martes, 20 de febrero de 2007

¡Qué chévere! ¡Caracas será como Londres!

Acabo de leer que el Gobierno de Venezuela, a través de PDVSA, contrató a la alcaldía de Londres para que nos asesore en "transporte, seguridad, vivienda, saneamiento y protección ambiental, manejo de desechos, promoción del turismo y actividades culturales": craso error. Estupidez monumental. Resbalón espantoso por parte de unos funcionarios que dicen trabajar para un Gobierno revolucionario pero que siguen midiendo al mundo, a la sociedad y al país con los parámetros ya fracasados del capitalismo: gerencia, eficiencia, desarrollo. Como si la vida de los seres humanos pudiera cargarse y exhibirse en el portafolio de un yuppie.



Por si no se han dado cuenta, hay que decírselo en castellano caribeño: la hegemonía anglosajona, esa cultura que se considera superior y con potestad para decirnos cómo gobernarnos, nos acaba de meter nuevamente el chuzo. Nos jodieron: nos vendieron, mediante un folletico de Avon, unas "estrategias exitosas" para construir la sociedad, y se las compramos. Nos volvieron mierda. Entre eso y regresar al colonialismo hay milímetros. La dominación empieza por la cabeza.
El despropósito, por parte de los nuestros, reside en creer que si los gerentes y estrategas de Londres nos asesoran Caracas será algún día como Londres. Que vengan y echen unos cuentos sobre cómo "gerenciar" (cómo se pega la maldita palabra, ¿ah?) instituciones dedicadas al turismo y al reciclaje de materiales de desecho, pase. Pero que los estemos contratando para que vengan a explicarnos cosas acerca de la seguridad y sobre las actividades culturales da más arrechera que risa. ¿Hasta cuándo van a intentar aplicar métodos o esquemas que tal vez funcionaron, pero para otras realidades? ¿Cómo es que todavía creen (si es que de verdad se lo creen) que el componente social venezolano reaccionará igual que el de una ciudad europea ante la aplicación de unas medidas y políticas concebidas en un laboratorio social burgués y capitalista? ¿Nosotros no dizque estamos construyendo una forma de socialismo? ¿Se nos está olvidando el fracaso de Alfredo Peña, quien se trajo de Nueva York a un Bratton y le pagó en dólares un nuevo fracaso en materia de seguridad y de recomposición policial?

***

Todo lo anterior, en lo que respecta al tema de la seguridad. Lo del tema Cultura ya rebasa todo límite de bolsería y pazguatez. ¿Qué coño nos van a explicar o a enseñar en el terreno cultural los ingleses? ¿Van a enseñarnos los ingleses a ser "cultos"? ¿Qué filtro o canción cargaban en el cerebro los señores funcionarios en el momento de firmar un acuerdo en el cual un gobierno municipal europeo nos ha de vender un paquete explicativo sobre cómo hacer y querer a nuestra cultura? Que el Estado intervenga en esa hechura espontánea de los pueblos ya es un drama vergonzoso. Que ahora intervengan los ingleses es un asunto al que es preeciso enfrentar como nosotros sabemos. Esto es causal de rebelión, o al menos de enérgica protesta. Eso significa un retroceso histórico de cuyas dimensiones parece que no se están dando cuenta los "abajofirmantes". Da hasta para una modificación del Himno Nacional: "Abajo firmantes, gritaba el señor...".
El Estado venezolano invierte más de la mitad de su presupuesto destinado al sector cultural en mantenerle un sistema de orquestas a un parásito de mierda, a un burro escalador y gangsteril de apellido Abreu; ahora, no conforme con hacerse el paisa respecto a esta gigantesca avería conceptual, el Estado tiene previsto además hacer una inversión extra para que unos londinenses nos expliquen cómo promover los tambores, las bolas criollas, el culto de María Lionza y otras actividades de nuestra cultura insurgente. En todo lo cual, según el parecer de unos altos gerentes de Pdvsa, los ingleses son unos expertos. Yo pensé que lo de Abreu tenía que ver con la habilidad del tipo para hacerse figura grande en cualquier gobierno; ahora me doy cuenta de que el verdadero motor de estas tragedias es el sometdo, el dominado, el temor al poder que sobrevive en cierto funcionariato, por allá arriba.

***

Los sabios y analistas de derecha de Venezuela se han dado banquete, criticando esa misma decisión. Por supuesto. Si han sido capaces de criticar una política consistente en llenar de médicos los barrios y pueblos para que salven vidas, ya uno sabe que están puestos allí para que lo critiquen todo. El punto es que lo han hecho además con el único argumento que su cerebro, también amoldado a parámetros de una sociedad en decadencia, y además devastado por la estrechez pequeñoburguesa que sólo habla en términos de dinero: por ahí andan diciendo que lo malo de esto es que Venezuela le está regalando plata a los ingleses, como si el Estado burgués del que ellos fueron beneficiarios, que ha gobernado a este país durante toda su historia y al que ellos quisieran hacernos regresar, no se lo hubiera regalado antes al proyecto imperial anglosajón.
Ahora tendremos un vago consuelo: el petróleo venezolano irá directo a satisfacerles una necesidad a los pobres de la ciudad de Londres, que los hay. Antes se lo gozaban los señores de la guerra y de las transnacionales. A eso se dedicaron varias generaciones de imbéciles tipo Luis Guiusti, Calderón Berti y demás plaga de corbata y paltó que hoy anda por allí hablando de soberanía como si esa mierda le importara.
Precisamente por esto, sigue siendo necesario desnudar las llagas que sobreviven en la burocracia burguesa del tiempo bolivariano. Adeco con boina roja sigue siendo adeco. La derecha, que se hace la indignada, que siga pujando a ver si detiene con estos pretextos nuestro proceso; nosotros seguiremos pujando pero para liberarnos de estos lastres, para mejorar lo que sea preciso mejorar.
En esa tarea no cabe la misericordia: o les damos con todo o se nos terminan de enquistar en las instituciones fundamentales.

14 comentarios:

RomRod dijo...

el alcalde de Londres es alto pana de Chávez, eso es lo que pasa. Y Londres no es como te la imaginas, es una ciudad inmensa llena de problemas también inmensos que ellos han sabido sortear bien inteligentemente. Y los tipos no son tan burgueses y capitalistas como crees. Son más bien pueblo pueblo común y corriente aunque apoyen a la rancia monarquía imperial o a un tipo como Blair.

JRD dijo...

Y como son un pueblo común y corriente entonces está bien que contratemos al modelo que hizo posible a Blair y a la monarquía Imperial.
Déjate de eso, RomRod. Pareces chavista.

Rob dijo...

Si, que horror imaginar una Caracas con mejores condiciones de transporte, seguridad, saneamiento y protección ambiental, manejo de desechos, etc, etc, etc...

Ironias aparte, y entendiendo tu critica sobre el retroceso cultural...quizas no lo merecemos ¿no? si Caracas se cae a pedazos desde hace años, el transporte es una mierda, hay basura por todos lados, pero a todo el mundo le da igual, pues tendran que ser asi las vainas... Como aqui lo que sobre es dinero (y no ganas) pues tendran que venir unos "imperialistas" a decirnos como hacer, mejorar y promover las vainas que nadie ha tratado de hacer, mejorar y promover.

"La dominación empieza por la cabeza", pues si, pero si aqui somos comodos, y abundan cada vez más esos personajes que tienen como una única aspiración en la vida cobrar una quincena para jartársela en cerveza, y esperar que alguien más haga las vainas, pues ni modo, estamos (y estaremos mucho tiempo) bien jodidos.

Zorabel dijo...

A principios de año estuve visitando el monárquico imperio Blair y de Isabel Segunda, Por la Gracia de Dios, del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y de Sus Otros Reinos y Territorios Reina, Jefa de la Mancomunidad, Defensora de la Fe; que asco!. No había conocido una ciudad europea donde el capitalismo estuviera en su máxima expresión, donde el consumismo fuera tan salvaje.
Ingleses y todos los que viven en esa ciudad, con su actitud superpotente colonialista. No eso no vá en nuestra revolución. A Europa hay que enseñarles el humanismo, sus tratados y filosofías eurocentristas nos sirven solo para colección, pero no para la práctica en nuestra idiosincracia "a nuestro tiempo" y "colectivo". Los más pobres en estas metropolis son extranjeros que en su mayoría viven explotados por el salvajismo del neoliberalismo.
Convenio para que y para quién?...para seguir siendo colonizados? para seguir perdiendo?...que vá, esto no apunta a el proyecto socialista que estoy segura que la mayoria de los venezolanos queremos.

Rob dijo...

Ya va, ya va...

El que vengan unos extranjeros (sean británicos, cubanos, colombianos, iraníes o lo que les provoque) a decirnos como hacer X cosa, puede generar más o menos criticas según lo que vengan a hacer (y según la nacionalidad) por aquello de la soberanía, de que nosotros somos de pinga, que este es nuestro país y aquí las cosas se hacen como queremos…. Fino ¿pero se está criticando vengan unos “imperialistas” a decirnos como hacer las cosas (que nadie ha sabido o querido hacer bien)? O ¿se está criticando el hecho de que alguien quiera poner orden en la pea?.

Londres puede ser la capital y cuna del "capitalismo salvaje" y todo lo que quieran, pero los autobuses se paran en las paradas ¿no?, mal que bien el sistema de aseo publico funciona ¿no?, mal que bien han sabido promover el turismo de su horrible ciudad hasta el punto que gente que aborrece su cultura (por ejm, la autora del post anterior) ha ido de visita a las tierras de la Reina Madre ¿no?.

Entonces, creo que por ahí van los tiros... ¿o es que una "Ciudad humanista socialista y antiimperialista como Caracas" tiene que ser entonces un inmenso y caótico cogeculo donde nadie respeta nada, nadie da 3 lochas por el turismo y le puedes decir al chofer de la camionetica "Sr, me deja por donde pueda" mientras vas en la parte de abajo de la Av. Libertador a las 3 de la tarde?.

O para hacer el cuento más corto: si tratamos de poner orden en Caracas ¿eso nos hace imperialistas?. ¿Socialismo del siglo XXI = despelote y caos?.

Saludos.

alejandra dijo...

bueno duque usted es un aguafiestas! yo me habia ilusionado con estos autobuses preciosos, rojos rojitos de dos pisos con la bandera inglesa de costado transitando por la avenida sucre, brillando bajo la calida luz el caribe y donde en vez de escuchar salsa sentado en asientos destartalados escuchasesmos the beatles en mullidos asientos reclinables. tenia preparados mis tres tachos de basura con bolsas de diferentes colores y que al sacarlas los dias indicados estuvieran en perfecta armonia con los desechos de los vecinos.
pero usted duque ademas de aguafiestas es un maleducado, como se le ocurre poner en duda la buena fe del gobierno ingles.

Kira dijo...

Estoy de acuerdo contigo en una cosa, en que las soluciones las tenemos que buscar nosotros. Me niego a pensar que no tengamos gente capaz y creativa en el país para arreglar sus propios problemas, desde la comunidad o desde el gobierno.

JRD dijo...

Zorabel y demás visitantes: hace rato hablé con un compa que me dio la definición exacta de este disparate: me dijo que acabamos de convenir con el Reino Unido un COLONIALISMO SOLIDARIO.
Eso es: en este continente se han derramado millones de litros cúbicos de sangre tratando de impedir que la cultura "dominante" nos implante fórmulas y maneras de "organizar" la sociedad. Muchos seres humanos han sido masacrados, desaparecidos y exterminados en el intento de explicarle al mundo que cada sociedad tiene herramientas para organizarse a sí misma. Pues bien, ahora viene el gobierno rrrrrrrrevolucionario, no sólo a permitirles que lo hagan, sino además a pagarles para que lo ahagn. Una belleza.

Rob. No te gusta el desordes de Caracas, ¿cierto? Respóndete tú mismo lo siguiente ahora: ¿quién "nos ayudó" a crear una ciudad donde el 90 por ciento de los ciudadanos tienen que comer mierda? ¿Los cubanos, los indígenas o los europeos?
Te lo pregunto de otra forma: ¿fue el comunismo el que hizo de nuestras ciudades repositorios de gente excluida, descontenta, rabiosa y sin ánimo ni tiempo para construir espacios amables? Otra: ¿de verdad la cultura, el "orden" mental responsable de nuestra tragedia como colectivo, ¿ahora va a ayudarnos a resolver los peros que ellos crearon, a cambio de más petróleo del que ya se llevaron por las malas?
Como siempre, te invito a que te lo resondas tú mesmo, no que me lo respondas a mí o a los lectores de este blog.

Bueno, Alejandra, qué le vamos a hacer. A algunos no nos enseñaron a respetar. Creo que además eso es incurable. Desobedientes nos hicimos y Desobedientes nos morimos. ¿Cierto?

Kira. Si yo quisiera "adoctrinarte" o al menos informarte de las razones por las cuales vale la pena ser chavista, te pediría que internalizaras esa reflexión tan hermosa que acabas de hacer. Nunca como ahora es posible, sin que nos escoñete la Disip como lo hacía antes, que los ciudadanos inventemos una sociedad desde abajo, desde el ciudadano común. Y empujo un pelín más allá: no son los ingleses ni los burócratas o gerentes chavistas o antichavistas los que van a regalarnos una ciudad habitable: somos nosotros o somos nosotros. No hay escapatoria. Anarquía o muerte; después hablamos del socialismo.

Anónimo dijo...

En primer lugar, creo que la fórmula que se usó para la recuperación de los espacios patrimoniales en Ciudad Bolivar, es una mejor propuesta. Consiste en preparar a las personas que viven en las zonas a recuperar (patrimonialmente) es decir intentar usar los mismos materiales y técnicas que se usaron en la construcción de esa ciudad, el trabajo fue orientado por la comunidad y en algunos casos se contrataron profesionales de diferentes ramas y especialistas en el área de recuperación de patrimonio histórico; ahora, la violencia y la educación para el mantenimiento de una ciudad tan compleja como Caracas; en donde se dieron permisos de construcción a todo el que "se bajaba de la mula" y es absolutamente caótica, al tiempo que renunciábamos a nuestroas espacios compartidos por todo el del oeste y sentir que Caracas hasta la urbina porque con Petare no queremos nada, es lo que me lleva a un segundo plano; mas de una vez escuché a gente con tremendos titulos universitarios, que Caracas llegaba hasta Chacaíto (desde esl Este por supuesto) ahora el poco de escuálidos dolidos por tu indignación quieren vivir en Londres sin pensar en que la respuesta puede ser Liverpool; es decir quieren cambiar Caracas sin conocer la Pastora ni el 23 de enero. En Fín, hay gente con tan poco sentido común que es el único que tiene la respuesta y se las sabe todas, seguro lo aprendió en una universidad;pero que al hablar de los venezolanos habla de los otros, de los mezclados, de los ordinarios, de los jodedores, nunca de alguien tan excelso culto y parecido a un Lord inglés como él. Pues compatriota, para el más indigente de ese país usted seguramente es un paria Sudaca que le cae muy bien en cualquier sitio que no sea su país. Ubiquense y dejen de ser tan lamebotas.

Ivan Sotomayor dijo...

Hola, sr. Duque; feliz retorno a la bloguería. Veo que lo que ud. hizo fue tomarse unas merecidas vacaciones.

***

Mi opinión respecto al tema es que no veo lógico ni justificado que el Gobierno Bolivariano le pague a la Alcaldía de Londres para que vengan sus supercivilizados funcionarios a decirnos cómo ser gente. Me parece una falta de respeto a nuestra inteligencia; una demostración de poca confianza en nuestra capacidad de hacer lo correcto, y hacerlo bien.

De nuestras universidades e institutos tecnológicos salen muchos jóvenes con exelentes ideas sobre cómo combatir los flagelos que hacen insoportable la vida en las grandes ciudades venezolanas.

Sería bueno que el gobierno, en todos sus niveles, les pare bolas y eche a andar sus proyectos.

Y si hay un ejército de muchachos y muchachas repartiendo bombillos ahorradores de electricidad, de forma voluntaria y muy eficiente, ¿por qué no crear una forma de organización para el tratamiento de nuestros desechos sólidos?

¿Será que los venezolanos somos demasiado idiotas como para saber diferenciar una botella de vidrio de un pedazo de cartón?

Anónimo dijo...

Ah! se me olvidaba, por lo menos los españoles tuvieron que echa el remo parejo pa cambiarnos espejitos por pepitas de oro, ahora somos nosotros los que nos subimos a un avión pa´seguir quedando igualitos en la negociación

Anónimo dijo...

La verdad es que no se muy bien quien nos puede asesorar para mejorar la ciudad.Lo que si creo es que la propuesta inglesa no se debe parecer a nosotros. En eso estamos requete de acuerdo. Hay cosas que ya yo hubiese hecho sin necesidad de mucha asesoria: mantenerla ciudad limpia. Ciertamente un plan de reciclaje no necesita muchas neuronas. Ni cerebros del primer mundo. Pero si camiones pasando a la hora. Y gente pendiente de que la basura no la ahogue. Hay otra que ya tambien hubiese hecho: ordenar el transito. Esto implicaria un trabajo arduo de educación, con los motorizados, con los choferes de camionetas, con los conductores de autos particulares.
La ineficiencia, la incapacidad para hacer hasta las cosas mas pequeñas, no tiene que ver con la derecha o con la izquierda. Lo que si es cierto es que la derecha de una forma y la izquierda de otra. Lo arrecho es que en Caracas no se hace casi nada. A juzgar por lo que uno ve. Hay algunas tareas que solo necesitan voluntad politica. Me parece insolito que el alcalde de Caracas, por ejemplo, despues de haber declarado ene veces que era imposible sacar a los buhoneros de la plaza diego Ibarra o de Sabana Grande, lo haya hecho ahora tan rapidito. De problema de Estado, de planes integrales, hablaba para justificar su permanencia. Hace poco escribi que no dudaba que los sacara, pero que la reubicacion no se haria.Y algo de eso se esta viendo, lamentablemente. Que se jodan los buhoneros, porque ahora Chavez dio permiso. Darse cuenta que un alcalde asi no es bueno para la ciudad, no necesita asesoria. Digo yo.
Saludos
Mercedes Chacín

JRD dijo...

De ahí la propuesta de fondo, Mecha: se acabó la hora de los alcaldes, llegó la hora de los pueblos.

Toparquía dijo...

¡La Hora de los Pueblos!
En este sentido recomendamos revisar la experiencia de los Camaradas de Hornos de Cal que sin mediación ni de gobiernos, ni de universitarios, ni de oligarquias traidoras, ni mucho menos de los Lords Ingleses; resuelven sus problemas, por sus propios medios.
Lo curiuso del proceso, es que de un solo problema puntual que enfrentaron, está surgiendo una movilización colectiva, horizontal, incluyente. Que les está cambiando la dinámica de la vida social del barrio. A niveles que no se imaginan, amigos. Nosotros solo hemos sido testigos.
Confiamos que este caso no sea una singularidad. En las entrañas de Caracas, estas experiencias se están multiplicando, a espaldas de funcionarios, y de Colonialistas Culturales.