prensa apoya a RCTV", dice ese vómito impreso llamado El Nuevo País, aunque no por ello es mentira lo que el titular indica. La tercera estrategia es igualmente bufa pero vale la pena dedicarle sus cinco líneas.
Se trata del chantaje emocional al pueblo venezolano. El metamensaje dice: "Este Gobierno es tan coñoemadre que te va a quitar el canal de Estefanía, la Radio Rochela, la Feria de la Alegría, las telenovelas". Y el colmo de los colmillos: "Va a dejar sin trabajo a tres mil personas del pueblo". Fácil: Granier entendió que a la gente le sabe a mierda que diez o veinte seudoaristócratas se queden sin la concesión que los ha hecho millonarios, entonces está tratando de otra forma: "Yo no estoy peleando por mí, sino por la pobrecita señora de la limpieza que va a tener que mamarse un tornillo". Definitivamente, o tenemos cara de güevones o este gafo no nos la ha visto.
No es la primera vez, ni será la última, que los empresarios, vulgo hijosdelagrandísimaputa cuyas fortunas se deben, en lo esencial, a la explotación más feroz y desconsiderada de la gente pobre, acuden al pueblo en los momentos difíciles para robarles además su compasión. Cuando Barreto anunció la expropiación de los campos de golf de Caracas El Universal publicó un reportaje clamando piedad para los caddies. Claro, los golfistas se aplican a golpear pelotas todos los fines de semana, no para divertirse en clubes restringidos, sino para que los caddies tengan con qué comer. ¿No te digo yo?

***

Seguramente no hace falta lanzar esta advertencia, pero va: quien ha de sufrir porque le quiten la concesión a RCTV no son la memoria de Doris Wells ni el recuerdo de las actuaciones de Pierina España, sino el bolsillo y el ego desbordado de los bichos de uña que explotaron a esas mujeres y a docenas de miles de venezolanos más.
¿Es un atentado contra la historia de la televisión? Tampoco la compro: hace años RCTV no produce nada de la calidad de La señora de Cárdenas. Así que la historia pasada, con la concesión en manos de quien sea, hay que buscarla en los archivos. La RCTV de hoy es un monumento a la decadencia, no sólo moral sino artística.

____________________

En Technorati:
, ,

1 comentario:

Elso Berano Manda dijo...

Chamo, la gente está burda de apática. No por RCTV: seguro que las amenazas al sueldo van a cobrar víctimas entre la cohorte de revolucionarios "quincena o muerte". Material para otro foro en estas esquinas.