jueves, 3 de mayo de 2007

Mocho del oído

Siempre he tenido a la mano, para justificar mi incapacidad para bailar bien o aunque sea decentemente, unas cuantas excusas: mis genes gochos, el insuficiente empeño de las novias que han intentado convertirme en buen bailarín, lo innecesario que resulta ser bailador si se es salsero, sobre todo cuando uno sabe que Alberto Naranjo, creador de El Trabuco Venezolano y otros monumentos de la música, baila peor que uno.
Pero nada, todo eso se me acaba de ir a la basura. Bastaron sólo los segundos iniciales de este video para desbaratarme los pretextos. No hay que tener una muela en el oído o tener dos pies izquierdos para bailar horrible, no señor: definitivamente, hay que ser mocho del oído para no entrarle al baile con saoco.


2 comentarios:

ROXANA dijo...

Hola amigo este video me dejo encantada con estos salseros es que nostros siendo completos en todos los aspectos nos quejamos tanto y este hombre es maravilloso no tiene ningun complejo, me encanta tu blog todo lo que escribes jejeje, saludos, sigue escribiendo...

Luis Rausseo dijo...

Lo único malo es que es mocho de la izquierda.
Tu blog es del carajo. Seré asiduo visitador del mismo de ahora en adelante.