lunes, 13 de diciembre de 2010

La Ley Resorte ya es un asco; ahora será más asquerosa... pero (afortunadamente) inaplicable

La Ley Resorte ya era inaplicable al nacer. Un papel que impide decir "coño" por TV mientras los chamos andan desatando sus hormonas desde los 10 años, perreando y reinventando el lenguaje en la calle, no es una ley sino el grito conservador de una burocracia conservadora.
Y ahora le agregarán más vainas inaplicables, como la prohibición de decirle burgués corrupto comemierda a Diosdado Cabello y a Henri Falcón. ¡Ah no, perdón!, antes no se podía hablar mal del güevón del Henri (como antes no se podía hablar mal de Miquilena, Pablo Medina, Alfredo Peña, Angela Zago...), ahora sí está permitido.

Ya antes hice reflexiones al respecto:


Recalco ahora la siguiente acotación: qué atrofiado sentido de la responsabilidad histórica y qué ignorancia del arte de la política, ponerse a crear estas herramientas-dinosaurio que un día caerán en manos del enemigo, y ese sí sabrá usarlas en contra nuestra. Al chavismo en funciones de Gobierno le da miedo, pena y pudor aplicar ciertas medidas, por culillo al "qué dirán". Cuando el antichavismo vuelva al control de su Estado de mierda (ese Estado podrido que no fuimos capaces de desmontar, sino que lo estamos fortaleciendo) ahí sí verán ustedes lo que es control totalitario, cierre de medios, represión y persecución. Y verán también a los derechistas declarados y a los derechistas de clóset celebrando el silenciamiento de todo lo que huela a chavismo, a izquierda y a pueblo. Hoy es malo pegarle a Globovisión; mañana el cierre de centenares de emisoras comunitarias y alternativas será motivo de fiesta. Porque aquí nadie cree en la libertad ni una cabeza e machete: aquí todo se vale (todo: desde golpes de Estado hasta acusaciones y ataques a la dignidad: todo) siempre que se le aplique al enemigo. Con el hocico se llaman demócratas pero eso es lo que bulle en los adentros: el deseo de que el otro no exista o que su vida sea un asco insoportable.

Así que, señores antichavistas, pueden dormir tranquilos: la Ley Resorte podrá decir lo que sea, pero nadie la va a aplicar. La burguesía y la clase media dentro del chavismo no se atreverán a atentar contra sus iguales antichavistas.

Y sí, la Ley Resorte ya es un asco y será mucho más asquerosa si le meten las modificaciones propuestas. En lo personal, yo me aplicaré a violarla cada vez que me salga del forro, como en efecto la violo cada vez que me invitan a la radio o a la TV. Lo más lamentable que pudiera pasarme a mi edad es tenerle miedo (o tan siquiera respeto) a alguna ley. Me cago en todas, y en esta en particular.

9 comentarios:

@LenynAlcantara dijo...

Y parece que los conservadores de miércoles que hay en la AN, sólo saben usar twitter, feisbuc y un sistema de blogs.

No saben de que se trata la Internet aún.

Que bazofias.

Zhandra dijo...

Como siempre incisivo, agudo y, fundamentalmente, digno, pues no te interesa quedar bien con el poder.
El meollo del asunto, es que quienes se dicen revolucionarios y apoyan medidas pacatas como esa, ni se enteran que todo lo represivo y normativo se vuelve en contra cuando ya no se ejerce el poder desde el Estado todopoderoso que la revolución se ha encargado de hacer crecer sano y fuerte, en desmedro de la consolidación del poder popular.
No sé si con cierta resignación he aceptado que los medios masivos (todos ellos) se encargan de satanizar a quienes entienden como enemigos, pero con absoluta convicción sostengo que esa insultadera no debilita a nadie y mucho menos socava la moral, traumatiza niños ni nada por el estilo.
Traumática es la vida que muchos de esos infantes llevan. No creo que escuchar insultos o palabrotas haga más miserable su vida, así que la solución no es prohibir los insultos, las palabrotas y las conspiraciones públicas. Estas últimas se fraguan permanentemente desde que Chávez ascendió al poder y no van a dejar de producirse porque no se mencionen en los medios.
Los insultos y las palabrotas, más allá de formar parte de un modo cultural (el de sacarle los trapos sucios al enemigo) no remedia la vida traumática de los que burgueses (rojos-rojitos, azules-azulitos, amarillos-amarillitos, etc.) consideran como poco menos que escorias y rémoras de la sociedad, así que eso de proteger a los niños, niños y adolescentes de la violencia mediática es francamente un argumento risible que, obviamente, más allá de la alharaca que tienen montada, no tiene ningún viso de cumplirse.
Si tanto quieren proteger a los niños, niñas y adolescentes de la violencia en la TV, por ejemplo, ¿por qué coño no prohiben la cantidad de culebras mayameras, mexicanas, colombianas y venezolanas que inundan las parrillas de programación de los canales nacionales? Ah, no, eso no se toca porque "el pueblo está acostumbrado a ver sus novelas". Hipócritas.

Yimmi dijo...

Yo también pensaba eso de que las leyes de mierda no son aplicables, hasta que vi a un pendejo en juicio por llevar una franela dónde se caga en la revolución a un estadio.

Ahora pienso que, igualmente no se van a aplicar, pero están ahí y lo pueden hacer en cualquier momento y a discreción. O llegará, como bien dices tú, un gobierno facho de mierda bien de derecha y noc cogerá a todos.

Gracias por la reflexión.

Juan Manuel Cedeño dijo...

en las dictaduras todas las leyes sin sentido son aplicables

José Leonardo Guaglianone dijo...

Buenas nuevas! :)
http://lubrio.blogspot.com/2010/12/removieron-de-la-ley-resorte-los-puntos.html

Edgar Zurita dijo...

Hasta hoy le sigo compa, mire que habla de la ley resorte y revisa tus condiciones para publicarme un comentario. Compadre usted teme que perdamos el poder, compadre el poder es del pueblo y si el pueblo en verdad lo ejerse nunca lo perderemos. Por lo demas ya estas tirando a la derecha o centro pero menos pa la izquierda. Señor usted tiene su propia ley resorte vamos a ver si publicas el mio por criticarte. Je

Joe Garagnon dijo...

MI pana, Soy un consecuente lector de tus metrallas, aunque no comparta tu chavismo, no por cuestiones de valores. Lo mìo es màs superficial Eso me pasa por calarme tantos alò presidente, provovaron em mì esa sensaciòn de estar ante un show man.Cuando llegue el momento de tu vida, en el que seas condenado a la contrarevoluciòn- (algo similar a lo que el camarada Lenin hizo provocando la aniquilaciòn del constructivismmo ruso, por ser un agente peligroso por ser na amenaza para conciencia revolucionaria¡colectiva). Toda esa caterva de diputados nuevos y alcaldes y gobernadors que estàn por venir "hieden a oligarquìa" Y si Chàvez no entienede que con esas chatarras no vamos ni a la esquina, serà,el momento de reconquistar las montañas insurgentes de hace 50 años

PuebloSurcpp dijo...

Epa perro. Creo que lo bueno de todo esto es que la Ley Resorte, anterior o la que se apruebe, será un saludo más a la bandera de quienes tienen la obligación de justificar los nada miserables salarios que devengan. Mientras, quienes intentamos ejercer el periodismo sin ser periodistas, seguiremos dándole desde nuestra particular perspectiva porque el pueblo no pide permiso... Y si de coños se trata, nada más veamos algunos programas de uno u otro lado que hipócritamente intentan vendernos "verdades".
Que sigan los burócratas sacando bellos artículos a las vitrinas que la dinámica de este pueblo sabe romperlas. Sigan buscando aromatizar la mierda para que la burguesía, pequeña, media y grande, les de el visto bueno. Nosotros, mientras, y desde abajo, seguiremos carajeando, coñoemadreando y puteando este puto Estado de cosas.
Por acá, por Sanare, donde tenemos una hojita, nos acusaron de ser parte de la "Mediática trasnacional avasallante" por no publicar un bodrio del PSUV. La respuesta fue la misma, escriban, saquen ustedes su pasquín que en Caimaneando mandamos nosotros, que lo sacamos, lo pagamos y lo repartimos nosotros con lo que nos da la puta gana de publicar.
Saludos y acá te espera la Zaragoza.
La Guara
La Guara

Anónimo dijo...

Se pudieron haber vacunado contra todo eso que predices, JRD. Y que ocurrira. Pudieron...

Haber colocado el expresarse, hablar y comunicarse (no las concesiones, no los permisos, no las televisoras ya establecidas) como un derecho absoluto en el cual no entraba ni de rebote tombo o funcionario alguno. Pudieron...

Pero prefirieron a un grupo de adecos y milicos (vestidos de rojo y gritando "Revolucion", eso si).

En especial me cago de la risa cada vez que oigo "imparcial, oportuna y veraz".