domingo, 18 de noviembre de 2007

El Día del Estudiante y la rabia de los pueblos

Serie: Caracazo (Frasso)
_________________

Cecilio Canelón

La nueva fantasía del antichavismo quiere igualar a 1957 y a 2007. Se han creído el cuento de que esto es una dictadura y que ha de caer como cualquier dictadura. Una parte ínfima del movimiento estudiantil está en plan de agite y desenfreno declarativo, y detrás de ellos hay viejos irresponsables que han convencido a varios de esos muchachos de que sus esporádicos desmanes califican como inicio de una presunta “insurrección popular”. Les han hecho creer (no sólo a los estudiantes sino a más de un despistado) que si salen a la calle cada semana, en poco tiempo las masas se pondrán a su lado y el Gobierno caerá. Pudiera valer la pena aclararles algunos asuntos que tienen que ver con las rebeliones verdaderas.

En 1957 la sociedad en pleno estaba para ese momento madura para una rebelión, y la descomposición y el desprestigio de las estructuras de poder contribuyeron con la entrada del termómetro político y social en situación de ebullición. Desde el 21 de noviembre hasta el 23 de enero Pérez Jiménez se enfrentó a una crisis de gobernabilidad. El 23 de enero se convirtió entonces en fecha emblemática, y el 21 de noviembre fue declarado en el 58 “Día del Estudiante”.

Los pueblos no se levantan a causa de un llamado o una provocación cualquiera, sino cuando la Historia lleva a los países a situaciones de desborde inevitable. Contrariamente a lo que suele aceptarse, el 27 de febrero de 1989 no fue el primer alzamiento masivo de ciudadanos de esa etapa final de la seudodemocracia. El estallido original, el big bang que alcanzó su máxima expresión el 27-F y días siguientes, tuvo su epicentro, también, en el movimiento estudiantil. El 13 de marzo de 1987, con un pueblo venezolano harto de adecos y copeyanos, tuvo lugar un episodio que cualquiera pudiera llamar “menor”. Un estudiante recién graduado de Ingeniería de la ULA, de nombre Luis Carvallo Cantor, celebraba con sus amigos por las calles de Mérida, y en un momento del recorrido se detuvo a orinar en el garage al aire libre de una quinta. El dueño de ésta, un abogado de nombre Bernardino Navas, salió al oír un ruido y mató de un disparo al muchacho. Ese simple hecho, el asesinato de un muchacho embriagado, originó una explosión de rabia de tal magnitud que muchos analistas opinan que no ha culminado aún: el “Marzo Merideño” fue la primera gran manifestación del final de la “democracia” representativa. Mérida fue militarizada, pero la pólvora se regó por todas las grandes ciudades de Venezuela.

La derecha venezolana, ignorante de los resortes profundos que mueven a las sociedades, andan estimulando a los jóvenes para crear un clima parecido a aquél, pero no han tenido ni tendrán éxito porque la rabia del pueblo se ha convertido hoy en creación a favor del Proyecto Bolivariano, y sigue cruda y latente contra las fuerzas del pasado.

De nada le sirvió a la derecha dar un golpe de Estado, porque el pueblo está con Chávez. De nada le sirvió paralizar la producción y el comercio del país, porque el pueblo está con Chávez. De nada le sirvió animar a unos militares indignos para que hicieran un picnic de asesinos e imbéciles en la Plaza Altamira, porque el pueblo está con Chávez. De nada le sirvió satanizar al Poder Electoral en el referendo y las elecciones, porque el pueblo está con Chávez. De nada les ha valido convertir a sus medios en laboratorios repulsivos de propaganda mentirosa, porque el pueblo está con Chávez. De nada les sirvió manipular el asesinato de dos estudiantes en la Universidad del Zulia, en una pelea entre facciones antichavistas, para hacerlo ver como un crimen del Gobierno, porque el pueblo está con Chávez.

Un querido amigo merideño lo resume con una frase a la cual no le falta verdad: “A un amigo borracho lo mataron y nosotros hicimos una rebelión que cambió al país; ellos mataron a una niña linda para culpar al Gobierno, y en este país no pasó nada”.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

"... los resortes profundos que mueven a las sociedades..." ¿Incluirá eso la última meadita del graduado merideño? Me dirás que si en una de mis travesías por mi sórdido barrio me mata un malandro el culpable será algún coñoemadrísimo rico o acaso el "sistema", que es como culpar a Dios.

JRD dijo...

Qué lamentable la incapacidad de cierta gente para entender textos escritos. Impresionante.

Nicolau dijo...

ya veo que tu publicaste mi comentario, es tu blog, estás en tu derecho, no obstante como comunicador sabes que tus opiniones pueden influir en un público.
Lo irracional es colocar una revuelta absurda de los antecedentes del delincuiente Nixón Moreno, entre las páginas históricas construídas por los estudiantes y por el pueblo.
Tu poder de veto en tu blog a veces podría coincidir con ciertos privilegios en la onu o ciertas cosas de globomierdavisión.
Dirás lo que quieras pero mis posturas son desde un punto de vista progresista.
Y tus frases prepotentes te hacen parecer tan mario 'silva y tan matacura al mismo tiempo.

JRD dijo...

Nicolau. Yo no llamaría "revuelta absurda" al movimiento que detonó el cambio de una a otra Venezuela. Y eso de asumir que el Nixon es el dueño o jefe de ese movimiento no me parece progresista pero ni de vaina. Atribuirle jefes a una revuelta de esa magnitud es como buscarle comandantes al 27-F.

Te explico algo sobre lo que llamas "poder de veto" en este blog. La llamada "blogósfera" venezolana está compuesta más o menos en un 80% por vergajos de derecha o desubicados que creen que la libertad de expresión consiste en que un chavista dice pío y entonces vienen ellos en cayapa a volver mierda, no a ti ni a tus argumentos, sino a un espacio concebido para debatir. Hace rato decidí:

1) Suprimir los comentarios que intentan atribuirme vergas que no he dicho o hecho. Aquí viene cada mamagüevo a responsabilizarme por los errores reales o ficticios del Gobierno, y en general del comunismo, y yo no tengo tiempo para cazar peleas con esa clase de oligofrénicos y burros esenciales.

2) Suprimir los insultos que provengan de personas que yo no he insultado. Yo sí tengo la boca sucia, cómo no. Pero hay que ubicarse: si yo le digo fascista y güevón al "rey" Juan Carlos nadie tiene por qué venir a insultarme, a menos que sean el propio "rey", su familia, su novio o su abogado. Hay una diferencia obvia entre una figura pública con altas responsabilidades políticas y un ciudadano común. Échale un ojo a las secciones de comentarios de este blog: allí leerás opiniones degradantes de los ilustres visitantes (muchos de ellos anónimos) sobre gente que pertenece a nuestra memoria histórica revolucionaria: el Ché, Fidel, Camilo Torres, Sandino, el propio Chávez. Allí he dejado esos comentarios, ya que si bien me desagrada que un estúpido escondido detrás de una computadora crea tener la estatura moral para insultar a esos Quijotes, lo que ellos dicen no me degrada como persona. Son ciudadanos ejerciendo su derecho a expresarse como les dé la gana de quien le dé la gana.

3) Tratar a los anónimos de acuerdo con la proporción de su cobardía. Al anónimo lo trato a carajazos, sobre todo si lo que dice es una estupidez; al que se identifica plenamente pudiera aguantarle más de un insulto, ya que ese tipo está dando la cara y cuando uno es bocón está corriendo responsablemente el riesgo de que se la partan. Yo suprimo diariamente entre diez y veinte comentarios de enfermos que sólo quieren volcar aquí sus frustraciones profesionales, políticas o de tipo sexual. Digo, si yo soy el moderador de este blog (no su "dueño", como dicen por ahí) creo tener derecho a decidir cuál es el "espíritu" de este espacio. Su línea editorial, su contenido predominante.

Pese a todo lo anterior, si tú revisas la sección "comentarios" verás que son muchos más los comentarios de gente que me adversa
que la que me respalda. Eso no es poder de veto, eso es una medida elemental de higiene.

Finalmente, a cada quien le queda la opción de publicar en su propio blog lo que siente en mi contra, lo que le dé la gana, y yo por lo general no intervengo en esas masacres. ¿Tienes algo que decir contra el Duque? Bueno, desahógate en tu blog. Muchos lo hacen, y yo no he perdido el sueño ni la salud por ello. ¿Has revisado alguno de los blogs de bichos que están obsesionados con mi persona? Haz clic aquí y dale un vistazo a éste.

JRD dijo...

Epa Nicolau, sí hubo un comentario tuyo que no publiqué, pero fue por error y no por vetar su contenido. Es este:

Nicolau ha dejado un nuevo comentario en su entrada "El Día del Estudiante y la rabia de los pueblos":

coño, de ese trece de marzo, anárquico y absurdo, nacieron criminales como Nixos Moreno, con esa historia yo no me identifico, hay miles de páginas gloriosas movilizadas por el movimiento estudiantil venezolano, para hacer del rigen del partido paramilitar de Nixón Moreno una gesta histórica

Nicolau dijo...

bueno, eso de línea editorial es una línea tan fina como profunda, no sé si me explico, pero bueno, mi molestia en el segundo mensaje fue porque no publicaras algo que para nada te ofendía nia ti, ni a los progresistas. Denominé revuelta absurda lo de la meada y sus consecuencias. No denominé al mamaguevo de Nixon Moreno como jefe o comandante de eso, quise decir que de lo absurdo y desideologizado de esa protestas de marzo trece, desembocan el M13 y sus características de partido paramilitar que hoy conforma, ellos fueron totalitarios desde siempre, violentos contra grupos de izquierda en la ULA y hoy son violentos contra nosotros, congtra la vida y el pueblo.
Lo que me molesta es que alguien coloque esa fecha del 13 de marzo como antecedente de una rebelion popular profunda y espontánea como la del 27 de febrero.
Pero bueno, es tu opinión, es TU BLOG, pero como usuario que consume una opinión e información que ofreces pues tengo derecho a reclamar, como lo haría en aporrea, como lo he hecho ante los medios fascistas y ante las oficinas de prensa del PSUV (VTV y VIVE).
gracias por tu atención.
Ya se que fue un error la no publicación del primer comentario.
Chau.

"para hacer del rigen del partido paramilitar de Nixón Moreno una gesta histórica" aquí comertí un error, entre otros muchos, es origen, no rigen.

JRD dijo...

La rebelión del 27-F fue "rebelion popular profunda y espontánea", y la del Marzo Merideño fue "desideologizada". ¿Cuál fue la ideología del Sacudón?

Yo creo que las rabias del pueblo no necesitan de una brújula política o ideológica para desatarse. Los estallidos sociales ocurren porque sí, no porque un jefe llegó y abrió la boca. Las masas (o multitudes, dice Negri) construyen y destruyen al margen de las vanguardias. En eso están emparentados ambos estallidos: nadie organizó lo que comenzó en Mérida ni lo que comenzó en Guarenas. Si no hubiera sido el muchacho meando o el aumento del pasaje, pudo haber sido una violación o el choque de dos carros. Lo decisivo no es el detonante sino el acumulado que rebosa el vaso.

Es el punto que quise explotar en mi escrito. Por supuesto que tienes todo el derecho a no estar de acuerdo. Y también a decir vainas que demuestran profunda amplitud y tolerancia, como por ejemplo: Lo que me molesta es que alguien coloque esa fecha del 13 de marzo como antecedente de una rebelion popular profunda y espontánea como la del 27 de febrero. ¿Por qué tiene que molestarte en lo personal?

Khabiria dijo...

Como te entiendo Duque ... no te imaginas como te entiendo....
Iba a escribir sobre el Dia del Estudiante pero era como llover sobre mojado y luego de leerte suscribo lo que dices... lo demás, sin comentarios...
Un abrazo grande!

PD: Gracias por el dato del otro dia, ya resolví todo!
;)